No es “su” alcaldía, Claudia…¡Es Colombia!

Francisco José Tamayo Collins

No es “su” alcaldía, Claudia…¡Es Colombia!

@tamayocollins

El capuchino “envenenado” de los viernes No es “su” alcaldía, Claudia…¡Es Colombia! Columna de Francisco José Tamayo Collins Clic para tuitear

 

 Una nueva era empezó a vivir la democracia colombiana, con el avance de los “independientes” dentro de la política local, representados en una alianza de centro-izquierda, conformada por ciudadanos hastiados de las malas costumbres de los “políticos”.

Hicieron parte de este sueño una gran cantidad de personas, especialmente jóvenes aficionados a las redes sociales, cautivados por el discurso de líderes con amplia trayectoria, pertenecientes a Compromiso Ciudadano, el Polo y los Verdes, quienes en heroica gesta se lanzaron a las calles, enarbolando las banderas de la educación y la lucha contra la corrupción.

No obstante, en los últimos 15 días, aquellos que siempre se han vendido como dirigentes libres de escándalos, desconectados del clientelismo y con un marcado interés por la cultura ciudadana, han mostrado inconsistencia y una inusitada maestría en el arte de las componendas, las argucias y la manipulación de la historia sagrada, a pesar de que jamás han negado su ateísmo o agnosticismo, en el mejor de los casos.

A sólo dos días de la segunda vuelta presidencial, una guerrera de verbo encendido y gesto colérico, es nuestra invitada para tomarse el capuchino de hoy. Muchas gracias por aceptar este espacio, senadora López… Bueno, está bien, Claudia… No se moleste…

Dado que Usted es una persona abierta al debate, me gustaría decirle que encontré dictatorial, dijéramos totalitaria, la actitud de la cúpula de su partido después del 27 de mayo, pues el hecho de prohibir votar por Iván Duque en la segunda vuelta, despierta temores sobre su concepción del poder y de las libertades democráticas.

Le aseguro que no se ve bien andar regañando a la gente. Eso no le luce… ¿Desea más azúcar?

Claudia, como adalid de la lucha contra la corrupción, no está dando el mejor ejemplo. De hecho, luego de su derrota, nos ha dado a entender que, en su caso particular, están por encima los intereses personales que los intereses de Colombia. ¿Le tiene ganas a la Alcaldía de Bogotá en el 2019? ¿Necesita los votos de Petro? En fin… bobadas que me da por preguntar… ¡Ni me imagino cómo será la pelotera con Navarro!

A propósito, ¿por qué no renunció a su curul, como sí lo hizo Iván Duque? Para grandes maestros de la política, ese tipo de acciones enaltecen la figura de un estadista o de alguien que quiera llegar a serlo.

A propósito, ¿por qué no renunció a su curul, como sí lo hizo Iván Duque? Para grandes maestros de la política, ese tipo de acciones enaltecen la figura de un estadista o de alguien que quiera llegar a serlo. Clic para tuitear

Siguiendo con esta amable conversación, le cuento que a muchos colombianos les preocupa la manera como sus actos contradicen sus palabras, respetada senadora. ¿Cómo podemos leerla en términos políticos?: ¿Amiga o enemiga de Peñalosa? ¿Dura crítica de Petro hace apenas unos días, o emocionada aliada de la Colombia Humana, al mejor estilo de Roy Barreras y Armando Benedetti? ¿Violenta a la hora de defender la paz o pacífica en el momento de llevar el violento odio de clases a la jefatura del Estado?

Tal vez lo único claro para todos, es que su postura política abraza los principios del marxismo cultural. Siendo impulsores de la democracia, anunciamos nuestra oposición frontal contra su proyecto político. Espere argumentos y pruebas reales, lejos de los insultos y gritos a los que nos tiene acostumbrados.

Antes de terminar, no podemos evitar preguntarle lo siguiente: ¿Cuál será su propuesta como candidata a la Alcaldía de Bogotá, que suponemos fue la ambición real que la movió para apoyar al candidato de las Farc? Estaremos muy pendientes de sus propuestas en temas neurálgicos como aborto, familia, ideología de género, microtráfico, seguridad y, por supuesto, corrupción, incluso dentro de las filas de su voluble coalición.

¿Cuál será su propuesta como candidata a la Alcaldía de Bogotá, que suponemos fue la ambición real que la movió para apoyar al candidato de las Farc? Clic para tuitear

#ElVenenete: No es “su” alcaldía, Claudia… ¡Es Colombia! Por eso, cuando se encuentre delante del tarjetón este domingo, piense si su candidato, el mismo que fue amigo de Chávez, y lo es de Timochenko; el egregio marxista que ha permanecido mudo ante la tragedia del pueblo venezolano, de verdad, merece su voto.

Torta de manzana para acompañar el capuchino de hoy.

#DemocraciaSinMarxismo

#DuquePresidente

#MartaLucíaVicepresidente

Articulos Relacionados