Justicia SM (Según el Marrano)

Jhon Milton Jr

Justicia SM (Según el Marrano)

@jbagbam74

Justicia SM (Según el Marrano). Columna de John Milton Jr. @jbagbam74 Clic para tuitear 

Desde que las Altas Cortes fueron politizadas,hizo carrera la peligrosa costumbre de aplicar la ley según la ideología del acusado. Por cuenta de semejante barbaridad fuimos testigos de varios hechos aberrantes, como la condena a Andrés Felipe Arias, que sin robarse un peso fue hallado culpable, porque un magistrado decidió que el riego no implicaba tecnología y por lo tanto el convenio que el ministro hizo con el IICA era ilegal. También vimos cómo encerraron a Luis Alfredo Ramos con base en testimonios de testigos falsos y aunque tuvieron que dejarlo en libertad aún no fallan su proceso, violando todos los plazos sin que haya un mecanismo para obligarlos a cumplir su deber. Por cuenta de la ideologización de la justicia la farcpolítica no existió, las sanciones de la Procuraduría a Teodora fueron levantadas y a la investigación a Cepeda por manipulación de testigos le dieron la vuelta y el acusador terminó siendo acusado. Claudia López y Angélica Lozano son pareja estable hace muchos años, pero de cara a la ley de inhabilidades son solo dos buenas amigas.

Politizando la justicia y judicializando la política la izquierda radical encontró la más poderosa de sus armas. Si el acusado viola la ley pero es de izquierda las cortes encontrarán la manera retorcida de exonerarlo de toda culpa, como pasó con la reciente demanda de pérdida de investidura contra Claudia López, y como seguramente sucederá con la demanda contra la curul de Antanas Mockus por su inhabilidad por haber sido contratista del Estado. Si el acusado es de derecha le darán validez al testimonio del primer aparecido y se inventarán delitos que no existen.Por cuenta de esta manipulación el triunfo del No en el plebiscito fue ignorado y la consulta inútil que no alcanzó el umbral y de cuya votación quedan muchas dudas debe ser respetada porque casi pasa. Nuestras instituciones comenzaron a ser demolidas por ese peligroso manoseo de la opinión progre, que ni siquiera es mayoritaria pero sí hace la suficiente bulla para que termine haciéndose lo que a la izquierda radical le da la real gana.

El último capítulo de esta desgracia tiene que ver con la campaña mediática contra Alberto Carrasquilla. De entrada el calumnista Coronell dice que no hizo nada ilegal pero que sí faltó a la ética y por eso no puede ser ministro ni adelantar las reformas que el país requiere. Lo afirma precisamente él, que no tuvo inconveniente en recibir un canal en un proceso sin más proponentes y que se sostenía con pauta oficial a cambio de que con su pluma atacara a los contradictores del vanidoso Nobel. Acto seguido el eterno senador Robledo cita a un debate para lapidar a Carrasquilla, acusándolo de todos los males del país. El mismo senador que le alzaba la mano a Samuel Moreno en campaña, el alcalde ladrón del Polo que casi acaba con Bogotá. Los medios como caja de resonancia progre, son fiscales, jueces y jurados. Si la izquierda decide que Carrasquilla no puede ser ministro o que Mockus sí debe ser senador, de nada sirve que las leyes digan todo lo contrario.

La reforma prioritaria que requiere la justicia es su despolitización, que vuelva a existir una rama independiente, objetiva, impoluta y eficiente que garantice fallos en derecho, no en izquierdo como se volvió costumbre. Y que los medios cumplan su deber de informar, no de manipular, aunque han sido tan torpes que su credibilidad cada vez es menor, por eso Semana está en crisis y su director, el  sobrino de Santos, tuvo que abrir cuenta en Twitter ahora que su mayor benefactor dejó el poder y la chequera estatal no financia su activismo.

Articulos Relacionados