El Ministerio del Deporte Columna de Francisco Bernate Ochoa @fbernate

Francisco Bernate Ochoa

El Ministerio del Deporte

@fbernate

El Deporte Colombiano vive sus mejores épocas. A los logros del fútbol o el ciclismo, los que más seguidores y aficionados tienen en nuestro país, ahora se agregan las proezas en otras disciplinas como el atletismo, el tenis, entre otros. La realidad es que hoy tenemos deportistas de altísimo rendimiento compitiendo a nivel global con los mejores resultados.

A esto, ha de agregarse que recientemente, por cuenta de la practica de juegos internacionales en Colombia, se ha presentado una mejoría en la calidad de los estadios, coliseos y demás instalaciones deportivas. Basta con ver la infraestructura que dejaron eventos como el mundial juvenil que se realizara hace unos años, o los escenarios que legaron los Juegos realizados en Santa Marta recientemente y la preparación que está realizando Barranquilla para ser anfitriona de unas nuevas gestas deportivas.

Tenemos deportistas del mas alto nivel, escenarios que compiten con cualquiera del primer mundo, pero ello difícilmente obedece a una política estatal para fomentar y promover la practica profesional del deporte. Por el contrario, en el caso de los deportistas colombianos que se destacan más allá de nuestras fronteras, normalmente ello obedece a su propio esfuerzo personal o de su familia, y casi siempre, al contar con ayudas y preparación específica en otros países. La realidad es que es difícil tener un talento destacado que se prepare con entrenadores colombianos, o incluso, que tengamos escuelas estructuradas de formación de formadores.

Tenemos deportistas del mas alto nivel, escenarios que compiten con cualquiera del primer mundo, pero ello difícilmente obedece a una política estatal para fomentar y promover la practica profesional del deporte. Clic para tuitear

El deporte aficionado colombiano depende de cada una de las ligas locales en las diferentes disciplinas, muchas marcadas por intereses políticos, y siempre dependiente de la administración local de turno. Cuando llegamos al deporte profesional, las leyes en materia de respeto a los derechos laborales, la seguridad social, y, sobretodo, al manejo empresarial con practicas de buen gobierno son letra muerta, y es así como surgir como deportista en Colombia es una verdadera proeza.

Se necesita centralizar el manejo tanto del deporte profesional, como del aficionado, establecer espacios para la formación de formadores, vigilar y controlar de manera efectiva los manejos de las ligas y el deporte aficionado, y, sobretodo, hacer cumplir las leyes en materia de protección al trabajador y al patrimonio del inversionista en los clubes profesionales, para lo cual es necesaria la creación de un Ministerio del Deporte que esté a la altura de nuestros deportistas, al margen de escándalos, con un criterio técnico y que sea el único administrador de tantos escenarios deportivos tan maravillosos con los que, en buena hora, contamos.
Se necesita centralizar el manejo tanto del deporte profesional, como del aficionado, establecer espacios para la formación de formadores, vigilar y controlar de manera efectiva los manejos de las ligas y el deporte… Clic para tuitear

Articulos Relacionados