11 de abril, un día negro para la izquierda en América Latina.

Nicolás Camilo Rivera Mejía

Nicolás Camilo Rivera

El pasado domingo 11 de abril del presente año, estuvo bastante movido electoralmente hablando y sin lugar a dudas me atrevo a decir que Latino América atrajo las miradas del mundo entero, ya que se llevó a cabo una jornada electoral maratónica en Bolivia, Ecuador y Perú.

Los Ecuatorianos como de costumbre acudieron masivamente a las urnas para definir cuál sería su nuevo mandatario entre el delfín Andrés Arauz que no era más que la representación en cuerpo ajeno del viudo de poder e inhabilitado expresidente Rafael Correa y el empresario banquero Guillermo Lasso; por su parte los Peruanos eligieron entre 18 candidatos a su próximo presidente y en Bolivia avanzaron cuatro elecciones regionales que sin duda alguna nos dan una radiografía del panorama electoral  de cara a la próxima carrera Presidencial.

En Ecuador, el ungido por el pueblo para representarlos fue el exbanquero conservador Guillermo Lasso y como dicen por ahí la tercera es la vencida ya que esta era la tercera vez  que presentaba su cara para las elecciones Presidenciales, ganó con un contundente 52,51% en el balotaje frente a un 47,49%  de su rival el delfín Andrés Arauz,  lo que representó más o menos una diferencia de 420 mil votos.

En Perú pasaron a segunda vuelta en la disputa por la Presidencia, el profesor de izquierda radical Pedro Castillo y la administradora de empresas hija del encarcelado expresidente Alberto Fujimori, dos extremos que se enfrentan como de costumbre en nuestro continente izquierda y derecha, ciudad vs campo, ya que a Pedro Castillo le votaron los campesinos del país, de las propuesta de Pedro se puede decir que son “inviables”, ya que así fue como las catalogaron expertos de todo tipo, por su parte Keiko, al igual que Lasso en ecuador es la tercera vez que presenta su nombre a la contienda por la Presidencia del país toda vez que buscó, sin éxito, llegar a la Presidencia en las elecciones de 2011 y 2016, en ambas ocasiones derrotada por un estrecho margen en la segunda vuelta electoral, ¿se repetirá la misma historia que en Ecuador? es posible ya que tanto Keiko, como Lasso, quedaron segundos en primera vuelta y como mencioné anteriormente es la tercera vez que ambos aspiran a la Presidencia de sus países y siendo sincero espero de todo corazón que así sea.

Por último, pero no menos importante las elecciones locales en Bolivia, se disputaron 4  gobernaciones, de las cuales si se suman a las disputadas en primera vuelta la oposición logró ganar 6 dejando diezmado al partido de Evo Morales Movimiento al Socialismo (MAS) que a pesar de solo ganar 3 gobernaciones afianzaron su dominio sobre las áreas rurales.

La conclusión que nos deja lo anteriormente escrito es que el gran perdedor en la jornada electoral que se llevó a cabo el pasado 11 de abril fue la extrema izquierda. Clic para tuitear, los habitantes de Latino América ya nos cansamos del cáncer del socialismo que estuvo a punto de hacer metástasis en nuestro continente en años pasados, poco a poco recuperaremos el rumbo con el favor de Dios y la inteligencia electoral.

Para finalizar este escrito, quiero invitar a mis compatriotas a que no seamos menos que el pueblo Boliviano, Ecuatoriano y próximamente el Peruano en cerrarle las puertas al socialismo, votemos inteligentemente y más aun sabiendo que tenemos unos precandidatos de lujo, como por ejemplo Alex Char, Federico Gutiérrez, Oscar Iván Zuluaga, Enrique Peñaloza entre otros, unamos fuerzas porque el premio mayor en caso de ganar será que por fin Gustavo Petro se retire del escenario político, votemos masivamente por nuestros candidatos al Congreso y dejémosle claro al dichoso “pacto histórico” que no podrá vencernos en presidencia, nuestra prueba de fuego serán esas elecciones y con mayorías en congreso estoy totalmente seguro de que dejarán de ponerle trabas al progreso del país.

Nicolás Camilo Rivera Mejía
Acerca de Nicolás Camilo Rivera Mejía 70 Articles
Joven abogado santandereano modelo 95 enamorado de la política, activista político y social desde los 17 años, tuitero y ahora columnista de opinión. #MásLideresMenosPolíticos.