El Mundo al Revés

Gabriel Velasco Ocampo

El Mundo al Revés

@gabrieljvelasco

El Mundo al Revés Columna de Gabriel Velasco Ocampo Clic para tuitear

Definitivamente la vida está llena de ironías y contradicciones. Las últimas dos semanas sí que han estado cargadas de ellas. Seguro muchos no les prestaron mayor atención y otros hasta las celebraron, pero la realidad es que parece que el mundo estuviese al revés.

Miremos:

1. Resulta que los criminales de lesa humanidad están orondos y muy campantes sentados en el Congreso de la República, cosa que en sí misma es difícil de entender y más de aceptar. Pero lo verdaderamente irónico no es eso, sino que no hayan pasado por la justicia. En el entre tanto, el que sí es llamado por la justicia, es el expresidente Uribe. Los exguerrilleros sí pueden estar en el Congreso, pero el senador Uribe se ve llevado a pensar en renunciar para poder afrontar su caso ante los tribunales. Una persona con tantos años de servicio público tiene contradictores, pero lo que es absolutamente innegable es que él ha dedicado su vida al servicio de los colombianos desde la legalidad. Ha trabajado, trabajado y trabajado. Ha dado lo mejor de sí por un país mejor. Para mí eso solo tiene un nombre y es patriotismo. El mundo está patas arriba: los criminales de lesa humanidad legislando sin pasar por la justicia y el senador más votado en la historia de este país, pensando en renunciar para someterse a ella; en donde todo indica que sus enemigos le quieren hacer una encerrona.

El mundo está patas arriba: los criminales de lesa humanidad legislando sin pasar por la justicia y el senador más votado en la historia de este país, pensando en renunciar para someterse a ella Clic para tuitear

2. ¿Quien hubiese pensado que el hombre que ha enarbolado las banderas de la cultura ciudadana, la ética y la moral del país; el hombre que le propuso a Colombia que ‘NO TODO VALE’, se bajara nuevamente los pantalones? Pero esta vez tuvo la desfachatez de realizarlo el 20 de Julio en la instalación del Congreso de la República. Sin duda había ruido y no se escuchaba el discurso del Presidente del Congreso. Sin duda pidió silencio varias veces. Sin duda que a mi también me molestó la falta de atención y la descortesía de muchos de los asistentes. Parece que el Senador Mokus no se acordó que ‘NO TODO VALE ‘ y decidió mostrarnos su tafanario. No fue un acto inocuo. Irrespetó la institucionalidad, irrespeto al país y a sus ciudadanos. Internacionalmente quedamos por el piso. Pero lo verdaderamente irónico y contradictorio es que el senador no ha pedido disculpas. ¿Cuál cultura ciudadana y cuál autoridad moral? Eso fue un acto vulgar y vacío dentro del mármol sagrado del Congreso, templo de la democracia. Las instituciones se recuperan dando batallas éticas al más alto nivel, no mediante una mueca soez y reciclada. El mundo está al revés, hay quienes lo aplauden y le encuentran significados filosóficos y simbólicos a las blancas sentaderas del profesor.

3. Lo usual en nuestro país es que el gabinete ministerial se escoja con cálculos políticos y se den cuotas burocráticas para garantizar la gobernabilidad. Lo raro es que no suceda. El presidente Duque decidió de manera independiente conformar un gabinete técnico, paritario en genero, con representación regional y con una mezcla entre juventud y experiencia. Lo irónico es que la gran mayoría de los nuevos ministros han sido objeto de críticas. Palo porque bogas y palo porque no bogas.

4. Ahora resulta que algunos están intentando responsabilizar al nuevo gobierno por la muerte de los líderes sociales. Sin duda a todos nos duele y condenamos, repudiamos y rechazamos estos hechos terribles que lastiman nuestra democracia y eliminan su capital humano más valioso. Lo cierto es que el responsable real de esta tragedia es el gobierno actual, que “dice” estar a cargo. El gobierno Santos descuidó la protección de los líderes sociales en los últimos dos años y ahora salieron algunos a querer responsabilizar al presidente electo que ni siquiera se ha posesionado. Sensatez por favor.

El gobierno Santos descuidó la protección de los líderes sociales en los últimos dos años y ahora salieron algunos a querer responsabilizar al presidente electo que ni siquiera se ha posesionado. Sensatez por favor. Clic para tuitear

Parémosle-Bolas que todo esto no es casualidad. El mundo o más bien, el país, nos lo quiere entregar al revés. Esto no lo podemos permitir. Nuestra responsabilidad siempre será la de levantar nuestra voz de alerta cuando nos desviemos del camino y poner toda nuestra capacidad de trabajo en procura para que Colombia pueda avanzar hacia la construcción de un país solidario, en donde el desarrollo social y económico puedan caminar juntos y acompasados.

Articulos Relacionados

El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras

Medio de comunicación y opinión alternativo

Acerca de El Parche del Capuchino Opinión sin fronteras 428 Articles
Medio de comunicación y opinión alternativo