El comunismo y sus mentiras

Mauricio Caicedo Aristizábal.

El comunismo y sus mentiras

@Conservador29

El comunismo y sus mentiras. Columna de Mauricio Caicedo Clic para tuitear

El comunismo es una ideología que concentra todos los medios de producción en manos del Estado. Esto con el fin de redistribuir la riqueza de la sociedad de una manera igualitaria. Ya todos sabemos en qué termina tan noble ideario; en pobreza, escasez de los productos más básicos, corrupción masiva del sistema, deshumanización de las personas y en la implantación de una cruel y despiadada tiranía. Es de recordar que más seres humanos han perecido bajo este tenebroso sistema que bajo cualquier otra ideología en la historia de la humanidad. Los comunistas destruyen la estructura familiar, los valores y las tradiciones del pueblo; socavan el sentimiento de amor patrio y conducen a la inerme sociedad, al caos total antes de tomarla por asalto. Sus tácticas son muchas, pero una insigne es la mentira.

El comunismo repite una mentira tantas veces, que al final la psicología colectiva termina por volverla una verdad de a puño. En son de ilustración vamos a analizar uno de los mitos más famosos que esta temible ideología ha fabricado. El Bombardeo de Guernica durante el transcurso de la guerra civil española, esto se convirtió en un mito que supera toda ficción. Realmente, ¿qué pasó en Guernica? ¿Es verdad toda la historiografía contemporánea sobre este suceso?

Este hecho es de los más famosos de la guerra civil española y también de los más tergiversados, pues la propaganda de guerra comunista lo agigantó hasta dimensiones de holocausto; un hecho que fue trágico, pero no más relevante que otros bombardeos de la guerra civil.

El episodio tiene lugar en el contexto de la ofensiva del bando Nacional sobre el frente Norte, pretendían destruir el puente de la ciudad para cortar la retirada Republicana pero no lograron su propósito. Guernica aparte de ser un centro de comunicaciones importante, tenía un puente que comunicaba las dos partes en que estaba dividido el ejército Republicano del Norte, estas dos partes eran el que tenía sede en Bilbao y el que tenía sede en San Sebastián, el pueblo de Guernica se encuentra localizado entre estas dos ciudades; muchos de los suministros de las Fuerzas Armadas Republicanas obligatoriamente pasaban por ahí, si se lograba cortar esta comunicación se podía aislar a estos dos ejércitos entre sí, antes del inicio de la ofensiva Nacional; además Guernica contenía dos fábricas de material bélico, una de percutores para fusiles y la otra de munición. Es importante recordar que el puente estaba sobre la carretera principal que en ese entonces cruzaba por la mitad de la población, esto lo hacía un puente difícil de bombardear.

Es importante recordar que el puente estaba sobre la carretera principal que en ese entonces cruzaba por la mitad de la población, esto lo hacía un puente difícil de bombardear. Clic para tuitear

Fuera de esto tenía acantonada una fuerza del ejército Republicano que se estimaba en 2.500 soldados regulares fuera de milicianos; por ende, esta localidad tenía un triple componente de importancia estratégico y a su vez no era una simple población civil como se le ha querido presentar.

Esta maniobra se ejecutó sin conocimiento ni autorización del bando Franquista; por parte de las aviaciones alemana e italiana bajo el mando unificado de la legión Cóndor comandada por el general alemán Wolfram von Richthofen. Él decide llevar esta acción a cabo para demostrar la eficacia de las acciones previas aéreas, antes de una ofensiva militar sobre el terreno. Cuando el cuartel del General Franco conoce las primeras noticias del bombardeo, eleva una protesta formal y por escrito ante las autoridades alemanas, para que no vuelva a ocurrir hechos como este. De hecho, no vuelve a haber un bombardeo por iniciativa de la legión Cóndor por lo que faltaría de la guerra.

Los corresponsales extranjeros de tendencia izquierdista sin verificar los datos se copiaban unos a otros, magnificando el hecho a unas proporciones irreales, estas noticias, le llegarían a un artista que había cobrado del bando Republicano 150.000 francos franceses para hacer un mural en la exposición internacional de París y que aún no había empezado su obra.

El bombardeo de Guernica dio a Picasso el tema que necesitaba para plasmar en su obra y así nació, el mito de Guernica, en junio de 1937; este cuadro del bombardeo reposa en el museo Reina Sofía en Madrid y es adorado como un testamento de una verdad casi que bíblica.

El bombardeo de Guernica dio a Picasso el tema que necesitaba para plasmar en su obra y así nació, el mito de Guernica, en junio de 1937 Clic para tuitear

Con parte de la ciudad incendiada se llamó a los bomberos de Bilbao, que estaban solo a 30 km, pero estos tardaron más de tres horas en llegar. Aunque es cierto que la ciudad quedó deshecha, fundamentalmente por el carácter de sus edificaciones donde abundaba la madera, el fuego fue intenso y se esparció de manera rápida; sin embargo, el número de víctimas fue relativamente escaso comparado con otros episodios similares; un buen ejemplo es el bombardeo de Cabra un año después, en la retaguarda más lejana del frente Nacional en un lugar donde no había ningún tipo de objetivo militar, los aviones Republicanos atacan el mercado a las 12:30 am, causando 110 muertos, con solo 3 aviones; en este caso no hubo un cuadro de Picasso, ni mención en la propaganda internacional, pues los marxistas son extraordinarios soldados del papel, pues magnifican los errores de sus adversarios y a su vez minimizan los de ellos.

