Falsos positivos académicos

David Name Orozco

Falsos positivos académicos

@DavidName7

Falsos positivos académicos Columna de David Name Orozco Clic para tuitear

Las marchas estudiantiles de ayer (La séptima del año 2018) vuelven a levantar dudas sobre la verdadera intención de las mismas convocadas por líderes estudiantiles, líderes sindicalistas, y líderes políticos progresistas/izquierdistas que se han unido para expresar su inconformidad con el gobierno Duque.

Hay muchas razones por las cuales ellos marchan, pero hay un factor que ha sido propagado por la misma comunidad de docentes en Colombia que ha traído un detrimento a los presupuestos educativos de nuestra nación.

Tiene que ver con la expedición del Decreto 1279 de 2002, bajo el gobierno del Presidente Pastrana y el manejo de la cartera de hacienda del entonces ministro Juan Manuel Santos. Dicho decreto estableció el régimen salarial de los docentes de las universidades públicas donde se estipuló que el salario de los profesores aumentaría proporcionalmente a sus títulos y a sus publicaciones académicas.

Hay muchas razones por las cuales ellos marchan, pero hay un factor que ha sido propagado por la misma comunidad de docentes en Colombia que ha traído un detrimento a los presupuestos educativos de nuestra nación. Clic para tuitear

El sistema compensatorio establecido en dicho decreto está basado en diferentes factores valorados en puntos como títulos correspondientes a estudios universitarios, categorías dentro del escalafón de docencia, experiencias calificadas, y productividad académica.

 Un buen ejemplo es que si un docente de alguna universidad pública se gradúa de su doctorado, gana 120 puntos en la tabla salarial. Como cada punto “vale” 12.000 pesos, el docente ganaría $1’440.000 pesos más. De aquí solo podría aumentar sus ingresos, también con cada punto que gane con el factor de productividad académica hasta su jubilación.

Este factor de productividad académica es donde los docentes nos meten los goles para sus incrementos salariales, porque aquí pueden aumentar “los puntos” con los logros establecidos en este decreto como: 1. salir con ensayos o artículos en revistas especializadas, 2.  producir videos, películas, o música de carácter científico, técnico, artístico, humanístico o pedagógico, 3. publicar libros de texto o ensayos, 4. obras artísticas de toda indole, 5. ponencias en conferencias o foros, 6. publicaciones impresas universitarias, 7. traducciones de articulos o ensayos, 8. direcciones de tesis.

Todo esto suena bien por el bien del avance de la academia colombiana, pero en realidad esto se ha vuelto una “sinvergüenzura”. Según un amigo personal que es docente de una universidad prestigiosa en Colombia, me dice que en estos entregables de productividad académica no se revisan ni la calidad, ni las fuentes de los trabajos entregados.  Es decir, cualquier “mamaracho” de trabajo puede ser entregado y es valorado para aumentar la base salarial de los docentes.

Este acto lo llamo un “falso positivo académico”, porque no hay controles para aprobar o desaprobar cada trabajo entregado y por eso es que hay muchos docentes públicos que están mas interesados en esta productividad académica que poder hacer lo que deben hacer, enseñar.

Las universidades públicas están asfixiadas con todo esto, porque el número de doctores graduados en Colombia aumentó 8 veces en los últimos 10 años, según el Ministerio de Educación. Según las cifras del Sistema Universitario Estatal de Colombia (SEU), llevar el 30 % de los 12.750 docentes de planta vinculados a las universidades públicas a un doctorado costaría unos 2.8 billones de pesos.

Las universidades públicas están asfixiadas con todo esto, porque el número de doctores graduados en Colombia aumentó 8 veces en los últimos 10 años, según el Ministerio de Educación. Clic para tuitear

Es tiempo de expedir un decreto reglamentario para frenar este sistema de desangre que nos agobia y que los directivos y miembros de FECODE están calladitos de esta “guachafita” académica en nuestro sistema universitario estatal.

Articulos Relacionados

Acerca de David Name Orozco 8 Articles
Arquitecto de la Universidad Estatal de Ohio con más de 20 años en experticia sobre proyectos de infraestructura y urbanismo. Fundador y presidente del Movimiento Protegiendo La Familia, movimiento que ha sido una pieza fundamental para el activismo de vida y familia en Colombia. Fue candidato a la vicepresidencia de la república como fórmula del señor ex procurador Alejandro Ordoñez Maldonado y es líder político a nivel nacional.