Los  Anestesiados

Fabian Mendoza A.

Los  Anestesiados

@fabianmendoza

Los Anestesiados Columna de Fabian Mendoza A. Clic para tuitear

Un sector de la opinión pública está sediento de sangre. Necesitan que Uribe caiga y quieren verlo tras las rejas. Se sostienen de las pruebas que presenta Daniel Coronell cada 8 días en su columna de la Revista Semana, que luego de ser un contenido pago exclusivo, vuelve a ser abierto al público. Se sorprenden por audios y videos que a cuentagotas va publicando en cada artículo, pero están tan anestesiados por su odio al expresidente, que no se dan cuenta que esas grabaciones en realidad no dicen mucho y menos lo comprometen.

La semana pasada el país se conmocionó por la citación a indagatoria del expresidente Álvaro Uribe por parte de la Corte Suprema de Justicia, por supuesta manipulación de testigos. Todos los días se ven nuevos documentos y videos, audios y columnas que dejan ver lo que parece un entramado al más alto nivel del poder político y judicial nacional.

El periodista privilegiado por la justicia, al que le llegan todos los audios, todos los videos y todos los documentos es el que columna tras columna, en dedicación exclusiva y a tiempo completo, alimenta la sedación de todos los que sueñan con ver a Uribe tras las rejas.

Están ellos tan adormilados que no tienen el criterio para ver la información que se presenta en diversos medios, tanto los acusados de ser afines al uribismo, pero que no han hecho otra cosa que presentar las diferentes versiones de las partes (lo cual ahora es ofensivo para algunos), como los medios que siempre han sido los críticos más ácidos del expresidente. Estos últimos no han tenido otra opción, ante la andanada de información que ahora circula por todas las unidades investigativas.

Por supuesto el efecto del sedante implica omitir esa información que está circulando y termina por ratificar la inocencia de Uribe, y el ardid que han fraguado sus contradictores Clic para tuitear

Por supuesto el efecto del sedante implica omitir esa información que está circulando y termina por ratificar la inocencia de Uribe, y el ardid que han fraguado sus contradictores, para solo apreciar la que en un esfuerzo un tanto deprimente, narra una historia de culpabilidad pegada con ese fluido líquido de reacción alcalina, algo viscoso producido por las glándulas salivales en la cavidad bucal.

Están tan anestesiados que no ven lo evidente, como, por ejemplo, el hecho de que Coronell presente unos audios y videos en los que se escucha a Pardo Hasche decirle cosas a Monsalve, quien graba, pero no se muestra ni entiende el contexto de la conversación, ni qué le pregunta Monsalve a Hasche para dar dichas respuestas. Lo mismo sucede con la conversación de Monsalve con el abogado Cadena, en la que parece que el jurista hablara con la pared, ya que no se escucha a Monsalve musitar palabra alguna. ¿Tener la conversación completa no ayudaría a entenderla mejor? No, para los insensibilizados.

Tan adormilados por el odio, que no consideran extraño que el director del INPEC no tuviera ni idea de cómo Monsalve ingresó el reloj con el que grabó los videos, y que para la Corte sea lo más normal del mundo confiar en un criminal como Monsalve antes que en el director de la Cárcel y el del INPEC, para realizar básicamente labores de inteligencia y que ese preso les entregue unos videos los cuales, por lo que se ha visto están cortados o editados por quien han confiado la realización de dichas grabaciones. Eso para no pensar mal y asumir que han sido otros quienes los han editado para filtrarlos a medios.

Tampoco les parece raro que en lugar de que la Corte confíe la mejora del audio de dicho material, el cual estaría grabado en una calidad deficiente, a la RTVC, en lugar de enviarlo al CTI, entidad idónea, no solo en experiencia, equipos y software para realizar el trabajo, sino que también cuenta con el protocolo estricto que una cadena de custodia implica. Esto último, si lo recuerdan fue la razón por la cual esa misma Corte, años atrás, desestimó los computadores incautados por el Ejército, en la Operación Fenix, que dio de baja a Raúl Reyes. Personalmente recuerdo los videos de la operación en donde se veía cómo ese material incautado fue introducido en unos maletines, especialmente hechos para surtir el protocolo de cadena de custodia, la cual de hecho fue validada en su momento por la Interpol, certificando que los equipos y las USBs no habían sido alterados o manipulados posterior a la fecha de la operación. Parecía una película de James Bond. Todo muy estrambótico. Para la Corte, sin embargo, nada de esto valió y se excusaron en que la incautación la había realizado el Ejercito y no la Policía Judicial. ¿Será que Monsalve es ahora miembro de la Policía Judicial y no nos habíamos enterado?

