JEP y caso Santrich

David Ghitis

JEP y caso Santrich

@ghitis 

JEP y caso Santrich Columna de David Ghitis Clic para tuitear

El 9 de abril de este año la fiscalía capturó a un criminal de alto perfil: cae Santrich con cargos de tráfico, fabricación o porte de estupefacientes. Luego nos enteraríamos que mientras la fiscalía estaba investigándolo, recibe una solicitud de extradición a USA.

La captura de Santrich activó todos los mecanismos de la defensa que logró llevar el caso ante la JEP la cual se enfrentó al primer caso de un integrante de las FARC capturado delinquiendo después de la firma de los acuerdos.

Vale la pena recordar que la jurisdicción de la JEP es para delitos cometidos antes de la firma de los acuerdos FARC-Santos, por lo que acá lo pertinente sería verificar las fechas en las que se dice que Santrich estuvo traficando, pero la JEP ha decidido ir más allá y ha pedido que se le entreguen las pruebas para evaluarlas y decidir si Santrich es o no es culpable, o sea, la JEP quiere juzgar a Santrich a pesar de -presuntamente- haber cometido delitos en un periodo de tiempo que sale de su jurisdicción.

Vale la pena recordar que la jurisdicción de la JEP es para delitos cometidos antes de la firma de los acuerdos FARC-Santos Clic para tuitear

Dentro del periodo que regula el proceso de extradición a USA, se recibió el dossier que mostraría que Santrich si delinquió después de la firma de los acuerdos, pero el tema se enreda por la decisión de la JEP de reclamar toda la jurisdicción e incluso inventarse un procedimiento para verificar si extradita o no. La corte constitucional dijo -palabras más palabras menos- que se requiere “la previa verificación de la JEP en relación con la fecha de ocurrencia de la conducta, aun cuando los hechos que se imputan sean posteriores al marco de competencia temporal que esta jurisdicción”… Para quienes no somos abogados queda claro que la JEP solo puede reclamar jurisdicción después de verificar si se delinquió antes o después del 1 de diciembre del 2016, fecha de la firma de los acuerdos, pero lo que no entendemos es por qué los magistrados siguen empeñados en no hacer eso sino que lo que quieren es evaluar si las pruebas son ciertas. Están actuando como abogados de Santrich ante la justicia de USA.

Cuando el 2 de octubre del 2016 salimos a votar el plebiscito, la victoria del NO dejó claro que la mayoría de los colombianos no queríamos los acuerdos y menos la JEP. Con mucha pena debo criticar a los organizadores del plebiscito que no supieron defender la victoria obtenida en las urnas y dejaron crecer ese esperpento llamado JEP.

Con mucha pena debo criticar a los organizadores del plebiscito que no supieron defender la victoria obtenida en las urnas y dejaron crecer ese esperpento llamado JEP. Clic para tuitear

Hoy se empiezan a escuchar nuevas voces de inconformismo y ya he visto en redes sociales gente que propone que se recojan las firmas necesarias para revocar la JEP. Si esto sucede, ojalá nuestros líderes no cometan de nuevo el mismo error. La JEP hay que eliminarla pues solo está garantizando impunidad a los victimarios y olvido para las víctimas.

Articulos Relacionados