Petro, cadáver político insepulto

Mario Javier Pacheco

Petro, cadáver político insepulto

@mariojpachecog

Petro, cadáver político insepulto Columna de Mario Javier Pacheco Clic para tuitear

Como escabroso, calificó Claudia López el video que convirtió a Petro en un cadáver político insepulto que desanda por los pasillos del congreso, buscado micrófonos para intentar aclarar lo que no pudo en su lacrimoso audiovisual de 40 minutos, ni en el largo reportaje de la W con el resucitador de Vicky

Claudia López, siamesa de Petro y también representante de la lógica visconversa, hizo gala de su deslealtad proverbial para echar más tierra sobre el insepulto, pero hay que darle la razón; la escena  es sórdida, como de esas antiguas películas de gánsteres en technicolor, entre sombras y con mal sonido, cuando se cobraba un crimen.

Si el vídeo fue sucio, lo que siguió fue más retorcido, porque Petro al explicar que los fajos eran del  “insigne arquitecto Simón Vélez, quien guarda la plata en tarros de cocina porque odia los bancos,”  el “insigne” lo negó, a pesar que en entrevista previa, le confesó a Lorenzo Morales en Gato Pardo, que sí, que le había facilitado plata a Petro. No obstante, Morales le puso espinas, diciendo que lo que escribió no es lo que se lee y que “el artículo dice lo que dice”.

Se descorrió la cortina del Loco Barrera y un supuesto billete para que Petro tramitara leyes anti extradición, al mismo tiempo que se develaba el motivo de Juan Carlos Montes, su íntimo, para grabar el audiovisual. Es que Montes lo había visto usar y desechar a sus amigos como pañuelo moquero y para evitar sufrir lo mismo, se aseguró con el video, una práctica extorsiva útil para el Señor de los Tapahuecos, reconocido entre sus viejos amigos militantes del M-19 como gestor de recursos y cobrador de coimas.

Se descorrió la cortina del Loco Barrera y un supuesto billete para que Petro tramitara leyes anti extradición, al mismo tiempo que se develaba el motivo de Juan Carlos Montes, su íntimo, para grabar el audiovisual. Clic para tuitear

Aún estaba tibio el cadáver político, cuando Fajardo y Mockus, se apresuraron a destazarlo, porque la izquierda no tiene tradición de solidaridad, y para Claudia, Navarro, Cepeda, Timochenko, Fajardo y otros camaradas, la muerte política de Petro los unge como sus sucesores en la línea de aspirantes presidenciales de 2022. Así que apuñalarán la imagen de Petro con mucho más saña que los de la derecha. Algo deben saber de las purgas comunistas.

Este episodio es un campanazo para los ciegos radicales que tienen polarizado al país con una paz que resultó de cobre como los 50 disidentes reales de las FARC y como su Petro, porque les desenmascara el carácter taimado y la bajeza de sus dirigentes, que predican doctrinas que no practican.

Este episodio es un campanazo para los ciegos radicales que tienen polarizado al país con una paz que resultó de cobre como los 50 disidentes reales de las FARC y como su Petro Clic para tuitear

Vale la pena volver sobre un post anónimo que en estos días circula en los chats:

Petro perrateó la palabra Humana;  Santos, la palabra Paz; Claudia López perrateó la palabra anticorrupción;  Los líderes estudiantiles, las palabras marchas y educación; Gustavo Bolívar perrateó la palabra Decentes y los líderes campesinos la palabra Resistencia.

Es hora de aprender del Presidente Iván Duque y comenzar a denunciar a los radicales que son los verdaderos enemigos de la paz, para que se acabe el diálogo de sordos que propician Petro, Claudia, Cepeda, Timochenko y otros, y comencemos desarmar los espíritus; reversar el adoctrinamiento educativo; despolitizar la justicia y despolarizar el país.

Articulos Relacionados

Mario Javier Pacheco

Profesional en Literatura. Historiador, periodista. Máster (c) en Paz y doctorando en Ciencias Políticas. DD HH. Guía Cátedra Local de la Paz en 132 municipios

Acerca de Mario Javier Pacheco 5 Articles
Profesional en Literatura. Historiador, periodista. Máster (c) en Paz y doctorando en Ciencias Políticas. DD HH. Guía Cátedra Local de la Paz en 132 municipios