Jurisdisdicción Especial para las Farc. Columna de Álvaro Hernán Prada. @ALVAROHPRADA

Álvaro Hernán Prada

Jurisdisdicción Especial para las Farc

@ALVAROHPRADA

El jueves pasado, en las Comisiones Primeras Conjuntas de Senado y Cámara, debatimos y votamos el procedimiento de la JEP. Un proyecto lleno de trampas para favorecer al terrorismo y garantizar impunidad a las atrocidades que han cometido.

No es coincidencia la urgencia del gobierno por su aprobación, a raíz de la captura de alias ‘Jesús Santrich’. Los defensores del sistema han dicho por todos los medios que no existe relación alguna, pero la extralimitación de los magistrados de la JEP, nos han dado la razón a quienes votamos NO en el plebiscito y en el Congreso.

El motivo de la captura del narcotraficante Seuxis Pausias Hernández, está basado en pruebas por delitos cometidos después de la firma del acuerdo Santos – Timochenko. Es decir, que la JEP no tendría injerencia sobre el asunto, sino exclusivamente en lo cometido antes del 1 de diciembre de 2016. Sin embargo, se tomaron el atrevimiento de suspender el proceso de extradición del cabecilla de las Farc.

Como todas las ‘casualidades’ del gobierno, uno de los artículos elimina la extradición, si el acusado confiesa los hechos ante la Comisión de la Verdad, encabezada por el buen amigo del secretariado, Francisco de Roux. Es decir que, si deciden seguir pasándose por la faja la justicia colombiana, el terrorista protegido por el episcopado tendría la posibilidad de no reencontrarse con su amigo Simón Trinidad en EEUU. Permanecería libre, impune y burlando a sus víctimas.

Como todas las ‘casualidades’ del gobierno, uno de los artículos elimina la extradición, si el acusado confiesa los hechos ante la Comisión de la Verdad, encabezada por el buen amigo del secretariado, Francisco de… Clic para tuitear

Por otro lado, la JEP decidió legislar sin poder hacerlo. La creación de las leyes le compete únicamente al Congreso de la República, que representa a la ciudadanía para votar las normas. Nos corresponde estudiar cada artículo, hacer proposiciones y votar, para reglamentar el funcionamiento de esa súper Corte que hoy quiere atropellarlo todo. A pesar de esta realidad, se abrogaron el derecho de autorregularse, afanados y presionados por sus amigos del secretariado, para impedir como sea la extradición de ‘Santrich’.

Desde que se discutió ese punto del acuerdo en La Habana, advertimos el riesgo inminente que correría la justicia. Nos llamaron mentirosos y nos persiguieron. Aún así, hemos hecho resistencia civil pacífica, denunciando, marchando, votando en contra y proponiendo cambios sustanciales al acuerdo. Hemos rechazado que los integrantes de la JEP sean afines a la guerrilla terrorista de las Farc e ideológicamente sesgados en la izquierda radical. Denunciamos que era un sistema a la medida de los criminales de lesa humanidad, con el único propósito de beneficiarlos y se cumplió.

Nos queda la esperanza del referendo, en el que pretendemos derogar la JEP, la participación política de las Farc y el blindaje de los acuerdos. Para garantizar la transparencia en su ejecución, necesitamos un gobierno que dé garantías a los ciudadanos y no plenitud de mando a los terroristas. El próximo domingo nos jugamos el futuro de la democracia y la libertad. Tendremos la oportunidad de elegir la seguridad y el imperio de la ley que reposa en Iván Duque e impedir que los amigos y cómplices de la guerrilla lleguen al Palacio de Nariño, para seguir destruyendo los valores democráticos y obligarnos a transitar hacia la vía del comunismo.

Articulos Relacionados