Para los anestesiados es completamente natural que quien recibió el material en RTVC y se le encomendó la tarea de editarlo, sea la hija de un exguerrillero del M 19 y que ella misma, sea una acérrima crítica de Álvaro Uribe y qué, de acuerdo con lo trascendido, le haya ocultado a su propio jefe que había recibido tan delicada y particular solicitud directamente de la Corte Suprema de Justicia y el Magistrado Barceló. Muy adormilados, tanto que no les parece extraño que tan delicada solicitud se le haya confiado a un mando medio de esa entidad y menos extraño para ellos que el magistrado no hubiera oficiado directamente al director de RTVC, para ponerlo al tanto de ese procedimiento.

Dentro de los documentos filtrados, de la respuesta de RTVC al encargo, se indica que el archivo entregado para su reparación fue un video en formato AVI con una duración de 18 minutos y 32 segundos. Pero de ese video no se conocen más de 3 o tal vez 4 minutos en total. ¿Por qué? 

Tienen que estar dopados de rencor, que les parece lo más natural que al consentido de la Corte, le filtren las grabaciones en las que se escucha a alias Caliche decirle a Monsalve que habló con el representante Álvaro Hernán Prada, quien según alias Caliche le insistía que hicieran una grabación de la retractación y que incluso le habían puesto en altavoz “al viejo”, refiriéndose al expresidente, pero no se preguntan donde están las grabaciones del representante Prada hablando con alias Caliche en esos términos, ni tampoco la grabación en donde se escucha en altavoz hablando “al viejo”. También desestiman como parecieran hacerlo los representantes de la justicia, los chats del representante Prada que demuestran cómo, quien insiste en muchas ocasiones en que Prada se entreviste con Monsalve es el propio Caliche. De hecho, esos chats revelan que mientras un día, Alias Caliche le habla a Monsalve diciéndole que tiene toda todo listo con Prada y “el ex”, simultáneamente, le escribe a Prada tratando de convencerlo, pidiéndole que le ayude para que envíen un abogado a tomar la declaración a Monsalve, demostrando que de hecho no tenía confirmado nada y que hasta ese momento solo estaba intentando o empezando a hacer un contacto, que de acuerdo a lo que ya ha comentado a un medio, había sido de su propia iniciativa.

Al escuchar o leer las columnas de periodistas como María Isabel Rueda quien afirma que al leer el auto de indagatoria de 219 páginas no encontró la evidencia concreta en la que se evidencie claramente que el senador Álvaro Uribe Vélez manipuló testigos, solo atinan a decir que es una periodista uribista, pero omiten el hecho de que Rueda en temporada de elecciones, abiertamente expresó su decisión de votar por Germán Vargas Lleras y solo en segunda vuelta se decantó por Iván Duque, la cual fundamentalmente, considero la elección natural de alguien con algo de amor por el país y tres dedos de frente, ante la otra alternativa.

Están como aturdidos por su ira que solo atinan a decir cosas como: “Uribe tarde o temprano pagará por sus pecados… Justicia Divina”, solo por citar comentarios aptos para horario familiar. Ellos no saben cómo, solo saben que Uribe tiene que pagar, no saben bien qué, pero algo debe pagar algún día.

 

Tal vez sea la Justicia Divina la que está destapando el entramado más grotesco de conspiración política que el país haya presenciado.