Se estima el número de víctimas de Guernica en aproximadamente 126, cifra que incluye las personas fallecidas directamente por el bombardeo más los que perecieron por los incendios posteriores y los que sucumbieron debido a las heridas en las 48 horas siguientes, esto según los estudios más recientes del año 2013, estadística que está muy lejos de los más de 3.000 que vendió la propaganda marxista por fuera de España porque dentro no se lo creían ni los propios Republicanos.

La mayoría de la población se encontraba a salvo fuera de Guernica; aunque el mito dice que la aviación cae sobre una población llena de civiles, ya que había día de mercado, si bien es cierto, los aviones no bombardearon a la población civil, el mercado generalmente en Guernica duraba desde las primeras horas de la mañana hasta las 4 de la tarde y ante la proximidad de las tropas Nacionales, el alcalde decide que a partir de ese 26 de abril, el mercado se cerraría a medio día.

El ataque aéreo empezó poco después de las 7 de la noche evidentemente el mercado estaba cerrado y la gente que venía al mercado de las poblaciones aledañas, ya se encontraban de vuelta en sus residencias. Esto contrasta con la propaganda comunista de que hubo ametrallamientos sobre hordas de personas que transitaban en la carretera en pleno día de mercado. Las calles del pueblo en ese entonces como se puede observar en fotos de la época son calles muy estrechas en las que los aviones caza, tendrían que entrar en un picado muy abrupto para poder realizar estos disparos y solo podrían impactar en un punto con un radio muy reducido aparte del riesgo que habría de colisión, si tenemos en cuenta que estos aviones tenían una autonomía de vuelo entre dos horas y cuarto y dos horas y cuarenta y cinco minutos que daba el tiempo justo para acompañar a los bombarderos y devolverse a Burgos; esto convierte este hecho en un imposible.

El ataque aéreo empezó poco después de las 7 de la noche evidentemente el mercado estaba cerrado y la gente que venía al mercado de las poblaciones aledañas, ya se encontraban de vuelta en sus residencias. Clic para tuitear

En segundo lugar, la mayoría de las personas habían salido de Guernica entre las 3 y las 4 de la tarde para volver a sus respectivas poblaciones; una de las cosas que se dice es que el bombardeo duró horas, lo que no era posible desde el punto de vista logístico, pues los aviones estaban en Burgos y los bombarderos que participaron en el hecho que fueron entre 12 y 16 Junker alemanes y los Savoia-Marchetti italianos. Estos artefactos tienen a plena carga, una autonomía de vuelo entre dos horas y media y tres horas y cuarto, esto dependiendo de cada uno de los modelos y sus respectivas adaptaciones.

Si tenemos en cuenta que de Burgos a la velocidad de uno de estos aviones a Guernica había algo más de una hora para recorrer los 180 km, más una hora de vuelta les hubiera quedado una hora para el bombardeo; además hay testimonios realizados y tomados por el propio gobierno Republicano, donde habitantes de la zona afirman que hubo tres pasadas de los aviones que, en el ángulo de giro estudiado por historiadores militares, estamos hablando de un bombardeo entre 12 y 16 minutos.

Es cierto que las bombas son destructivas y que un bombardeo es una tragedia, pero los hechos reales en Guernica son de una proporción muchísimo menor a los vendidos por la internacional socialista, pues de 126 víctimas reales a las más de 3.000 que ellos afirmaron que hubo, hay todo un abismo, es por esto que la primera víctima de la guerra es la verdad.

En Colombia, tenemos a miles de miembros de las Fuerzas Armadas con todo tipo de investigaciones y procesos penales, muchos de ellos se encuentran alejados de su familia y privados de su libertad; aunque es cierto que como en cualquier institución, las Fuerzas Armadas no están exceptas de tener algunas manzanas podridas, la gran mayoría de los “empapelados” son ejemplares seres humanos cuyo único pecado fue luchar en la defensa de nuestra Patria. La guerra jurídica es una vieja táctica comunista por la cual se busca conseguir las victorias en los estrados judiciales que pierden en el campo de batalla.

En el infame caso del Palacio de Justicia, el coronel Luis Alfonso Plazas Vega estuvo preso de manera infame durante muchos años, mientras los verdugos del M-19 disfrutaban de las mieles de la política Clic para tuitear

En el infame caso del Palacio de Justicia, el coronel Luis Alfonso Plazas Vega estuvo preso de manera infame durante muchos años, mientras los verdugos del M-19 disfrutaban de las mieles de la política; por cuenta de los soldados comunistas del papel que impulsan la guerra jurídica en América Latina, nuestros países están llenos de mitos como el de Guernica.

Articulos Relacionados