EL DÍA EN QUE EL MUNDO CAMBIÓ

 

EL DÍA EN QUE EL MUNDO CAMBIÓ. Columna de Mauricio Caicedo Aristízabal. @conservador29 Clic para tuitear

@Conservador29

En la mañana del siniestro martes 11 de septiembre del 2001, Estados Unidos confrontaría el ataque terrorista más grande de su historia dentro de su propio país; ese día cuatro atentados terroristas fueron ejecutados por militantes del grupo islámico Al-Qaeda.

Cuatro aviones de pasajeros de dos prestigiosas aerolíneas (United Airlines y American Airlines), impactarían contra las torres gemelas en New York, El pentágono en Arlington, Virginia y un avión graciasa la resistencia valerosa de sus pasajeros caería sobre un área rural cerca de Shanksville, Pensilvania evitando que fuese llevado contra su objetivo que era el Capitolio Nacional.Estos atentados asesinaron un poco más de 3.000 personas, hirieron a más de 6.000 y ocasionaron 10 billones de dólares en daños.

El mundo intentaría encontrar una explicación a la motivación detrás de este siniestro hecho. El grupo terrorista Al-Qaeda emitiría una justificación falaz y repugnante, ellos dirían que las bases americanas en territorio de Arabia Sauditaprofanaban su tierra santa musulmana; la realidad es más compleja y terrorífica.

El islam es una religión que desde su libro sagrado El Corán predica violencia, pues divide la sociedad en dos categorías de personas, los seguidores de Alá y del profeta Mahoma y todos los no creyentes que son denominados “infieles”. El islam busca la conquista territorial y la  conversión de poblaciones de manera progresiva, si este fin no es alcanzado por la vía pacífica, se alcanzará mediante el Yihad o guerra santa.

Las tierras que han sido conquistadas por el islam jamás podrán volver a estar bajo control de los infieles; es importante recalcar que, de los más de 1.300 millones de fieles de esta religión, la gran mayoría son pacíficos, pero una minoría nada significativa, da muestra de fanatismo y de extrema violencia religiosa.

Desde esa funesta fecha el mundo ha presenciado innumerables ataques terroristas, el medio oriente cuna histórica del islam, se desangra en fratricidas guerras civiles que han producido millones de refugiados. Este fenómeno ha producido un terremoto político en Europa, pues el viejo continente no tiene como asimilar a estos millones de exiliados.

Desde ese trágico atentado, el mundo occidental se comprometió a combatir el terrorismo sin contemplaciones,esto implica cualquier acto que atente indiscriminadamente contra la población civil para conseguir fines políticos.

Se ha evidenciado dos grandes excepciones a este consenso, los grupos terroristas que atentan contra el Estado de Israel y el pueblo judío son justificados de manera hipócrita por una parte importante de los países de occidente. En Colombia se da la segunda notable excepción en el gobierno del funesto presidente Juan Manuel Santos, los terroristas de las farc, no solamente no son combatidos si no que son recompensados con impunidad, múltiples beneficios económicos y curules en el congreso sin necesidad de ser elegidos.

Articulos Relacionados