¿Qué hacemos con los vándalos marchantes, Ministra?

Francisco José Tamayo Collins

¿Qué hacemos con los vándalos marchantes, Ministra?

@tamayocollins

El capuchino “relajado” de los domingos ¿Qué hacemos con los vándalos marchantes, Ministra? Columna de Francisco José Tamayo Collins Clic para tuitear

Antes que empiecen a llorar como plañideras, queremos informarles a los universitarios idealistas que salen a marchar en nombre de la educación superior gratuita, de calidad y pública -casi siempre azuzados por políticos congelados en el tiempo que le apuestan al odio de clases como propuesta ideológica-, lo siguiente: en esta columna nos referiremos únicamente a sus compañeritos de “clase” que no merecen estar sentados en los pupitres que ocupan.

Porque son vándalos que no sólo salen a gritar arengas y detener impunemente el tráfico, sino a romper vitrinas, rayar paredes con consignas sin fundamento que ensucian las ciudades, y a montarse sobre vehículos del transporte público, enarbolando banderas y pancartas que se oponen a cualquier iniciativa de civilización y Libertad.

Por supuesto, quisiera saludar a la ministra de Educación, María Victoria Angulo, funcionaria que tiene sobre sus hombros la pesada carga de un sector cooptado por el marxismo cultural, el sindicalismo mafioso de Fecode y la politiquería, fuerzas que se han atravesado como vacas muertas en medio de la parafernalia estatal.

Ministra Angulo, vamos al grano: cada vez que se inventan una marcha o “movilización” como les gusta llamarlas a los sectores políticos que integran la izquierda colombiana, nos duele ver la angustia de los comerciantes que ven expuestos sus negocios a la violencia de esos muchachitos que dizque están estudiando en la Universidad…

nos duele ver la angustia de los comerciantes que ven expuestos sus negocios a la violencia de esos muchachitos que dizque están estudiando en la Universidad… Clic para tuitear

Es absurda la manera como estas “joyitas” acaban con fachadas de locales, almacenes, restaurantes, emisoras radiales y, si es el caso, articulados y buses del sistema de transporte urbano.  Como ellos saben que nadie les hace nada; porque el Esmad les echa agua y los persigue, pero hasta la fecha, nadie los arresta… Es decir, no hay implicaciones penales reales, que es lo que se necesita con urgencia.

Ya va siendo hora que estos “niños” dejen de pasarse por la faja la ley y la autoridad: llegó el momento de ponerles su “tate-quieto”, porque las víctimas reales de sus fechorías, violencia e irrespeto son colombianos que pagan impuestos y cumplen con las obligaciones que les impone el Estado. #ElQueLaHaceLaPaga

Ministra, le formulo tres preguntas, a fin de abrir el debate: ¿qué “decencia” tienen individuos que son capaces de hacer lo que registran las fotos que muestran los desmanes de “movilizaciones” estudiantiles como la del pasado miércoles 10 de octubre en Bogotá?

Estos sujetos, ¿merecen seguir disfrutando los beneficios que ofrece la universidad pública a los colombianos de menores ingresos?

Estos sujetos, ¿merecen seguir disfrutando los beneficios que ofrece la universidad pública a los colombianos de menores ingresos? Clic para tuitear

¿No existen jóvenes correctos, con ganas de salir adelante, dispuestos a dar su mejor esfuerzo, que perfectamente podrían ocupar los puestos de los vándalos que llenan de violencia las marchas estudiantiles?

Por fortuna, el Ministro Botero, desde la Cartera de Defensa, de la mano de senadores del Centro Democrático, se han puesto en la tarea de diseñar y radicar un proyecto de ley que reglamente las “movilizaciones” que tanto aplauden Petro y sus aliados, prohibiendo el uso de capuchas y judicializando los actos que alteren el orden público. Seguramente, esto no les gustará a algunos amigos de las Farc, el ELN y los sindicatos… ¡Qué le vamos a hacer!

A propósito, los egresados de las licenciaturas en Colombia, de acuerdo a los datos de las últimas pruebas Saber Pro 2016 y 2017, han obtenido los peores resultados. En casa de herrero, azadón de palo… ¡Pero sigamos marchando!

Relax: Cuando observo a los pillos que protagonizan los desmanes de las marchas estudiantiles, entiendo que ese tipo de actos se han incrementado descaradamente como parte del “legado” del Nobel de Odebrecht, quien ya se encuentra trabajando en Crisis, al lado de George Soros, “dijéramos”, secretario personal de Satanás en el planeta. Uno de los objetivos “ocultos” de este grupo es la destrucción de la familia y de la sociedad, a través de la legalización de las drogas, la industria del aborto y la implementación de la ideología de género en el mundo.

Torta selva negra para acompañar el capuchino de hoy.

#NoMásVandalismoUniversitario

Articulos Relacionados

Acerca de Francisco Jose Tamayo C 25 Articles
Filósofo, publicista, humanista, profesor, guionista. Por encima de todo, amante de la Libertad, la música y los libros; el cine y el teatro, como ejercicio creativo. Me encanta hacer radio. En lo humano, soy sobreviviente a un infarto masivo y tres paros cardíacos que me encimaron en apenas 40 horitas. Me gusta el humor. Como ya fui y volví, no trago entero. Además, me encanta ponerle picardía a lo que escribo. El mundo gourmet me acompaña desde siempre. Por ahí dicen que cocino muy sabroso.