Trump, ganando la pelea

Rafael Gómez Martínez

Trump, ganando la pelea

@RaGomezMar

Trump, ganando la pelea. Columna de Rafael Gómez Martínez Clic para tuitear

Con una votación cercana a los 70 millones de votos, Donald Trump se convirtió  en el presidente No 58 después de un agitada campaña electoral donde la gran prensa norteamericana le hizo la vida imposible, ganando en 30 estados vs 20 de Clinton, resultado que le entregó el poder absoluto tanto en la Cámara, como en el Senado, obteniendo para el Partido Republicano una de las mayores votaciones en toda su historia.

Trump, recibió un país venido a menos en todos los frentes. Con el lema de Make America Grate Again, Trump se ganó la confianza de la clase media norteamericana venida a menos durante los ocho nefastos años de Barack Obama en el poder.

En efecto, Obama llegó a la presidencia de los EE.UU en el 2008 generando una serie de esperanzas en su pueblo después del desgaste producido durante la administración Bush por cuenta de la crisis financiera surgida en el 2007.

Con el lema de Make America Grate Again, Trump se ganó la confianza de la clase media norteamericana venida a menos durante los ocho nefastos años de Barack Obama en el poder. Clic para tuitear

Tras ocho años en el poder, Obama dejó una administración con más sombras que luces. Tensiones sociales y raciales, creciente desigualdad social, con la crisis en el Medio Oriente en su peor momento, con una economía en retroceso.

No dejó de ser irónico que Obama dejara los más altos índices de violencia social, con una fuerte tensión policial frente a la micro inseguridad que se tomó las calles de Norteamérica por cuenta del desorbitado consumo de drogas. Como legado de su administración, durante el primer semestre del 2016 se presentaron  7.321 muertes violentas por arma de fuego.

Irónicamente, fue durante su administración cuando se produjeron el mayor número de deportaciones de migrantes: Cerca de 3 millones de personas, cuando en la administración Bush apenas la cifra llegó al 23%.

En términos económicos, Obama fue uno de los peores presidente de toda la historia norteamericana, comentó en su momento el analista Edmun Kozak situando los niveles de pobreza cercanos al 15%, con uno de los déficits más abultados de toda la historia reciente tanto así que para octubre del 2017 como coletazo de su administración el déficit presupuestario de EE.UU. subió un 14 % en el año fiscal 2017 hasta los 666.000 millones de dólares, el mayor desde 2013.

De hecho, una de las primeras confrontaciones que tuvo Trump con la clase política de Washington fue el elevado nivel de gastos de la administración central, incluido el Congreso. Obama entregó el desempleo con niveles cercanos al 5%.

A nivel de conflictos internacionales, la administración Obama falló en su promesa de retirar las tropas de Iraq, mientras que en Afganistán se quedaron más de 8 mil 400 militares. Al mismo tiempo, incrementó las ofensivas de EE.UU. en Libia, Yemen y Somalia.

En Siria, a finales de abril de 2016, el Pentágono decidió enviar 250 soldados norteamericanos para apoyar a los grupos locales armados opositores al presidente sirio Bashar al-Assad.

Con este negativo panorama fue elegido Trump. En su corta administración, por primera vez en la historia de la economía norteamericana se presenta pleno empleo, como diría Keynes.

Con este negativo panorama fue elegido Trump. En su corta administración, por primera vez en la historia de la economía norteamericana se presenta pleno empleo, como diría Keynes. Clic para tuitear

EE.UU. volvió a ser respetado a nivel comercial, político, militar. Su gran logro a nivel internacional ha sido la distensión entre las dos Coreas a tal punto que se presenta la posibilidad de una reunificación. Por ese solo hecho, Trump merece el nobel de paz.

Relanzó los acuerdos comerciales como el Nafta, volviendo al mundo bilateral como eje de su política comercial. Durante la última asamblea de la ONU puso en el tapete la crisis migratoria y política del régimen corrupto y amoral de Maduro.

A nivel interno, cuenta con una aprobación superior al 50% a pesar que la gran prensa norteamericana le hace la vida imposible todos los días por lo que hace o deja de hacer. De paso, los niveles de rating de CNN son los más bajos de toda su historia, sumado al desprestigio del New York Times y la gran prensa demócrata quien no ve cómo encontrarle su lado débil. Curiosamente, a Trump le sucede algo similar que a Álvaro Uribe Vélez: Entre más lo atacan más pareciera que se afirma y se afianza en el poder.

Con la franca recuperación en todos los frentes, sobre todo el económico, se presentarán en Noviembre las próximas elecciones legislativas. Predicciones dicen que los republicanos perderán la Cámara y algunos puestos en el Senado. Pero, esas mismas predicciones lo daban como perdedor cuando llegó a la presidencia.

Por lo pronto, en medio de la incredulidad internacional Trump le va ganando la pelea a todo el establecimiento norteamericano junto con su gran prensa venida a menos.

Por lo pronto, en medio de la incredulidad internacional Trump le va ganando la pelea a todo el establecimiento norteamericano junto con su gran prensa venida a menos. Clic para tuitear

Puntilla: ¿Sabemos algo del Guacho, de Márquez, el Paisa, Romaña? ¿Odebrecht? ¿Reficar? La micro inseguridad desborda en todas las ciudades….

Articulos Relacionados