¡Abran las fronteras interdepartamentales y que todos esos recursos del impuesto al consumo, sean legalmente beneficiosos para todos! Clic para tuitear

El objeto del monopolio como arbitrio rentístico sobre los licores destilados es el de obtener recursos para los departamentos, con una finalidad social asociada a la financiación preferente de los servicios de educación y salud y al de garantizar la protección de la salud pública.

Con asombro vemos que por instrucción expresa del Gobernador del Cauca a la señora Gerente de la Licorera del Cauca, hoy el América de Cali, sea patrocinado por nuestro producto insignia como lo es Aguardiente Caucano.

Por un lado, se pide a los Caucanos consumir el aguardiente y no ayudando a la ilegalidad consumiendo otros aguardientes tan ricos como el Blanco del Valle, Antioqueño en sus diferentes presentaciones, Doble Anís del Huila entre otros; que en francas condiciones de igualdad, quisieran entrar en el departamento.

Surgen interrogantes que nos hacemos todos y son:

¿Qué gana el departamento del Cauca, su salud y educación con patrocinar un equipo foráneo?

¿Acaso el Cauca no tiene equipos como el de Fútbol Sala u otras ligas que mendigan apoyos para representar con orgullo las banderas del departamento y, sí son de figuración nacional?

¿Acaso se hizo convenio con el departamento del Valle para que el aguardiente tradicional y sin azúcar, se venda 10% más caro allá?

Cuando fui coordinador del grupo operativo anticontrabando, señale en varias oportunidades las razones por las cuales sería más fácil dejar entrar legalmente a otros aguardientes sin duda igual o más ricos que el Caucano, pues el aguardiente Antioqueño está aún hoy, entrando en cantidades que ni la misma licorera del Cauca es capaz de producir.

La respuesta siempre fue que el sindicato de la ILC se oponía a esta opción y segundo, porque nuestra industria no tiene forma de competir contra el monstruo que es la Fábrica de licores de Antioquia, siendo que son miles de millones de pesos, los que por el pago al impuesto al consumo entrarían al departamento.

Ahora bien, pregunto: ¿Dónde está el sindicato de la Industria de Licores del Cauca? ¿En qué se beneficia la empresa que actualmente se encuentra en imposibilidad de producir aguardiente? pues solo se encuentra por medias, los litros ya no se producen. ¿Qué ganamos los Caucanos? ¿Cuál es el negocio?

Siendo hijo de padre Antioqueño y madre Caucana, hincha del DIM pero también, entendiendo que somos un departamento pluriétnico y pluricultural que supuestamente garantiza equidad a todos los ciudadanos, exijo que la señora Gerente de la Licorera del Cauca y al señor gobernador del departamento, se manifiesten públicamente sobre cual es el beneficio para los Caucanos.

Si no ganamos nada, yo los invito a consumir entonces aguardiente Antioqueño porque patrocina al deportivo independiente Medellín, al Nacional y a los aguardientes que patrocinen al equipo de sus amores, exigiendo que les permitan entrar legalmente al Cauca.

Me deshonra que por un lado se invite a cerrarle las puertas a la evasión y la ilegalidad pero que quiere ser legal y, por el otro, salgan a malgastar recursos públicos en negocios que no son rentables para la salud y la educación de todos los Caucanos.

¡Abran las fronteras interdepartamentales y que todos esos recursos del impuesto al consumo, sean legalmente beneficiosos para todos!

Carlos Eduardo Gómez
+ posts

Fundador del medio de comunicación independiente: www.elparchedelcapuchino.com

Comparte en Redes Sociales