27 años después, una oración por Venezuela

Francisco José Tamayo Collins

francisco Jose Tamayo

@tamayocollins 

27 años después, una oración por Venezuela Columna de Francisco José Tamayo Collins Clic para tuitear

Amado Señor Jesús:

27 años después de la intentona golpista de Chávez en Caracas el 4 de febrero de 1992, bendice a Venezuela, a sus familias que hoy luchan para acabar con la Dictadura de Maduro, maldito sucesor del coronel de verbo fácil y cinismo extremo, asesino, ladrón y sátrapa.

Que el dolor y la sangre de los miles de seres humanos víctimas del comunismo castro-chavista, sean testimonio perenne de la batalla por la Libertad y fortaleza democrática que ha enfrentado el Pueblo Venezolano contra quienes han dilapidado su futuro.

Que las lágrimas y la angustia de miles de madres sean estímulo de quienes están librando la última batalla contra el comunismo en la tierra de Bolívar.

Que las lágrimas y la angustia de miles de madres sean estímulo de quienes están librando la última batalla contra el comunismo en la tierra de Bolívar. Clic para tuitear

Dales el coraje para avanzar como Pueblo y derrotar la ignominia impuesta por un régimen que, disfrazado de demócrata, lo único que ha hecho es liquidar la Democracia a nombre del Socialismo del Siglo XX.

Llénalos de templanza para permanecer invictos en el tramo decisivo de esta pesadilla, y libera a todo el continente de los planes macabros que se han gestado desde Cuba, en detrimento de la Libertad.

Acoge nuestras oraciones con afecto y preséntalas al Padre Eterno, como flores que nacen del corazón de millones de hombres y mujeres que han ofrecido en el Altar del Amor el sacrificio de sus enfermedades, la escasez y el hambre que ha dejado como legado el desgobierno de Nicolás Maduro Moros, esclavo de una ideología que te pedimos desaparezcas de la faz de la tierra.

Virgen de Coromoto, Patrona de Venezuela:

Siguiendo el mensaje de Cristo en la Cruz y el don de la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo, compartimos como hermanos esta oración y colocamos 27 años después del primer intento de golpe comunista en Venezuela, nuestras humildes intenciones a los pies de Tu Hijo, para expulsar de su suelo el terror del narco-comunismo terrorista:

Pedimos por quienes han sido perseguidos, torturados y masacrados por  la Dictadura que aplasta y sofoca a Venezuela desde 1999; por las víctimas del horror que siempre subyace las acciones del Cartel de los Soles, máxima autoridad en la  agonizante sociedad venezolana; por los enfermos que no tienen medicamentos para cuidar de sus dolencias y por los bebés que nacen sin ningún tipo de dignidad en una tierra rica, desfalcada por bestias que están lejos de cualquier luz racional.

Multiplica los testimonios de quienes nunca han bajado los brazos para neutralizar a los aliados del abyecto régimen de Nicolás Maduro Moros y sus cómplices, y permite que la acción militar, diplomática y económica del mundo unido cobre los mejores resultados en favor de la Libertad, para que florezcan nuevos sueños y retorne la soberanía, libre y sin opresiones, a esa nación, para que volvamos a ser testigos y hacedores de días donde reinen la concordia y la razón: jornadas brillantes donde el reconocimiento de los valores occidentales como faro que ilumina el mundo desde Tu Palabra, sean el marco desde donde nuevos proyectos cobren vida. Amén.

De Relax: ¡No te rindas, Venezuela! ¡La hora final de la noche comunista en tu suelo está delante de tus ojos! Actúa unida y erradica al régimen narco-comunista, asesino y opresor de tu suelo. Así sea.¡Gloria al bravo pueblo que al yugo venció, la ley respetando, la virtud y honor! 

¡No te rindas, Venezuela! ¡La hora final de la noche comunista en tu suelo está delante de tus ojos! Actúa unida y erradica al régimen narco-comunista, asesino y opresor de tu suelo. Clic para tuitear
Avatar
Acerca de Francisco Jose Tamayo C 56 Articles
Filósofo, publicista, humanista, profesor, guionista. Por encima de todo, amante de la Libertad, la música y los libros; el cine y el teatro, como ejercicio creativo. Me encanta hacer radio. En lo humano, soy sobreviviente a un infarto masivo y tres paros cardíacos que me encimaron en apenas 40 horitas. Me gusta el humor. Como ya fui y volví, no trago entero. Además, me encanta ponerle picardía a lo que escribo. El mundo gourmet me acompaña desde siempre. Por ahí dicen que cocino muy sabroso.