¿Caso cerrado o caja de pandora?

David Name Orozco

¿Caso cerrado o caja de pandora?

@DavidName7

¿Caso cerrado o caja de pandora?. Columna de David Name Orozco. @DavidName7 Clic para tuitear

 

 

Hace unos días nos enteramos de una sentencia emitida por la Corte Constitucional de la República de Colombia (Sentencia T-364/18) que pareciera que hubiera sido extraída de un programa jurídico muy extravagante y atrevido que sale en la pantalla chica con el título parcial de esta columna de opinión.

La sentencia hace reintegrar a dos estudiantes (un hombre mayor de edad y una mujer menor de edad en el momento de expulsión),a las filas académicas de la Escuela Militar de Suboficiales Sargento Inocencio Chincá (EMSUB), gran institución que forma todos los suboficiales del Ejército de Colombia.

La causal de expulsión de dicha institución fue que los dos estudiantes fueron grabados teniendo relaciones sexuales en un aula de clases por otro estudiante que en ese momento estaba asignado por sus superiores a ser “centinela” para ejercer su tarea de vigilancia y control del campus militar.

Lo que el centinela vio lo impulsó a iniciar una grabación de vídeo para tener pruebas sobre la falta ética y de valores que estos dos estudiantes hicieron con su acto. De hecho, el centinela inmediatamente reportó el incidente y entregó el vídeo a sus superiores para que ellos tomaran cartas en el asunto.

Los dos estudiantes fueron sancionados por el Consejo Académico de la Escuela Militar, con en el Acta 7776 del 21 de julio de 2017, la cancelación de la matrícula y la pérdida del cupo de cada uno de ellos.

Según los “fundamentos del amparo” de la sentencia, se estipula que los “derechos fundamentales a la vida, la integridad personal, la igualdad, al honor, la intimidad y el habeas data, la honra, de petición, a la libertad de escoger profesión u oficio, al debido proceso y la doble instancia”, fueron vulnerados hacia los dos estudiantes.

¡Todos estos derechos son importantes en un estado social de derecho, pero lo que se tiene que ponderar seriamente en esta sentencia dada por la Corte Constitucional es que ha abierto la caja de pandora!!

Además, estos “fundamentos de amparo” me parecen estar llenos de cinismo cuando leemos “honor, integridad y honra”. Según los dos estudiantes, sus derechos fueron vulnerados porque ese vídeo fue hecho sin su consentimiento. Más bien, ellos mancillaron el honor, la integridad y la honra militar con sus actos.

La Corte Constitucional no se imagina lo que le ha hecho al país con esta sentencia. Los derechos fundamentales de las personas no pueden estar por encima de los reglamentos internos, manuales de convivencia de las instituciones académicas o de formación, ni mucho menos por encima de los valores y principios que tanto necesita nuestra sociedad.

Esta sentencia valida los anti valores y la falta de disciplina que vive Colombia. ¿Como es posible que se reintegren estos dos estudiantes a la institución después de semejante falta ética? Pregunto, que precedente se crea para los actuales y futuros estudiantes dela Escuela Militar de Suboficiales del Ejército de Colombia y a todas las instituciones académicas de nuestra nación.

Lo más peligroso de todo esto es que la sentencia deja sin efecto el proceso disciplinario que las directivas de la escuela militar iniciaron en contra de los estudiantes. Aun cuando, según el reglamento académico y disciplinario de la EMSUB, los dos estudiantes vulneraron el artículo 82 de él.

Esto deja sin piso disciplinario a los directivos de los colegios, universidades, e instituciones de aprendizaje para con los estudiantes. Esta sentencia es licencia para la permisividad a los estudiantes en los campus académicos.

Ya tenemos suficientes ejemplos de esta permisividad institucional como lo que sucedió con la “plebedad” de Mockus del 20 de Julio de este año; No queremos que pase al ámbito académico o formativo de nuestra amada Colombia. Por último, lo más grave de todo esto es que el incidente fue entre un adulto y una menor de edad.

Articulos Relacionados