Menos Coronell y más participación ciudadana

Francisco José Tamayo Collins

Menos Coronell y más participación ciudadana

@tamayocollins 

El capuchino “relajado” de los domingos Menos Coronell y más participación ciudadana Columna de Francisco José Tamayo Collins Clic para tuitear

Ciudadano Daniel Coronell, le agradezco acepte el capuchino de hoy, como mi invitado. Nada de mermelada, zalamerías ni hipocresías. Le aseguro que no tengo testigos falsos ni he visitado ninguna cárcel en mi vida. Mis fuentes están en otros sitios.

No lo sigo en ninguna red social y no voy a hacerlo, por el elemental derecho que tengo de expresar abiertamente mi oposición a todos quienes tienen por deporte acusar a los integrantes del Centro Democrático o burlarse de quienes son tildados de “extrema derecha”.

Actualmente, como bien sabe la gente, la democracia atraviesa una situación contradictoria, respecto a la manera como los ciudadanos somos informados diariamente. Existen emisoras, revistas, periódicos, blogs, etc.; los mensajes, las noticias y las entrevistas se multiplican por doquier. No obstante, la formación ciudadana en el ámbito político, adolece de escenarios serios, destinados a construir criterio desde argumentos sólidos.

No obstante, la formación ciudadana en el ámbito político, adolece de escenarios serios, destinados a construir criterio desde argumentos sólidos. Clic para tuitear

Sólo basta encender la radio, leer un diario, ingresar a Internet u observar un noticiero de televisión, para ser testigos de un circo soso donde la opinión, cualquiera sea su origen, y sin medir sus consecuencias, es válida; incluyendo la suya, por supuesto, en no pocas columnas.

En ocasiones, créame, más que recibir un servicio y disfrutar de un derecho, el de la información, los colombianos nos vemos manipulados y desorientados por los medios: somos consumidores de datos que en nada apoyan nuestro proceso de formación como ciudadanos; todo lo contrario, lo frenan.

Participar con responsabilidad hoy significa un inmenso ejercicio pedagógico, que debe tener en los medios un pilar fundamental. Consideramos inapelable empezar con este proceso: si atendemos las dificultades sociales, que van mucho más allá de los titulares y las fotos de ocasión para decorar las portadas de los diarios, entendemos que un cambio de rumbo es urgente. Por eso, no son ustedes, los periodistas que han sido acusados de recibir dádivas, sino los medios alternativos, los que tenemos la palabra.

Llegó el momento de impulsar el Humanismo Cívico, una corriente contemporánea del pensamiento hispanoamericano, que fomenta la responsabilidad de las personas y las comunidades ciudadanas en la orientación y el desarrollo de la vida política. Postura que equivale a “potenciar las virtudes sociales como referente radical de todo incremento cualitativo de la dinámica pública”, como señala su fundador, el profesor Alejandro Llano.

Dentro de este marco conceptual, la labor pedagógica que los medios deben abordar no puede desconocer elementos esenciales dentro del debate ideológico, que a la fecha parecen olvidados.

Señor Coronell, los medios y sus voceros más destacados, deben sumar en la construcción de la comunidad política, desde el diálogo bien fundamentado, evitando de esta manera el triste espectáculo de la banalización de la vida, que se hace evidente en la feria de opiniones que hoy nos atropella deliberadamente.

Señor Coronell, los medios y sus voceros más destacados, deben sumar en la construcción de la comunidad política, desde el diálogo bien fundamentado Clic para tuitear

No olvidemos que contar con ciudadanos bien informados hace más rica la vida política, cuya esencia es la participación de la gente. En principio, se puede aceptar la sociedad como un proyecto inacabado que tras el “acuerdo” colectivo en pos del mejoramiento de todos y en todos los aspectos, va asumiendo un compromiso permanente, centrado en la cada vez mayor interiorización moral, primero individual y luego común, de sus propias posibilidades.

Nos preguntamos si esto se entiende a cabalidad en nuestros días. Al apreciar las evidencias dentro del ámbito de lo público, creemos que las cosas en lugar de mejorar, empeoran, de forma tal que engañan al que pretende ver y dejan con hambre al que tiene necesidad de nutrirse. Parece que las formas han anulado a los fondos, y esto en la jungla mediática, por desgracia, no es ajeno para nadie.

DeRelax: ¿Qué podemos esperar de una Democracia que se mueve desde las opiniones y que ha abandonado las ideas que se sustentan en los argumentos, en medio de un maquillado entramado de vedettes? No más testigos falsos, no más acusaciones viscerales, don Daniel, por favor.

#NoMásPeriodismoEnmermelado 

Galletas de avena para acompañar el capuchino de hoy.

Articulos Relacionados

Acerca de Francisco Jose Tamayo C 31 Articles
Filósofo, publicista, humanista, profesor, guionista. Por encima de todo, amante de la Libertad, la música y los libros; el cine y el teatro, como ejercicio creativo. Me encanta hacer radio. En lo humano, soy sobreviviente a un infarto masivo y tres paros cardíacos que me encimaron en apenas 40 horitas. Me gusta el humor. Como ya fui y volví, no trago entero. Además, me encanta ponerle picardía a lo que escribo. El mundo gourmet me acompaña desde siempre. Por ahí dicen que cocino muy sabroso.