La crisis de nuestro ejército

Mauricio Caicedo Aristizábal.

La crisis de nuestro ejército

@Conservador29

La crisis de nuestro ejército. Columna de Mauricio Caicedo A, Clic para tuitear

Mientras Colombia se debate entre cosas superfluas y discusiones bizantinas, el dictador de Venezuela ordenó mover un sin número de tropas a la frontera. Nuestras gloriosas fuerzas armadas respondieron decretando el acuartelamiento de primer grado; muy pocas personas le prestan la debida importancia a este tema pues consideran que son payasadas de Maduro para distraer la atención del subyugado pueblo venezolano.

Lo que las personas subestiman, es que históricamente los dictadores locos a punto de caer han empezado guerras; un ejemplo contemporáneo es la guerra de las Malvinas entre Gran Bretaña y Argentina en 1982, iniciada por el General Leopoldo Galtieri, cuando una inflación de más del 800% ponía sobre las cuerdas a su debilitado gobierno. Cabe resaltar que esta inflación comparada con la de Venezuela era básicamente un juego de niños.

Lo que las personas subestiman, es que históricamente los dictadores locos a punto de caer han empezado guerras; un ejemplo contemporáneo es la guerra de las Malvinas entre Gran Bretaña y Argentina en 1982. Clic para tuitear

Un ejemplo más cercano a nuestras fronteras fue la aventura militar contra nuestra Patria en el trapecio amazónico, iniciada por Luis Sánchez Cerro en 1932, cuando el gobierno peruano tambaleaba. Por eso, es importante prestarle la debida atención cuando el loco tirano venezolano nos amenaza.

Históricamente las fuerzas armadas colombianas han estado mucho menos equipadas que la mayoría de sus pares en la región, solo con el plan Colombia y con la seguridad democrática de Álvaro Uribe, se les mejoró significativamente su armamento, logística, capacidad operativa y tecnológica. Pero lamentablemente después de sufrir recortes presupuestales, abandono, corrupción y desidia en el gobierno anterior, su estado actual es muy preocupante; a esto se suma la inclemente guerra jurídica que ha socavado y despedazado la moral de los soldados de la Patria.

Vamos a proceder a hacer un juicioso análisis de el balance de fuerzas entre nuestras dos naciones; donde se denotan diferencias bastantes significativas. En cuanto a la aviación estratégica, Colombia cuenta con 3 obsoletos Kfir operacionales; por su parte Venezuela tiene 36 Caza Sukhoi Su-30 rusos nuevos, 2 S16 antiguos y 24 Karakorum K8 chinos nuevos.

En la aviación táctica, contamos con 24 tucanos y 1 caza C-295, ambos totalmente absorbidos en actividades contra guerrilleras y Venezuela tiene 10 tucanos, con la diferencia que ellos los tienen disponibles.

Para el transporte de tropas nuestra Patria cuenta con 6 Lockheed C-130 Hércules que se mueven inmediatamente cuando es necesario y Venezuela posee solo 2 y 8 Shaanxi Y-8 chinos.  Venezuela tiene en su poder 3 aviones de alerta temprana y guerra electrónica, por su parte Colombia no cuenta con ningún avión de este tipo.

Colombia tiene 99 helicópteros en línea muerta, pues un número significativo de ellos carece de mantenimiento, repuestos y la debida capacidad operacional; por su parte en Venezuela hay 60 helicópteros en mejores condiciones. Una de las diferencias más relevantes es la experiencia con la que cuentan nuestras tropas debido a los 54 años en guerra contra el narcoterrorismo, cosa con la que nuestros pares venezolanos no cuentan.

En cuanto a materia naval, poseemos 4 corvetas repotenciadas, que no alcanzan a llegar a fragatas, 1 corveta coreana, 4 submarinos y varios botes patrulleros que no llegan a ser buques; por su parte nuestro país vecino cuenta con 6 fragatas, 4 corvetas, 2 submarinos y 6 buques patrulleras de costas.

Contamos con un número importante de tanques Cascabel y EE-11 Urutu, 33 vehículos blindados, 100 tanques blindados y 150 hammer; Venezuela tiene 92 tanques T-72 y 300 carros de combate BMR.

En artillería, Colombia posee 13 cañones de 155mm y alrededor de 20 morteros de 120mm y Venezuela cuenta con 30 lanzacohetes múltiples BM-21 rusos, 40 lanzacohetes múltiples BM-30 rusos, 19 obuses autopropulsados calibre 152, 23 morteros autopropulsados de 120mm y 12 morteros remolcados de 120mm.

En la infantería, Colombia tiene 210.000 hombres en armas con fusiles de alta precisión calibre 5.56 y cuenta con la fabricación directa de fúsiles galil; Venezuela por su parte posee 115.000 hombres en armas, 100.000 milicianos con fusiles rusos AK-103 y AK-104 calibre 7.62 y 2.000 soldados cubanos.

Podemos llegar a la conclusión que las fuerzas armadas colombianas, cuentan con mucho mejor entrenamiento y experiencia en las unidades de infantería; tenemos un ejército más ágil, versátil, por supuesto más preparado y disciplinado que el venezolano. Nosotros contamos con unas fuerzas militares de armamento liviano muy eficientes para el combate contra guerrillero pero que carecen de los medios técnicos, presupuestales y armamento pesado para enfrentar a un ejército regular.  Las fuerzas armadas venezolanas poseen amplio y abundante armamento pesado para enfrentar una guerra, pero su talón de Aquiles es una tropa desmoralizada, mal entrenada y sin ninguna voluntad de combate. No nos podemos olvidar que una de nuestras mayores debilidades es la quinta columna que representan las farc y el ELN en el territorio nacional.

Las fuerzas armadas colombianas, cuentan con mucho mejor entrenamiento y experiencia en las unidades de infantería; tenemos un ejército más ágil, versátil, por supuesto más preparado y disciplinado que el venezolano. Clic para tuitear

En buena hora el ministro Botero, pidió aumentar el presupuesto de defensa nacional pues, aunque nadie en su sano juicio quisiera una confrontación bélica con nuestros queridos hermanos venezolanos; tenemos que estar preparados para defendernos si el oprobioso y despótico régimen de Maduro nos ataca. Finalmente, este gobierno tiene que garantizar la seguridad del pueblo colombiano, de enemigos internos y externos, cosa que el gobierno del traidor Juan Manuel Santos que hizo las veces del presidente de la República, omitió para cumplir sus oscuras promesas con narcoterroristas de las farc.

Articulos Relacionados