¿Acabamos con el país o lo sacamos adelante?

Fernando Orjuela Galeano

¿Acabamos con el país o lo sacamos adelante?

@PoliticaPuntual 

¿Acabamos con el país o lo sacamos adelante? Columna de Fernando Orjuela Galeano Clic para tuitear

Pareciera que hubiese una campaña infame de una inmensa minoría para acabar con lo que queda de país. Solo se escuchan arengas contra el estado y contra el gobierno que recién empieza, de inconformismo, de sabotaje, de manipulación, de desestabilización, de chantaje, de vandalismo.

El país tiene muchos problemas, muchos más de los que tenia, cuando Álvaro Uribe recibió el poder de manos de Andrés Pastrana. En el 2.002 el gran problema eran las Farc, entre otros menos importantes; producto de su terrorismo y actos delictivos el país estaba sitiado, nadie invertía, la economía estaba completamente debilitada y estancada. La campaña de Seguridad democrática que implemento el gobierno de Uribe, emprendió con éxito una lucha frontal contra todos los grupos armados guerrilleros y contra el paramilitarismo y solo fue que el clima de seguridad se empezara a sentir por doquier, para que la inversión extranjera y local se generara y el clima de recuperación económica empezara su primavera. El pais se reactivo y salio del letargo. Era un solo gran frente de acción el que tocaba atacar primordialmente y de eso dependía que los demás sectores se empezaran a reactivar y eso se logro. De ser un pais inviable en el 2.002, en tan solo ocho años, Uribe entrega en el 2.010 un pais prospero, un pais manejable, un pais con futuro.

El país tiene muchos problemas, muchos más de los que tenia, cuando Álvaro Uribe recibió el poder de manos de Andrés Pastrana. Clic para tuitear

Involuciona Colombia en los 8 años del Gobierno de Juan Manuel Santos en materia de seguridad jurídica, dignidad y justicia y todo ese gran esfuerzo del gobierno que lo antecedió, se pierde. Si otrora las Farc era un grupo insurgente y terrorista que fue debidamente amainado, el 7 de Agosto del 2.018 el Presidente Duque recibe un grupo Terrorista completamente diferente, recibe a unas Farc empoderadas, legislando, con presupuesto de la nación para su manutención, con aspiraciones electorales, con todas las prebendas jamas vistas para darles impunidad, amnistía e indulto por crímenes de lesa humanidad y con una gran fortaleza económica producto del narcotráfico cuyo crimen vergonzosamente les fue calificado como delito político. Todo lo lograron en la mesa de negociación en contravía de los intereses de la nación, absolutamente todo y de manera fácil. A todo el gobierno de Santos les dijo que si, todo se les dio. Incluso hasta el fracaso evidente que se palpa en el ambiente del espurio Acuerdo de Paz que se firmo en el Colon, increiblemente hoy, juega a su favor porque hábilmente quedaron en la legalidad por un lado haciendo oposición destructiva en el Congreso y por el otro siguen amparados en la ilegalidad criminal, con el sustento económico que les proporciona el negocio del narcotráfico que pulula e inunda al país.

Si a esta realidad política absurda y sin sustento lógico, le sumamos que el Presidente Iván Duque recibe un país completamente polarizado políticamente y con una gran problemática geopolítica que ha permeado e ideologizado lo más profundo de la sociedad en sectores fundamentales como la educación y la justicia, resulta fácil deducir que el panorama del país es mucho mas complejo que el que recibió Álvaro Uribe en el 2.002.

Esta dura realidad social que tristemente vivimos los colombianos, se torna aún mas compleja cuando se descubre y se conoce que el erario público y las arcas de la nación están completamente desocupadas y saqueadas por el gobierno anterior.

Muchos frentes le tocara atacar al Presidente Duque para dar soluciones a la grave problemática socioeconómica que vive nuestro país a mediano y largo plazo, porque a corto no serán fáciles de evidenciar. La temática es muy compleja. Le toco bailar con la mas fea, pero además con la más peligrosa y poderosa. Adicionalmente, todos los sectores presentan enormes dificultades y requieren de grandes presupuestos que no se tienen, para salir avante.

Esta compleja situación es preciso digerirla, analizarla, comprenderla y estudiarla. Porque nada fácil es y sera la labor de gobierno de Iván Duque con este panorama tan adverso. Arreglar todo esta crisis nacional supone muchos esfuerzos y generar resultados va a ser toda una tarea titánica. Suponer que se arreglen los problemas del país a tan solo 100 dias de su gobierno resulta no solo utópico, también resulta incoherente e irresponsable. Sin embargo el informe de gestión del gobierno en tan pocos dias es positivo y los resultados están a la vista.

Esta compleja situación es preciso digerirla, analizarla, comprenderla y estudiarla. Porque nada fácil es y sera la labor de gobierno de Iván Duque con este panorama tan adverso. Clic para tuitear

Todos los Colombianos debemos tener claro este panorama para coadyuvar con sentido de pertenencia y patriótico a la labor del gobierno. No solo tributarios serán los esfuerzos que nos tocara pagar, también tendremos que luchar contra la delincuencia, contra la corrupción, la ineficiencia e ineficacia estatal y sera preciso denunciar. La austeridad sera la gran directriz y es deber de todo el país poner su granito de arena. Hoy mas que nunca podemos gritar que somos orgullosamente colombianos, si y solo si, si aportamos y damos soluciones a esta gran crisis. De nada sirve quejarnos, nada solucionamos con esa actitud. Es momento de ponernos la camiseta y de trabajar por el pais.

La Izquierda, los sindicatos, los estudiantes, los trabajadores también tendrán que ser conscientes de esta dura realidad. Que bueno que se escuche de ellos también soluciones sobre todo para reestructurar la gestión publica, en términos de eficiencia y eficacia. Ellos tambien son Colombia y deben involucrase y ser parte de la solución, tambien es su deber hacerlo. Es el momento de cambios, de transformaciones, de la reingenieria. Es el momento de aportar para depurar las instituciones del estado.

Apoyar al Presidente Duque en esta crisis tan profunda no es deber de coincidencias políticas, partidistas o ideológicas, es un deber patriótico y es un deber cívico. Ademas es la única opción que tenemos, si al Presidente le va mal se hunde el país y si le va bien a todos nos va bien. Así de sencillo.

Apoyar al Presidente Duque en esta crisis tan profunda no es deber de coincidencias políticas, partidistas o ideológicas, es un deber patriótico y es un deber cívico. Clic para tuitear
Avatar
Acerca de Fernando Orjuela Galeano 19 Articles
La Política, el arte, las tertulias y escribir son sus grandes pasiones. La tranquilidad del campo cabalgando y apreciando el ganado es tal vez, lo que mas goza y le da satisfacción, sin embargo una buena conversación es lo que mas lo reconforta, pero sin lugar a dudas lo que mas admira es la inteligencia del ser humano.