¿Y para qué era la plata?

David Ghitis

¿Y para qué era la plata?

@ghitis 

¿Y para qué era la plata? Columna de David Ghitis Clic para tuitear

El miércoles pasado la Senadora Paloma Valencia presentó un vídeo donde salé Petro recibiendo fajos de billetes. Algunos análisis realizados por varias personas ubican ese vídeo en el año 2009, y de acuerdo a lo que el mismo Petro dice en el vídeo en una conversación telefónica con un tal Abraham, precisamente un día antes de la convención del POLO.

No solo es importante conocer los orígenes de esa plata, pues Petro ha declarado que fue un préstamo que le hizo el arquitecto Simón Vélez, pero este lo niega y además en un trino Petro le pide a Simón Vélez que aclare si esos dineros fueron aportes o prestamos, lo que indicaría que en los años transcurridos Petro no pagó tal préstamo lo que pondría en duda que fuera un préstamo. Y además el abogado de Petro declaró que eran aportes casi al mismo tiempo que Petro declaraba que era un préstamo. Como dice el adagio popular “por intentar aclarar, oscurecieron”.

Y además el abogado de Petro declaró que eran aportes casi al mismo tiempo que Petro declaraba que era un préstamo. Como dice el adagio popular “por intentar aclarar, oscurecieron”. Clic para tuitear

Hay una denuncia hecha por el abogado Abelardo de la Espriella en la que asegura que esos dineros procedían del narcotráfico, cosa que deberá ser investigada por la Corte Suprema.

Dejando en claro entonces que aun falta mucho recorrido para determinar el origen de la plata, esta es mi teoría sobre el destino de los fajos de billetes recibidos por Petro:

Primero: Hay claras pruebas de que Carlos Gaviria no quería a Petro. Hay testimonios donde queda registrado que Carlos Gaviria acusó a Petro de cambiar las actas de las reuniones para modificar las decisiones que se habrían tomado en reuniones. Igualmente hay un video de Carlos Gaviria diciendo que Petro no serviría de alcalde de Bogotá.

Segundo: Personas insignes del POLO no se han pronunciado en estos días sobre el video. De hecho, el silencio de personajes como Claudia López y el Senador Robledo sobre el tema, es muy diciente de que han dejado solo a Petro.

Personas insignes del POLO no se han pronunciado en estos días sobre el video. De hecho, el silencio de personajes como Claudia López y el Senador Robledo sobre el tema, es muy diciente de que han dejado solo a Petro. Clic para tuitear

Tercero: Con la noticia de “EL TIEMPO” que se comenta en el video y con Petro hablando por teléfono de la convención del POLO del día siguiente, se puede situar el video en el 2009. En el 2009 Petro era precandidato a la Presidencia e igualmente lo era el ya fallecido Carlos Gaviria. La pelea por la candidatura presidencial en el Polo Democrático la ganó Gustavo Petro, quien finalmente se impuso a Carlos Gaviria con cerca de 20 mil votos de ventaja en la consulta interna. Eso fue un a sorpresa para sus directivos empezando por su presidente, Jaime Dussán, pues todos ellos estaban abiertamente en favor de Carlos Gaviria.

Entonces, solo queda unir los puntos para entrar a sospechar que la plata recibida por Petro antes del video, en el video y diez días después del video (¡datos que son mencionados en el mismo video!), son para la campaña que Petro estaba haciendo: Ganar la candidatura del POLO y sacar a Carlos Gaviria.

Sea cuál sea el resultado de la investigación del origen del dinero y sea cual sea el destino que tuvo, lo único que ya está escrito es que la posición de adalid de la lucha anticorrupción que Petro asumía, ya no va más. No es transparente que un político reciba fajos de billetes en un video tomado de manera encubierta. La forma furtiva como fue tomado el video también es una interrogante. ¿Por qué quien entregaba el dinero decidió grabar la entrega sin que Petro lo supiera? ¿Qué interés tenía? ¿Cómo le cobró a Petro el haber mantenido ese video en secreto tantos años?

Seguramente las redes sociales no dejarán que este episodio se olvide rápidamente.

Articulos Relacionados

Acerca de David Ghitis 22 Articles
Originario de Cali en 1964. Estudié en el Colegio Hebreo de Cali. Presté servicio militar y gracias a eso conocí cosas de la Colombia que a los jóvenes “de buena familia” rara vez les toca conocer. En 1998, por la situación en la que estaba el país y como muchos colombianos, salimos a buscar mejores oportunidades en otras latitudes. Un tiempo en Israel, otro en USA y otro más en República Dominicana me dieron una visión con varios matices de cómo las distintas circunstancias esculpen las personalidades. Regresé a Colombia convencido de que no hay mejor país y con el ánimo de aportar mi grano de arena para que sea cada vez mejor.