Germán Vargas Lleras no pasará a la segunda vuelta Columna de César Augusto Betancourt Restrepo @C88Caesar

César Augusto Betancourt Restrepo

Germán Vargas Lleras no pasará a la segunda vuelta

@C88Caesar

Germán Vargas Lleras no se cansa de anunciar en sus cuñas que los pronósticos de Cifras y Conceptos ya lo dejan en la Segunda Vuelta a la Presidencia de Colombia, además se le nota muy confiado, seguramente porque piensa que la maquinaria y la mermelada lo van a llevar en hombros a batirse contra Iván Duque por la Casa de Nariño.

Pero por más confiado que esté, el ex Vicepresidente santista no está tomando todos los factores en consideración, y muy seguramente el resultado del próximo domingo reflejará la tendencia que han tenido todas las encuestas hasta el momento, es decir no más de un 6 por ciento.

¿Cuáles son los factores que lo dejarán anclado en estas elecciones? ¡Veamos!

  1. El coscorrón

Los colombianos aún no olvidamos cómo en un evento en plaza pública, Germán Vargas le propinó un coscorrón a uno de sus escoltas. Hechos como ese no pasan inadvertidos y las redes sociales están siempre ahí para recordarlo.A esto se le suma un video reciente en el que Vargas Lleras empuja a una mujer, al parecer de su propio staff, en un evento.

Hechos como ese demuestran que el ex Vicepresidente es una persona irascible, que no controla sus rabietas, no tiene consideración por los demás y que tiene un ego tan grande, que cuando caiga, seguramente sí tendrá una razón para llorar.

  1. Preguntas chimbas

Germán ya se cree Presidente de Colombia, tan es así que sale en medios de tanta trascendencia como RCN a decir que unas preguntas que buscaban indagar más acerca de él como persona, eran sencillamente chimbas.

Incluso al día después no se rectificó, y por el contrario se ratificó en su posición, aunque con un lenguaje un poco más calmado.

Lo que aún sigue ignorando Vargas Lleras, es que esas preguntas que le hacía Yolanda, buscaban indagar sobre su perfil emocional, y nuevamente el candidato falló y se demostró una de sus falencias más grandes, y que por cierto viene heredada del mismísimo Juan Manuel Santos: falta de empatía con el pueblo.

Vargas no se sabe conectar con la gente, en su mundo existe él, solo él y nadie más que él, y eso la gente lo puede percibir. En pocas palabras, lo de Vargas Lleras fue una metida de patas chimba.

Vargas no se sabe conectar con la gente, en su mundo existe él, solo él y nadie más que él, y eso la gente lo puede percibir. En pocas palabras, lo de Vargas Lleras fue una metida de patas chimba. Clic para tuitear

  1. La reculada

En un inicio, la campaña del ex Vicepresidente santista se concentró en un discurso muy parecido al del Centro Democrático, con la esperanza de disputarle votos a Duque, pero tomó un giro de 180 grados, cuando decidió ratificar ante la opinión pública los espurios acuerdos entre la guerrilla terrorista de las Farc y el Gobierno.

Esto obviamente lo hizo con una segunda intensión: ir tras los votos de la ya desgastada maquinaria santista presidida por nada más y nada menos que por dos de los congresistas más desprestigiados, incongruentes e indignos que tiene el país, Roy Barreras y Armando Benedetti.

De esta forma también podría llamar a los sectores anti-uribistas, pro Farc y pro acuerdos habaneros, a que se le sumaran para derrotar a Duque. La mala noticia para el Archiduque de Bojacá es que le tocará adherirse al candidato del Centro Democrático, y que con Iván sólo podrá negociar algo programático, ya que el suministro de mermelada quedará suspendido, al menos por los siguientes cuatro años.

  1. Un muerto a la espalda

Pero sin duda alguna, la mayor razón que tienen los colombianos para no votar por Germán Vargas Lleras, y que apenas supere la famélica votación de De la Calle, es porque carga con un muerto a sus espaldas llamado Juan Manuel Santos.

Santos es sin duda alguna el peor dirigente que ha tenido Colombia, superando incluso al Elefante Samper, el cual fue su aliado en estos ocho años. Y el país, aunque amnésico, aún recuerda que Vargas fue el principal coligado de Juan Manuel Santos para llevarnos a la declive en la que hoy se encuentra nuestra nación.

Aquí tiene mucha razón Iván Duque cuando dice que Vargas Lleras fue el copiloto de un avión que está cayendo en picada y se durmió todo el viaje.

Vargas Lleras cree que tiene la Presidencia de Colombia comprada, pero harta será su decepción al ver que para estas elecciones particularmente, el voto informado y consciente le ganará al voto de maquinaria, porque lo que se juega para el país es mucho  como para venderlo por 50.000 pesos.

Colombia necesita un cambio urgente, renovación política y entender que el futuro es de todos.

PD: ¿Qué cargo ocupa César Caballero en la campaña de Vargas Lleras?

Articulos Relacionados