Despedida a un héroe

Francisco José Tamayo Collins

Despedida a un héroe

@tamayocollins

El capuchino “relajado” de los domingos Despedida a un héroe Columna de Francisco José Tamayo Collins Clic para tuitear

No murió en el campo de batalla, pero salvó la vida de muchos de sus “lanzas” a bordo de su imponente black hawk, aeronave con la que sobrevoló palmo a palmo la geografía colombiana, durante jornadas de coraje y arrojo donde mostró sus dotes de guerrero valeroso, estratega sin par.

Este caballero de los cielos, excelso piloto del Ejército Nacional de Colombia, trascendió con la fuerza de su espíritu. Hombre de pocas palabras, supo compartir ideas y argumentos en beneficio de los proyectos de los que hacía parte, apoyado en su inteligencia, perseverancia, disciplina e hidalguía, virtudes acogidas con gratitud por sus interlocutores, superiores y subalternos.

Quienes tuvimos el honor de conocerlo, a pesar que la vida nos separó al colocarnos en caminos diferentes, reconocimos en él a un señor en todo el sentido de la palabra. Se distinguió como una persona decidida y de enorme Fe, cuyas convicciones iban más allá de conveniencias y coyunturas.

Fue un militar intachable, tropero de carácter, digno heredero de los invencibles espartanos o de los centuriones romanos que ascendieron hasta llegar a la cumbre de su institución, rodeados por el respeto y el afecto de sus conciudadanos.

El Coronel Juan Carlos Galán Galán se entregó en cuerpo y alma a la defensa de la Patria y a la salvaguarda de nuestra frágil democracia, constantemente perturbada por ideologías adversas a la Libertad.

El Coronel Juan Carlos Galán Galán se entregó en cuerpo y alma a la defensa de la Patria y a la salvaguarda de nuestra frágil democracia, constantemente perturbada por ideologías adversas a la Libertad. Clic para tuitear

Encarnó como pocos las formas del antiguo areté: Valor, prudencia y templanza, coronados por una vida austera, colmada de logros y reconocimientos.

Pasó a la historia como un líder impecable; ojalá que las nuevas generaciones de nuestras Fuerzas Militares lo tengan como referente perenne.

Seguir los pasos del Coronel Juan Carlos Galán Galán es el mejor homenaje que los soldados de Colombia pueden hacerle a este inmenso luchador, varón justo que dejó huella sin estridencias, fiel a una manera de entender la realidad que tuvo en la coherencia su mayor atributo.

Su legado se refleja en las 14 condecoraciones que recibió en 25 años de carrera, dentro de las cuales se destacan dos Medallas al Valor, distinción que el Ejército otorga a los héroes en combate.

Condecorado como el mejor alumno de su curso, brilló con discreción, particularmente cuando transmitió conocimientos y principios invaluables a quienes formó con esmero.

Su última tarea profesional fue darle vida a la Escuela de Misiones Internacionales y de Acción Integral, que comandó con lujo de detalles. El general Alberto José Mejía Ferrero, Comandante de las Fuerzas Militares de Colombia, anunció en las palabras que dirigió para despedir a este insigne oficial, que a partir de ahora dicha Escuela llevará su nombre.

El Coronel Juan Carlos Galán Galán hoy vuela más alto, pues luego de sobrellevar con entereza una penosa enfermedad, ha sido llamado por el Creador a calificar servicios para siempre.

El Coronel Juan Carlos Galán Galán hoy vuela más alto, pues luego de sobrellevar con entereza una penosa enfermedad, ha sido llamado por el Creador a calificar servicios para siempre. Clic para tuitear

In memoriam: “Viru”, tus compañeros gimnasianos nos unimos en fraterna oración a tu familia, para darle gracias a Dios por tu vida, ejemplo de lealtad, pureza y sacrificio. La promoción de bachilleres del Gimnasio Campestre 1989, se pone de pie para rendirle tributo a uno de sus más ilustres integrantes, quien alcanzó la cumbre de su existencia con la gloria que está reservada sólo para quienes son testimonio de grandeza. Paz en su tumba.

#HéroePorSiempre

Articulos Relacionados

Acerca de Francisco Jose Tamayo C 29 Articles
Filósofo, publicista, humanista, profesor, guionista. Por encima de todo, amante de la Libertad, la música y los libros; el cine y el teatro, como ejercicio creativo. Me encanta hacer radio. En lo humano, soy sobreviviente a un infarto masivo y tres paros cardíacos que me encimaron en apenas 40 horitas. Me gusta el humor. Como ya fui y volví, no trago entero. Además, me encanta ponerle picardía a lo que escribo. El mundo gourmet me acompaña desde siempre. Por ahí dicen que cocino muy sabroso.