5 Ideas para hacer frente al desempleo juvenil

Jorge Luis Calle

5 IDEAS PARA HACER FRENTE AL DESEMPLEO JUVENIL EN EL ÁREA METROPOLITANA Columna de Jorge Luis Calle Clic para tuitear

 

Algunas de las cifras recientemente entregadas por Medellín Cómo Vamos sobre la empleabilidad de los jóvenes en el Área Metropolitana del Valle de Aburrá, reflejan la difícil realidad que deben enfrentar las personas entre los 18 y 25 años cuando intentan conseguir trabajo. En  2018 tuvimos la tasa de desempleo juvenil más alta de los últimos cinco años, ubicándose en 19,8%. Es decir, 116.621 jóvenes estuvieron desempleados en ese año. Adicionalmente, se contabilizaron en total 169.143 jóvenes NINIS (jóvenes que ni estudian ni trabajan) durante el mismo período. 

¿Qué hacer para enfrentar este enorme desafío? Propongo 5 acciones concretas:

1 Institucionalizar la media técnica en los colegios del Área Metropolitana. No todas las vacantes son para profesionales ni todos los jóvenes pueden costear una carrera, pero si dejan el colegio habiendo aprendido un oficio, tendrán más oportunidades de engancharse en el mercado laboral, y completar, si lo desean, una tecnología o una técnica. El fortalecimiento del SENA, resulta clave para este propósito.

En 2018 tuvimos la tasa de desempleo juvenil más alta de los últimos cinco años, ubicándose en 19,8%. Es decir, 116.621 jóvenes estuvieron desempleados en ese año. Clic para tuitear

2 Ajustar el modelo educativo actual con 3 enfoques específicos: 1 El bilinguismo debe ser una práctica institucionalizada en todos los colegios; saber un segundo idioma acrecienta las probabilidades de acceso al mercado laboral y posibilita una mejor remuneración. 2 La formación debe incluir la cátedra de historia e insistir en materias como ética y valores, y urbanidad y civismo. Las empresas buscan buenas personas con capacidad para relacionarse con los demás. 3 Finalmente, es importante ofrecer habilidades financieras PRÁCTICAS a nuestros jóvenes, ensañarles a usar herramientas útiles como Excel y profundizar los conocimientos alrededor de la tecnología y la información. 

3 Incentivar el emprendimiento a partir del crecimiento de los CEDEZOS y el fortalecimiento de su alcance. Hoy Medellín cuenta con 20 Centros de Desarrollo Empresarial Zonal que brindan acompañamiento y asesoría a quienes desean emprender. Es muy importante que esta estrategia tenga más difusión, que se replique en los otros 9 municipios del Área Metropolitana, y que el portafolio de servicios sea cada vez mayor y más duradero. Muchos jóvenes tienen ganas e ideas valiosas para crear empresa, pero la ausencia de una guía que les indique la hoja de ruta, evita que puedan materializarse.

4 Intensificar y profundizar la operación del Comité Universidad – Empresa – Estado. Necesitamos mayor sinergia entre la formación y la industria para que nuestros jóvenes estudien las carreras que demanda el mercado laboral. Debe haber permanente comunicación entre estos 3 ecosistemas, pero también un enorme esfuerzo de difusión para que se conozcan los resultados de la operación de este engranaje, y una supervisión constante que garantice que ello ocurra. Sería ideal, además, que nuestros empresarios pudieran ofrecer salarios más justos a los recién graduados y disminuir al máximo la experiencia previa requerida para estos jóvenes. 

5 Facilitar las condiciones para la creación e instalación de empresas en el Área Metropolitana. Reducción de trámites, mejoramientos viales, incentivos económicos, entre otros, deben ser parte del paquete de acciones que se implementen para atraer empresas que creen nuevos empleos. 

Lograr una disminución del desempleo juvenil, hará que el número de NINIS tenga una reducción directa; pero también permitirá disminuirlo de forma indirecta, porque el deseo de estudiar y trabajar de estos últimos, depende en gran medida, del éxito que tengan quienes ya estudiaron.

Los próximos mandatarios locales deben focalizar sus esfuerzos no solo en la cobertura educativa, sino también, y principalmente, en la pertinencia de la misma. Enganchar un joven al mercado laboral, evita que se vea sometido a los riesgos de la calle, significa mayor dinamismo económico, fortalece la formalidad y contribuye a la viabilidad de nuestro sistema de salud y de pensiones. Es sin duda, un circulo virtuoso cuyo buen andar, debe ser una prioridad para nuestros líderes de hoy y de mañana.

Los próximos mandatarios locales deben focalizar sus esfuerzos no solo en la cobertura educativa, sino también, y principalmente, en la pertinencia de la misma. Clic para tuitear