Adivinen quién es

Ana María Abello

@aniabello_r

@ANIABELLO_R

.Adivinen quién es Columna de Ana María Abello Clic para tuitear

@aniabello_r

“¿Les molesta mucho la “insolencia” de Greta Thunberg?, pero no asumimos la incapacidad que tuvimos para dejarle un planeta donde vivir. Vergüenza es lo que deberíamos sentir y agradecimiento por su valentía.” Quien lea estas palabras podría pensar que provienen de una persona con un alto grado de sensibilidad y consternación hacia los temas del medio ambiente y de la juventud pero la realidad es diametralmente opuesta.

Ese trino, escrito este pasado 24 de septiembre proviene de una persona perteneciente a un grupo terrorista partícipe de más de 1.010 voladuras de oleoductos durante los últimos 33 años. Voladuras que trajeron como resultado el derramamiento de cerca de 3.7 millones de barriles de crudo en suelos, quebradas y ríos. La contaminación que ocasionaron por su actuar delictivo demencial está considerado como un verdadero ecocidio cuyas consecuencias se demorarán décadas en superarse. Pero este grupo terrorista no solo ha contaminado nuestros suelos y ríos porque sus otras actividades delincuenciales también tienen otros efectos nefastos en el medio ambiente.  Las Farc, como para irles develando el nombre de la autora del texto, también era o es (difícil saberlo teniendo en cuenta la existencia de las disidencias uno y dos) el cartel del narcotráfico más grande del planeta y, como todos sabemos, para traficar se necesita coca y para sembrar coca se tienen que  talar los bosques. Colombia está situada en el deshonroso tercer lugar en el mundo con más deforestación y es indiscutible que la siembra de coca es uno de los mayores contribuyentes a ese fenómeno. Otra de las actividades de las Farc era o es, insisto no sabemos, la minería ilegal. Este tipo de actividad criminal sin ningún control estatal es responsable de la contaminación de más de 80 ríos en el país porque durante el proceso vierten grandes cantidades de mercurio a los ríos resultando en la mortandad de peces que a su vez pone en jaque la biodiversidad y pone en peligro la salud pública.

Otra de las actividades de las Farc era o es, insisto no sabemos, la minería ilegal. Este tipo de actividad criminal sin ningún control estatal es responsable de la contaminación de más de 80 ríos en el país Clic para tuitear

Si aún no han adivinado quién escribió el trino me permito darles otra pista. El grupo terrorista, que ya sabemos son las Farc, se dedicó de manera sistemática a secuestrar niñas y niños en todo el largo y ancho del territorio nacional con el objetivo de convertirlos en armas de guerra y en esclavos sexuales. A la autora de dicho texto se han referido algunas víctimas del horror de los abusos sexuales en sus desgarradores testimonios. De hecho recuerdo que hace exactamente un año una exguerrillera reclutada, o mejor una niña secuestrada, le dio su testimonio a Noticias RCN: “apenas llego empiezan los abusos de alias Jerónimo, empieza a abusarme, eran dos, tres veces al día”. Y después de dar cuenta del abuso de 13 jefes de las FARC, la autora del texto, que me imagino ya muchos de ustedes sabrán quién es, le dijo a la niña, “Las mujeres estamos para los hombres allá, porque ellos como iban a quitar las ganas eran con nosotros, con las niñas”.

En el monte, la autora del texto a la que sus víctimas apodaron “La Madame” o “La Proxeneta de las Farc”, era una mujer que apartemente no tenía reparos en contaminarle el país a los colombianos de hoy y del futuro y de facilitar que abusaran sexualmente de niñas y niños secuestrados. Hoy, esa mujer que posa de faro moral, está sentada en el Congreso legislando para todo el pueblo colombiano. Sí esa mujer que fue capaz de ser parte de una organización criminal cuyo solo nombre nos hace sentir escalofríos cree que porque firmó un acuerdo con el tartufo de Santos, también firmó la declaratoria de amnesia del pueblo colombiano.

Quisiera que esa mujer, Judith Simanca Herrera alias Victoria Sandino, se sentara frente a frente con la niña activista del medio ambiente y le contara la verdad de todo lo que hizo las Farc durante estas décadas de terror, pero eso no va a suceder porque el nombre del juego de la izquierda criminal es cambiar el paradigma y posar de lo que no son.

Quisiera que esa mujer, Judith Simanca Herrera alias Victoria Sandino, se sentara frente a frente con la niña activista del medio ambiente y le contara la verdad de todo lo que hizo las Farc durante estas décadas de… Clic para tuitear
Ana María Abello Restrepo
Acerca de Ana María Abello Restrepo 34 Articles
Ex candidata al Senado por el CD, columnista de opinión.