Columnista Invitado

El proyecto socialista fracasado de Hugo Chávez

El proyecto socialista fracasado de Hugo Chávez comienza como una idea a finales de los años 80, donde un grupo de militares venezolanos “por moda” se ven atraído de la rebeldía de los Hermanos Raúl y Fidel Castro Ruz en Cuba. Para entonces, el Teniente Coronel, Hugo Chávez da un golpe de estado al Presidente de Venezuela, Carlos Andrés Pérez en harás de tomar el poder ejecutivo a través de la fuerza militar. El golpe de estado fue frustrado por fuerzas leales al Presidente y de la democracia. Desde ahí, nació el resentimiento de Chávez tras verse humillado y derrotado en las cámaras de la televisión nacional e internacional. Desde la cárcel, inició su plan de venganza para llegar al poder electoralmente.
[…]

opinión

Competencias para la Recuperación

Bajo el paradigma de que todo cambio y que se abren las oportunidades para la innovación y la tecnología quiero compartir la nueva lista de competencias que las empresas empezaran a valorar en el capital humano. Tanto los profesionales como las universidades deben apuntar a moldear y lograr un perfil de gerentes y directivos que las desarrollen y las mejoren para la sostenibilidad en el mercado. […]

opinión

El autogolpe

El reciente comunicado por la Corte Constitucional en su página a través de boletín No. 115, que declaraba la inexequibilidad del artículo 12 del decreto 491 expedido por el gobierno nacional, resultó todo un exabrupto de excesos en el ámbito de competencias y un total despropósito en la seguridad jurídica. […]

opinión

¡Nosotros los jóvenes!

Creo en Colombia, creo en su gente, creo en su cultura, creo que cada uno de nosotros tenemos grandes sueños y grandes metas personales, por supuesto, pero también colectivas, vivir en un país donde la violencia no sea el titular de prensa o la fuga de un delincuente. Creo que este gran país debe ser mejor valorado, que los gobernantes sean mejor capacitados. […]

opinión

¿Lenguas viperinas o estrategia concertada?

Como si se tratara de un efecto deletéreo ocasionado por la emergencia sanitaria del coronavirus, por acción del encierro y la ansiedad ante tanta incertidumbre, se han desatado ciertas lenguas venenosas a proferir incendiarios mensajes de odio plagados de falsedades que albergan un afán politiquero de la peor especie. Todo como una avalancha que está lejos de ser espontánea y que más parece un concierto de las fuerzas de izquierda para instalar el chavismo en el 2022. […]

Columnista Invitado

Fariceos-19

El ejercicio del periodismo requiere de la vocación al servicio de los ciudadanos a través de la información, es similar a la del político en cuanto a su deber ser definido en el servicio público, pero se diferencia en cuanto al específico servicio de informar y solo se puede prestar mediante un compromiso con la verdad dentro de una independencia radical y una rigurosidad impecable. Elementos que no coinciden con el modo de ser del político, por tanto, cuando un periodista se vale de su condición para ser y hacer política, desnaturaliza su profesión y le juega sucio a la población. Como toda vocación se descubre progresivamente con el conocimiento de sí mismo, de sus cualidades y defectos y de sus inclinaciones. […]

opinión

Alcalde ad hoc

El pico y género, aparte de ser sexista y anticonstitucional, fue un puro fracaso en Bogotá. El pico y cédula tampoco está teniendo los resultados que se esperaban. La capital colombiana ha superado la semana pasada la cifra de mil ciudadanos muertos por Covid y cuenta con el triste record colombiano de más de 40 mil infectados. Bogotá con alrededor de ocho millones de habitantes ya tiene más fallecidos que Buenos Aires, cuya región metropolitana suma los 17 millones. […]

opinión

Simple, si a la economía le va bien, al país le va bien

Varias veces he utilizado la famosa frase de James Carville (asesor de Bill Clinton) “Es la economía, estúpido” para hacer referencia a la relevancia que tiene ese tema en la dinámica de un país, algo que deberíamos considerar siempre. Es muy simple, si a las empresas les va bien, a la economía le va bien y por ende al país le va bien. Si hay utilidades en las empresas, hay impuestos para seguir atendiendo todos los programas sociales que requiere el país y que maneja el gobierno central (salud, educación, seguridad, programas de auxilio y beneficio para los sectores menos favorables, etc.). […]