Cocktail. Conjeturas deliberadas e intervencionismo en Venezuela

 

Cocktail. Conjeturas deliberadas e intervencionismo en Venezuela. Columna de Juan Sebastián Gutiérrez Herrán. @SebastianGutih1 Clic para tuitear

@SebastianGutih1

 

Pulula por estos días en el Senado de la república, como aliciente fundamental, a una “transformación” al clásico modelo de sistema de seguridad social en general condensado en los 4 libros de la ley 100 de 1993, en ello no entraré en materia. Como mencionaba algunos senadores gestan entonces proyectos de ley que buscan mejorar las dinámicas institucionales ya vigentes, sino que también buscan innovar en la construcción de una democracia sostenible y eficaz; De aplaudir al igual el proyecto de ley que contempla penas máximas para personas que atenten contra la integridad de los funcionarios públicos que prestan servicio en armas.

Es de mencionar entonces que si bien el sistema de seguridad social integral necesita mejoras y reformas que puedan reconfigurar y ampliar su capacidad operativa,aumentar los sectores productivos adheridos a la misma. Es necesidad por parte de los servidores públicos y en general de la ciudadanía velar porque ésta ley se objetive de la manera más clara, más pragmática y eficaz.

En muchas Universidades Publicas, en cátedras y cursos, se dice directamente al estudiante que la salud en este país está mal por normas como la ley 100, o en la educación por la ley 30. Se pide al estudiantado que salga a las calles a protestar contra estas leyes, pero nunca se les enseña porque se crearon estas leyes, o en qué momento de la vida nacional, en qué contexto, fue necesario crear esas leyes. Las graves falencias de la educación en nuestro país empiezan por no comprender ni dimensionar ciertos momentos de la vida nacional, tenemos una memoria colectiva fragmentada que no comprende ni la historia, ni la sociología, la… Clic para tuitear.

Es muy importante el mes de septiembre para el destino de la “malcriada” hermana Venezuela, nuestra hermana patria. No es para nadie un secreto que el actual presidente de turno en su proceso de campaña hizo énfasis en que no estaba, ni iba estar de acuerdo con una intervención de naturaleza militar por parte del gobierno estadounidense a la república venezolana. Es un momento coyuntural este lapso de tiempo que comprende desde septiembre del presente hasta enero del siguiente año. Es coyuntural por factores diversos, tanto para el Pueblo Venezolano como para el Pueblo norteamericano, la fase de maduración del gobierno de Donald Trump tiene que consolidar espacios geopolíticos y geoeconómicos para ratificar un mandato eficaz y dinámico bajo la lógica del gran faro democrático que es la gran nación Norteamericana.

Es un crucial momento en el que el actual presidente de Colombia Iván Duque tendrá al igual que consolidad las relaciones diplomáticas con el Gobierno norteamericano, porque desde un punto de vista muy  personal no creo que Donald Trump vea con muy buenos ojos lo que está sucediendo en Colombia con el narcotráfico, cultivos de coca  y organizaciones terroristas como las Farc que están bajo esa lógica económica cruel y sucia y que hoy por hoy posan como ilustres y morales ciudadanos ejemplares en el congreso de la república. Tampoco creo que el presidente Trump este muy contento con un gobierno que pone en categoría de Estado a un pueblo manipulado por una corte de terroristas como lo es hamás sobre el pueblo palestino;Ese “fervor” no creo que le simpatice mucho al pueblo judioamericano tan cercano al actual mandatario de la casa blanca.

El gobierno Duque eminentemente tiene que reflexionar algunos aspectos frente a la diplomacia geopolítica y propiamente frente a la relación con los estados Unidos Clic para tuitear, sustento entonces mi idea en las palabras de la actual embajadora ante las naciones Unidas, Nikki Haley quien califico de “narco gobierno” al actual gobierno de Maduro, y desenmascaro de paso lo que para nadie es un secreto, la conexión político-económica (cocaína) entre el gobierno de Venezuela y la guerrilla colombiana. Esperemos el panorama se aclare para el actual gobierno Duque y esperamos para bien de nuestra amada Patria todo se dinamice en voluntad del pueblo y  su voz, que es la voz Dios.

Articulos Relacionados