Las proporciones de la conspiración son insospechadas y espeluznantes, como lo dejan ver las revelaciones de contrainteligencia publicadas por el periodista Gustavo Rugeles, quien suele destapar escándalos de corrupción que en un principio parecieran no ser ciertos y casi fakenews, pero que muy pronto se confirman y vuelven realidad. Eso es lo más aterrador de ese informe expuesto por el periodista, en el que se habla de valijas con 5 millones de dólares en los baúles de algunos magistrados asistentes a una reunión secreta y que serían el pago por encarcelar a Álvaro Uribe. Dinero que sería entregado por el congresista Iván Cepeda en nombre de las FARC, a los magistrados que aceptaran el encargo.

El informe confidencial es extremadamente alarmante y deja ver que los implicados en la maquinación ni siquiera están en las más altas esferas del poder; son el poder.

El informe confidencial es extremadamente alarmante y deja ver que los implicados en la maquinación ni siquiera están en las más altas esferas del poder; son el poder. Clic para tuitear

Es tan inverosímil y difícil de creer la historia que aún si fuera cierta, sería muy difícil de corroborar dado el nivel de los implicados. Solo alguien desde adentro podría prender el ventilador y eso no será tan fácil y posiblemente tampoco concluyente.

Pero para los semidormidos, es natural que un documento tan inverosímil desate amenazas al periodista que lo publica y su familia, además de demandas, por cuenta del congresista Cepeda y quedar en la mira de la Corte Suprema de Justicia. ¿Lo natural no sería simplemente negar algo que no es cierto?  O acaso, ¿sí es cierto?

Sin embargo, hay algo más que revela Rugeles que podría darle un giro inesperado a todo y es la información de que existen 2 magistrados que, en estos momentos, con total protección y confidencialidad, están entregándole información a la DEA sobre esta y otra información sensible.

Aquí entonces se podría entender ¿por qué, de acuerdo con lo denunciado por el expresidente Uribe, el montaje contó con el apoyo del MI6 de Inglaterra? Tal vez no le tenían la confianza suficiente a las agencias americanas, que, según dicho informe, no le jalaron a la vuelta del complot contra Uribe.

Una historia muy estrambótica, pero para los soñolientos sería algo normal que por ejemplo, el periodista Gonzalo Guillén “bajara” temporalmente de su portal “La Nueva Prensa”, los artículos en donde desde el pasado mes de Mayo ya hablaba de información sobre cómo la Corte Suprema de Justicia tenía ya de un ala, la encarcelada de Uribe gracias a una operación que había contado con el apoyo de una agencia de inteligencia europea. Al parecer, luego de ser descubierto en redes sociales, debido a que la información continuaba visible gracias a la función de Caché de Google, y para que los mal pensados no lo vieran como intento por desvirtuar la hipótesis del MI6 de Uribe, los artículos nuevamente fueron publicados.

La Corte Suprema de Justicia luego de la andanada de información que se hizo pública dando cuenta de las inconsistencias de su auto y debido a una recusación hecha por los abogados del expresidente, decidió suspender el proceso hasta dar respuesta a dicho recurso, lo cual le da un poco de respiro tanto al Dr Uribe como al representante Prada quienes habían sido citados a rendir declaración a inicios del mes de septiembre, es decir un mes después de conocer que eran citados a indagatoria.

La corte los había sentenciado ya, a preparar en 30 días calendario, la defensa de un proceso con 8 cuadernos, con más de 600 folios cada uno y cerca de 1.000 horas de grabación. Un tratamiento digno y propio de la justicia colombiana. Pero para los anestesiados de odio es un manejo completamente normal en el que no ven ningún sesgo ni mala intención. Todo para que se haga “justicia divina” y se les cumpla el sueño.

Finalmente, y felizmente, el expresidente Uribe, decidió no renunciar al Senado, pero para los que en principio su anuncio de renuncia era una clara intención de eludir el proceso en la corte, para que su caso pasara a la justicia ordinaria, como si eso fuera mejor en algo, ahora que renuncia a renunciar, es una falta respeto por retractarse y quedarse ejerciendo sus funciones en el senado, por las que fue elegido con más de 800.000 votos, convirtiéndolo en el senador más votado en la historia del país. Muy embotados de odio sin sentido.

 

 

 

 

 

 

Articulos Relacionados