Aída Merlano: No se trata de la chica atractiva, sino de la hija de una prófuga de la justicia.

Carolina Duarte

@CaroDuarteArte

Aída Merlano: No se trata de la chica atractiva, sino de la hija de una prófuga de la justicia.columna de Carolina Duarte Clic para tuitear

Mientras prevalezca la forma en lugar del fondo, seremos los bufones de los medios de comunicación. Qué fácil resulta distraer, envolver en cortinas de humo a quienes salen desinformados a marchar o compran la revista soho, para ver con poca ropa y leer las fantasías sexuales de la hija de una prófuga de la justicia, todo para darle rienda suelta a sus bajas pasiones. Si el caso fuera otro, qué divertido y sensual sería conocer lo que a una bella mujer le gusta que le hagan en la cama, pero en el caso de Aída Victoria Merlano, es escalofriante, pues detrás de todo esto se esconden una serie de situaciones oscuras que se deben esclarecer, y ellas, están aprovechando la coyuntura para auto proclamarse víctimas. 

La hija de la prófuga ha crecido entre lujos y lo que le sucedió a su madre es consecuencia de un actuar corrupto, actos que cometió siendo una mujer hecha y derecha y en sus cabales; no son víctimas de absolutamente nada. Darle el poder a una niña, porque aunque con un verbo arrollador, es una niña que no supera los 20 años, resulta peligroso. Ya está aprovechando el protagonismo que tiene por estos días, para lanzar acusaciones irresponsables en contra de quien considera su padre: Julio Gerlein, poniendo en entredicho el buen nombre que lo ha caracterizado toda su vida. 

La hija de la prófuga ha crecido entre lujos y lo que le sucedió a su madre es consecuencia de un actuar corrupto, actos que cometió siendo una mujer hecha y derecha y en sus cabales; no son víctimas Clic para tuitear

Los medios desgastados y echados a menos, no pierden oportunidad para poner a Aída Victoria entre sus noticias destacadas, y ella, ni boba que fuera, aprovecha la situación para seguir ganando adeptos y en el momento Justo, utilizarlos a su favor y en favor del pendiente que su madre tiene con la justicia. No se trata de una chica atractiva, se trata de la hija de una mujer que cometió delitos y que se le voló a la justicia, ¿dónde está ella? ¿Quién le patrocinó la fuga? ¿Por que se fugó? Esas son las preguntas que debemos hacernos, porque para posiciones sexuales y punto g, tenemos al Kamasutra. Importancia a lo importante, señores.