Alcalde ad hoc

Andreas Althoff Ospina

Andreas Althoff O.

Alcalde ad hoc. Columna de Andreas Althoff Ospina Clic para tuitear

Andreas Althoff O.

El pico y género, aparte de ser sexista y anticonstitucional, fue un puro fracaso en Bogotá. El pico y cédula tampoco está teniendo los resultados que se esperaban. La capital colombiana ha superado la semana pasada la cifra de mil ciudadanos muertos por Covid y cuenta con el triste record colombiano de más de 40 mil infectados. Bogotá con alrededor de ocho millones de habitantes ya tiene más fallecidos que Buenos Aires, cuya región metropolitana suma los 17 millones. 

Los bogotanos están perdiendo sus vidas porque la administración distrital ha perdido la batalla contra el Covid desde que el virus llegó a Colombia. Haber permitido la libre circulación del Transmilenio hasta el aeropuerto El Dorado en una época cuando los primeros casos ya estaban confirmados, fue una decisión letal que desembocó en la divulgación del virus por toda la ciudad. No hay ninguna excusa válida para esa decisión cuya consecuencia lógica fue la muerte de muchos.

Los economistas Robinson y Acemoglu en su famosa obra “¿Por qué fracasan los países?” identificaron a la inclusión social como uno de los factores más importantes para permitir el desarrollo de una nación. 

Las políticas de la actual alcaldía de Bogotá lastimosamente han apuntado a todo lo contrario porque se tomaron decisiones que fomentan la división entre géneros y entre sectores sociales. El pico y género y la discriminación contra los habitantes de Kennedy fueron medidas sexistas y clasistas que podrían ser investigadas por cortes internacionales de derechos humanos. 

El cinismo de la actual administración es difícil de superar. Cuando los habitantes de Kennedy no podían salir de su localidad, los jefes de FECODE sí tenían permiso para divulgar sus ideologías en marchas sin cumplir protocolos de bioseguridad. Mientras hubo contratos millonarios para dudosas campañas publicitarias, no llegaron los mercados a los más necesitados de la ciudad. La alcaldesa en vez de asumir la responsabilidad le echó la culpa a sus propios funcionarios gritándoles de manera desesperada. 

Pero no solo el manejo del Covid ha sido fatal, sino también el de la seguridad. En junio hubo un aumento del 22% en homicidios. En los primeros seis meses de este año ya se registraron 494 homicidios en la capital, lo que indica que hubo un crecimiento con respecto al año anterior. Esas cifras son bastante atípicas y alarmantes teniendo en cuenta que la vida pública estaba prácticamente parada desde mitad de marzo 2020. 

Sumando ya van 1.500 muertos en Bogotá por homicidios y Covid-19. Pero, aunque suene duro se trata de un resultado lógico que se genera, siempre cuando populismo y politiquería llegan al poder sin tener experticia académica para enfrentar crisis serias como olas de violencia o pandemias. 

La alcaldesa Claudia López que ya demostró su afinidad con el crimen cuando apoyó la impunidad para las FARC, debe renunciar. Con cada día que sigue en el poder, habrá más riesgos para las vidas de los bogotanos. La revocatoria apenas puede empezar el próximo año, pero los órganos nacionales ya pueden analizar mecanismos legales para nombrar un alcalde ad hoc capaz de proteger el derecho a la vida.

Andreas Althoff Ospina
Acerca de Andreas Althoff Ospina 19 Articles
Andreas Althoff Ospina nació en 1990 en Bonn, Alemania como hijo de un alemán y de una colombiana. Realizó un pregrado en Historia y Geografía de la Universidad de Bonn. Posgrado en Relaciones Internacionales y Política de la Universidad Sergio Arboleda.