Los Negacionistas

Jorge Córdoba Soto

Los Negacionistas

@Tzion4325 

Los Negacionistas Columna de Jorge Córdoba Soto Clic para tuitear

El negacionismo; entendido como la actitud que consiste en la negación de hechos históricos recientes y muy graves que están generalmente aceptados, pareciera no ser exclusivo de David Irving; quien tergiversó de forma macabra la historia, envolviendo a Auschwitz en un agujero negro. Considerado cargo criminal para ciertos gobiernos en algunas épocas; esparció, con la condescendencia de los indiferentes una semilla del más burlesco antisemitismo; agraviando a un millar de almas, a sus generaciones, a todo ser creyente, respetuoso de la memoria y el sufrimiento histórico de un pueblo. El negacionista rechaza evidencias ó simplemente distorsiona creando un limbo ético y de conocimiento.

Esta secta filosófica emerge una y otra vez en toda latitud donde abunde el dolor; se nutren de ello, es su pedestal… Entonces; ¿a que viene esto?:

un nuevo faro moral que elevó sus estándares sobre los restos de colombianos No reconocidos, No reestablecidos y No reparados. Clic para tuitear

Mientras una madre y todo Colombia sostenía en brazos a Cristo José; algunos “líderes de opinión” de la nación idolatraban en medio de risas simpáticas la mascota de un adalid de la Paz; un nuevo faro moral que elevó sus estándares sobre los restos de colombianos No reconocidos, No reestablecidos y No reparados. “Degradante el papel equívoco e irresponsable de la prensa frente a los trágicos episodios y siniestros protagonistas del conflicto” (En palabras de la academia colombiana de jurisprudencia). Algunas anotaciones:

  • La conducta mendicante de cierta fracción de la sociedad, incluidos quienes tienen el privilegio de ser globalmente influyentes, frente a criminales, prefabricando víctimas y relegando a las verdaderas, ignorando sus sentimientos y opiniones, es vergonzosa; va en contravía de la responsabilidad que ignoran.
  • Olvidan que sus panelistas preferidos, aunque en contra de la mayoría de colombianos, no están libres ni tampoco amnistiados; es decir, se pasean como rockstars. Pero en la sabiduría de la sagrada JEP no están impunes; es decir, están en medio de un juicio por crímenes de lesa humanidad. En ocasiones el testimonio de un reo puede ser una chiva, ó valioso para una historia; pero de ahí a que los culpables (No olvidemos que están condenados por la justicia ordinaria) de gran parte de la historia de dolor d nuestra nación sean rodeados en júbilo junto con Blondi en un espectáculo circense; existe la distancia que hay entre la primacía de de la anticipación, el sentido de justicia, y la total desidia con los valores éticos fundamentales para construir paz de verdad. Señores burloncitos; si quieren paz, entiendan la verdad; no la de sus cuentos Nobelescos (con B), sino la evidente, cuantificable; esa que merece la reverencia, el respeto que les obliga a adecuar su comportamiento a un sistema de acciones morales; a entender que desde un lugar tan visible se debe obrar anteponiendo la prudencia y los valores supremos para no herir a los verdaderos protagonistas del cuento original.
  • Me pregunto también. ¿No deben tener una formación integral quienes adquieren la facultad de hablarnos de temas tan sensibles? Como es que una gran analista aún no entienda que derecha es diferente a ultraderecha y esta a su vez no corresponde a fascismo ni tampoco traduce criminalidad; y esto es válido para el otro extremo, y eso; si es que realmente existen en Colombia; también aplica para la estupidez contagiosa, la cual creo no merece título de facción política.
Como es que una gran analista aún no entienda que derecha es diferente a ultraderecha y esta a su vez no corresponde a fascismo ni tampoco traduce criminalidad; y esto es válido para el otro extremo Clic para tuitear

¿Quiénes responden por esos que pareciera no estructuraron su sistema de valores a un nivel que les permita interactuar sanamente con esta sociedad compleja? ¿Es la libertad de expresión una libertad de, ó una libertad para?; y si es para; ¿es para beneficio de una sociedad?, ó para corear el relativismo ético y el subjetivismo moral? Siendo condescendiente: vulgar ignorancia y desprecio de su noble oficio.

Preferimos alzar en gozo a Cristo José que seguir consintiendo a Blondi.

Seguiré opinando.

Articulos Relacionados