Sobre la separación entre Iglesia y Estado

@JuanCVargas98 

Sobre la separación entre Iglesia y EstadoColumna de Juan Camilo Vargas Clic para tuitear

Por lo aparente de este título, muchos sugerirán que se trata de alguno de esos ataques del basilisco que describió Laureano contra una Institución que históricamente ha estado vinculada a los destinos de la Patria, no es así. La cuestión de la Iglesia, en un País cuya historia está ligada al cristianismo, es fundamental para comprender males que nos aquejan en la actualidad y que hallan sus orígenes en la corrupción de funcionarios con anhelos de poder, la falta de escrúpulos y, curiosamente, un estilo de vida irreconciliable con las maneras de vivir de la Fe Católica.

La cuestión de la Iglesia, en un País cuya historia está ligada al cristianismo, es fundamental para comprender males que nos aquejan en la actualidad y que hallan sus orígenes en la corrupción de funcionarios Clic para tuitear

Hay que poner los ojos en la Europa de los siglos que sucedieron la caída del Imperio Romano de Occidente: una Europa de guerras civiles, de pequeños señoríos que jugaban a ser generales y de un papado en Roma que poco a poco se iba haciendo más poderoso e iba granjeándose influencias sobre todos aquellos reinos y feudos del viejo continente. Al ver que la Iglesia era sinónimo de poder, muchos anhelaban ser clérigos para poder adquirirlo, además del conocimiento que no podían obtener fuera de ella. Poco a poco fueron fusionándose esta Fe y este poder eclesiástico con el poder civil, tanto así que reyes y monarcas ordenaban Obispos que representaban sus intereses, pero no los de los creyentes.

La Iglesia, contemplando este panorama, decidió separarse del Estado y dejarlo llevar a cabo sus funciones, delimitando la jurisdicción en el Concordato de Worms, en 1122, celebrado entre el Emperador Enrique V y el Papa Calixto II. Esto reestableció el orden en las funciones y el modo de operar de la Iglesia. Lo importante de este hecho es que fue la Iglesia quien dio el primer paso para separarse del Estado y diferenciar funciones.

Ahora, bien puede inferirse que con el paso de los años la situación fue revertida y, a pesar de que cumplían funciones distintas y respetaban sus jurisdicciones, la Iglesia y el Estado siguieron caminando juntos, pero existía un precedente en el que la iniciativa eclesiástica daba un paso al costado para mantener su autonomía. Creo que debería retomarse ese ejemplo y poner en marcha ese sistema nuevamente.

Apoyo totalmente una separación entre Iglesia y Estado que permita a aquellos miembros de otras religiones desarrollar libremente su actividad, pero no apoyo una independencia de la ciudadanía y de la Nación, de los principios soberanos que hallan sus raíces en las ideas judeocristianas. Ya se ha visto que en países donde se impuso la religión se perdió por completo el rumbo en cuestiones de Fe. En Colombia los Católicos no saben ni en qué creen. La imposición lleva a la pérdida de convicción, fenómeno extendido ampliamente por los Estados de Hispanoamérica, pues al nacer con un dogma no se vive en la búsqueda de esas creencias tan necesarias para vivir.

La imposición lleva a la pérdida de convicción, fenómeno extendido ampliamente por los Estados de Hispanoamérica, pues al nacer con un dogma no se vive en la búsqueda de esas creencias tan necesarias para vivir. Clic para tuitear

Es ideal entonces, establecer una clara separación entre el Estado y los asuntos religiosos, pero no desechar los principios y las ideas de occidente, especialmente del mediterráneo, que son las raíces que nutren nuestra historia.

Articulos Relacionados

Juan Camilo Vargas

Joven santandereano de nacimiento, Huilense por adopción. Estudiante de Política e Historia en Hillsdale College, ubicado en Michigan, Estados Unidos. Ganador de las becas “Hillsdale Merit Scholarship”, “Weber International Private Enterprise Scholarship” y “Gogel Scholarship, Werner J & Mar”. Caballero Andante, poeta inquieto, enemigo de la corrección política y defensor de la tradición moral y las buenas costumbres. Haciendo Patria

Acerca de Juan Camilo Vargas 18 Articles
Joven santandereano de nacimiento, Huilense por adopción. Estudiante de Política e Historia en Hillsdale College, ubicado en Michigan, Estados Unidos. Ganador de las becas “Hillsdale Merit Scholarship”, “Weber International Private Enterprise Scholarship” y “Gogel Scholarship, Werner J & Mar”. Caballero Andante, poeta inquieto, enemigo de la corrección política y defensor de la tradición moral y las buenas costumbres. Haciendo Patria