La posición de la oposición. El sabotaje otro método antidemocrático ejercido por la izquierda.

J. Sebastián Gutiérrez Herrán

La posición de la oposición.  El sabotaje otro método antidemocrático ejercido por la izquierda.

@SebastianGutih1 

La posición de la oposición. El sabotaje otro método antidemocrático ejercido por la izquierda. de J. Sebastián Gutiérrez Herrán Clic para tuitear

No tiene en sí nada de malo ejercer oposición dentro de un contexto democrático, total cada ciudadano en algún momento de su vida pública y  política ha ejercicio ese derecho, por ejemplo quienes nos opusimos a los 8 años de gobierno de Juan Manuel Santos. Es normal y respetable, y en una democracia real y fortalecida en esas instancias es fundamental que esto suceda.

Lo que si no es normal es tomar una posición dentro del contexto de la oposición que arremeta ferozmente el ejercicio contra las libertades ciudadanas y civiles o los bienes públicos patrimonio del Estado. Eso mismo sucede actualmente en el gobierno del presidente Iván Duque Márquez, el sabotaje como método de oposición sólo muestra un talante burdo e irracional que no fortalece dichos valores democráticos si no por el contrario, irrumpe con el libre tránsito de la ciudadanía en construcción de una democracia, es nociva esa actitud, repugnante y debo condenar de manera personal esas conductas. Hablo precisamente de los sucesos ocurridos la semana pasa con las acciones perpetradas por algunos sectores como los estudiantes y algunos “ciudadanos” que incendiaron por así decirlo las principales ciudades del país, con actitudes vandálicas que rayando casi que dentro del anarquismo, se les olvida que estamos es en la construcción de una democracia y no en un sofisma de rebeldía anárquica en el cual no se podría mantener un Estado Moderno.

el sabotaje como método de oposición sólo muestra un talante burdo e irracional que no fortalece dichos valores democráticos Clic para tuitear

El sabotaje es entonces un viejo método dentro de los ámbitos de opinión radical que raya dentro de extremos nocivos en un plataforma democrática, algunos lo justifican en determinados momentos históricos como dictaduras o Estados con características similares, pero eso son aceleraciones irracionales que no caben para nuestro momento y contexto, la democracia no se nutre de esa forma y si tanto buscan oponerse de manera diciente y efectiva pues que hagan buenas labores en ámbitos como el bicameral (Senado y cámara) donde los asuntos políticos y económicos en gran medida son tratados de manera fáctica, real.

La impotencia ante la democracia.

Es claro que lo que no pueden hacer en las urnas, de una u otra manera buscan de manera ruin y descarada hacerlo en calles o espacios donde sólo se conlleva a situaciones de violencia, desorden y vandalismo. Como bien lo mencione anteriormente si lo que buscan es construir o fortalecer elementos democráticos, pedagógicos y educativos que busquen otros métodos y espacios legales para construir sus perspectivas de Estado y sociedad con maneras concretas y civilizadas, lo otro por demás es irracional y atenta contra la ciudadanía en general y el marco democrático que es lo que nos rige como cultura.

Es en cierta medida una mala manera, un mal método, un mal camino de ejercer el derecho a la oposición con sabotajes, eso sólo genera malestares generales y la estigmatización del conjunto general de la sociedad, cabe preguntar sí los problemas de las Universidades públicas por ejemplo son externos, asuntos con el gobierno, o si por el contrario son también síntomas internos dentro de dichas instituciones, por qué lo que vemos hoy en son “estudiantes” y ciudadanos con conductas totalmente contrarias a la ontología de un sujeto que realmente busque educación de calidad.

Es en cierta medida una mala manera, un mal método, un mal camino de ejercer el derecho a la oposición con sabotajes, eso sólo genera malestares generales y la estigmatización del conjunto general de la sociedad Clic para tuitear

Conjetura Final: lejos estamos entonces de vivir a cabalidad una oposición realmente democrática, o bueno sí mientras muchos de los sectores votantes general malestares y actos que rayan dentro de lo irracional, sus representantes políticos están apoltronados en el senado o la cámara dando debates y criticando fuertemente, mientras ni un proyecto de ley formulan, vaya que lo están haciendo muy mal, no cabe más que reír… a su salud señores de la izquierda! (sigan así de mal, mientras otros avanzamos.)

Articulos Relacionados