Los Partidos Políticos y la Pérdida de Identidad

Juan Camilo Vargas

Los Partidos Políticos y la Pérdida de Identidad

@JuanCVargas98 

Los Partidos Políticos y la Pérdida de Identidad Columna de Juan Camilo Vargas Clic para tuitear

En menos de un par de meses habrá terminado este año ya. Año lleno de altibajos, de campañas políticas, de nuevo presidente, de las FARC en el Congreso, de la JEP, del posible retorno de «la mano firme», de populismo y desmanes estudiantiles, de gobernadores y alcaldes destituidos, de congresistas que «chuzan» abogados y a sus familias, en fin, un año aleccionador para la pueril democracia de esta república que sigue en la búsqueda de su identidad. Pero no son todos estos sucesos, de por sí ya negativos para la Patria, sino un reflejo de otro mal que aqueja a Colombia por una mala interpretación constitucional. El multipartidismo que llegó como un milagro en la Constituyente del 91 pretendía favorecer y nutrir la democracia para que las ideas y las creencias lograra hallar un lugar en el que fuesen representadas. Craso error.

No tuvo que pasar mucho tiempo para que fuese demostrada la ineficiencia de una enorme cantidad de partidos que no representaban una idea, un principio o tan siquiera un conjunto de valores, sino, simplemente la intención de obtener un aval para la aspiración política que se tuviera. Hoy vemos las consecuencias con cada nueva generación que aflora y deja ver los sentimientos rebeldes de la juventud, donde ya no existe la convicción y cambiar de principios es tan fácil como intentar mutilar el cuerpo para satisfacer extraños anhelos mentales que atormentan a los espíritus más débiles.

La crisis de los partidos se debe en gran parte a la flexibilidad que presentan, a la falta de convicción que los rodea y a la consecutiva serie de decepciones que han dado paso al desdichado populismo en grandes porciones de la Patria. No estábamos preparados, no teníamos ni tenemos la madurez política para un sistema multipartidista en el que sólo se ponderan individuos y no doctrinas, esta es una de las razones que mantiene a Colombia en un ostracismo político inexplicable.

La crisis de los partidos se debe en gran parte a la flexibilidad que presentan, a la falta de convicción que los rodea y a la consecutiva serie de decepciones Clic para tuitear

Colombia no puede continuar bajo este sistema a menos que conciba un progresivo desarrollo de la madurez política para alcanzar acuerdos que realmente sean de beneficio nacional. Los partidos y su lucha son factores que debilitan la unidad Patria y dividen siempre entre ganadores y perdedores. Es entendible que haya derrotados y vencedores, es apenas natural que coexistan, pero es antipatriótico disfrazar estas diferencias con un centenar de partidos que ya a nadie representan. Si ya nadie se «casa» con un partido político, quizá sea hora de replantear el formato democrático y de representación popular que existe en Colombia.

La crisis de identidad viene cuando las personas se sienten más representadas por individuos que por colectividades y esta ausencia de representación realmente puede llevar a caudillismos infundados Clic para tuitear

En suma, ni el bipartidismo ni el multipartidismo nos han servido como el mejor modelo para esta democracia. Mientras que antes existían sólo dos extremos, ahora existen tantos movimientos que se pierden en un sinfín de colores que de ideas no tienen ni el menor conocimiento. La crisis de identidad viene cuando las personas se sienten más representadas por individuos que por colectividades y esta ausencia de representación realmente puede llevar a caudillismos infundados por causas minoritarias y ridículas como las que la izquierda radical en Colombia pretende imponer. O se arreglan los partidos o nos preparamos para su desaparición.

Articulos Relacionados

Acerca de Juan Camilo Vargas 18 Articles
Joven santandereano de nacimiento, Huilense por adopción. Estudiante de Política e Historia en Hillsdale College, ubicado en Michigan, Estados Unidos. Ganador de las becas “Hillsdale Merit Scholarship”, “Weber International Private Enterprise Scholarship” y “Gogel Scholarship, Werner J & Mar”. Caballero Andante, poeta inquieto, enemigo de la corrección política y defensor de la tradición moral y las buenas costumbres. Haciendo Patria