Acatar o Atacar

David Ghitis

@ghitis 

Acatar o Atacar Columna de David Ghitis Clic para tuitear

Las cortes esta semana nos dejaron estupefactos. Ni sé por dónde comenzar con el relato pues no sé que puede demostrar una mayor desconexión de las cortes a lo que la mayoría de la gente piensa. Primero unos magistrados, por encima de los derechos de los niños y de los ciudadanos “no drogadictos” deciden defender el derecho de los drogadictos a drogarse en espacios públicos. Esto no solo pisotea los derechos de los niños a tener parques limpios donde ser niños, también están ignorando todos los daños que la droga hace a la sociedad pues donde hay droga hay criminalidad.

Miles de familias destruidas por la droga. Las vemos en todos los estratos sociales. Ser drogadicto no es exclusivo de un grupo en especial. Las victimas de la droga están en todas partes. Muchos drogadictos roban a sus familias primero y luego roban en las calles para poder costear sus vicios.

Miles de familias destruidas por la droga. Las vemos en todos los estratos sociales. Ser drogadicto no es exclusivo de un grupo en especial. Las victimas de la droga están en todas partes. Clic para tuitear

Luego otros magistrados mas audaces deciden que se puede tener relaciones sexuales si la otra persona aparente ser mayor de 14 años. Creo que todos teníamos en mente que la edad mínima permitida por la ley eran los 18 años, pero unos magistrados nos sacaron del error. 14 años. Eso es lo que la persona debe aparentar. 14 años. No importa si es de 12 ó 13. Si parece mayor de 14, ¡hágale con confianza!

En la campaña a la presidencia el entonces candidato Iván Duque propuso una modificación a las cortes creando una corte “de cierre” que sirva para controlar las decisiones de las otras cortes. En estos casos hace falta esa figura. Definitivamente la justicia requiere una reforma. ¿Dije requiere? No, lo que está es pidiéndola a gritos.

Afortunadamente hay un despertar en la ciudadanía y un grupo de ciudadanos están trabajando para citar a un referendo para derogar la JEP, reformar el congreso y revocar altas cortes. Ya que los congresistas no pudieron enfrenarse a los magistrados y hacer una reforma a la justicia, nos tocó a los ciudadanos, al constituyente primario. A nosotros, que debemos recordar eso de que “la voz del pueblo es la voz de Dios” nos corresponde dar un paso al frente y corregir el rumbo que está tomando el país.

Acatar lo que dicen los magistrados es una obligación, pero atacar esas decisiones con las herramientas legales es un derecho y un deber.  Si, acatar mientras se organiza el ataque.

Lo único que nos falta es que los magistrados que reconocen el derecho a tener relaciones sexuales con menores que aparenten ser mayores o que beneficia el derecho a drogarse en espacios públicos por encima del derecho a la vida, nos digan que no tenemos derecho al pataleo.

Acatar lo que dicen los magistrados es una obligación, pero atacar esas decisiones con las herramientas legales es un derecho y un deber. Si, acatar mientras se organiza el ataque. Clic para tuitear
Avatar
Acerca de David Ghitis 32 Articles
Originario de Cali en 1964. Estudié en el Colegio Hebreo de Cali. Presté servicio militar y gracias a eso conocí cosas de la Colombia que a los jóvenes “de buena familia” rara vez les toca conocer. En 1998, por la situación en la que estaba el país y como muchos colombianos, salimos a buscar mejores oportunidades en otras latitudes. Un tiempo en Israel, otro en USA y otro más en República Dominicana me dieron una visión con varios matices de cómo las distintas circunstancias esculpen las personalidades. Regresé a Colombia convencido de que no hay mejor país y con el ánimo de aportar mi grano de arena para que sea cada vez mejor.