Algunos aspectos importantes para corregir en torno al concepto de “líder social”

J. Sebastián Gutiérrez Herrán

@SebastianGutih1 

Algunos aspectos importantes para corregir en torno al concepto de “líder social” Columna de J. Sebastián Gutiérrez Herrán Clic para tuitear

Prefacio

Debo aclarar de antemano que los últimos sucesos ocurridos en Colombia, como efecto oportuno de la violencia terrorista es el elemento transversal que me lleva a revisar el concepto de “Líder social”, puesto que observe detalla y analíticamente como el nefasto atentado contra la Policía Nacional de Colombia sufría una tergiversación y ciertos sectores anexaban y argumentaban que “debían también doler los muertos que se denominar líderes sociales”. No quería derramar tinta sobre los actos terroristas como tal, si bien calaron dentro de lo más profundo de mí alma, todo se fue ya en lágrimas que bajaron por mis mejillas; Lo que se me ocurrió de momento fue oportuno para aclarar algunas conjeturas sobre los hechos paralélelos y los cuales muchos sectores sociales aprovecharon para desplegar sus estrategias políticas.

¿”Líder social” o “líder de comunidad”?

Dentro de la retórica política previa, en su estado de filosofía política caben los debates de aclaración conceptual para fijar posturas, es allí donde se debe revisar y dimensionar de la manera correcta la dicotomía que existe entre un “líder social” y un “Líder de comunidad o comunal”. Los sectores sociales que hacen una fuerte pugna por resaltar el papel y función de los supuestos líderes sociales, en su mayoría personas de izquierda, resaltan en la importancia simbólica de poner como adjetivo el término “social” entendiendo lo social como el espectro más amplio y que más elementos abarca de una cultura (para el caso específico de hacer política).

Es aquí entonces donde el discurso se sobre dimensiona y exalta elementos que hacen efecto sobre el resto de la población, y en el discurso como efecto colateral hace tener una especie de responsabilidad y solidaridad moral con el resto de los ciudadanos, nos apena las muerte de “líderes sociales” como si fuera una cosa de la responsabilidad del resto de sectores o poblaciones donde la ciudadanía muchas veces es heterogénea a esos problemas específicos, se preguntaran entonces a que idea quiero llegar con lo anteriormente mencionado?- Pues bien es simple las personas que mueren en diferentes lugares del país a causa de fenómenos inverosímiles de violencia (narcotráfico, FARC-ELN, BACRIM)  debemos restar la importancia por esta clase de elementos mesiánicos que nos pone la izquierda para resaltar como mártires, son líderes de comunidades, de grupos pequeños de la sociedad un verdadero líder social no sería ajeno a los elementos de desarrollo que casi siempre están condensados es en la figura de la institucionalidad del Estado.

el discurso se sobre dimensiona y exalta elementos que hacen efecto sobre el resto de la población, y en el discurso como efecto colateral hace tener una especie de responsabilidad y solidaridad moral Clic para tuitear

Replantear el término en el área de la filosofía-política

De cierta manera es pretencioso de mí parte hacer esta corrección conceptual, pero debo plantearla si en el terreno de la política se quieren ver cambios sustanciales en el discurso, en este terreno las izquierdas de naturaleza marxista-revisionista, marxismo cultural han tomado gran ventaja bajo este método, pues bien no está demás tomar esas mismas líneas y atravesar las cosas por donde más les duele.

Es por esto que se tiene que manejar adecuadamente la terminología para redimensionar las categorías de “Líder social” a “líder comunal” o de comunidad, que es como realmente se pretende aclarar el concepto, de esta manera los escándalos por las muertes de los “líderes sociales” tomarían otra forma y no un calado tan amplio como el que muchas veces tienen ante los medios de comunicación y redes sociales; No se trata de minimizar hechos, se trata de abordar de manera clara lo que realmente es. También anexo y recalco que muchas veces esta serie de asesinatos no son perpetrados por “fuerzas del estado” como muchos de esos sectores y políticos de izquierda lo quieren hacer ver para tener eco en la opinión pública, muchos de esos asesinatos son realizados por las mismas organizaciones criminales de tráfico de drogas como las FARC o el ELN, que han tenido nexos o “ayuditas” muchas veces con esos “lideres” y que luego como ajuste de cuentas estas organizaciones criminales ajustician a esos personajes.

El “por qué (¿?) “de esta columna…

Bien lo planteaba el Hijo del actual presidente de Brasil Jair Bolsonaro; Eduardo Bolsonaro en entrevista a  la Hora de la verdad de Fernando Londoño Hoyos, quien básicamente planteaba que a veces la política contemporánea no podía basarse sólo en presupuestos de campaña, en cuestión de “apuesta electoral”; sino que más bien tenía que beber nuevamente de las fuentes de la filosofía y es donde el mismo Eduardo Bolsonaro afirma que todo este proceso político en cabeza de su padre tiene como fondo la obra filosófico política de Olavo de Carvalho, Piedra anular, fundamento indiscutible de todo un proceso que pudo transformar a su país. El llamado es a rescatar de la manera más pura el debá filosófico dentro de la política y a tratar de avanzar en dicha sustancia que es la base no sólo de la política, sino de la cultura en general.

El llamado es a rescatar de la manera más pura el debá filosófico dentro de la política y a tratar de avanzar en dicha sustancia que es la base no sólo de la política, sino de la cultura en general. Clic para tuitear
J Sebastian Gutierrez Herran
Acerca de J Sebastian Gutierrez Herran 34 Articles
Padre de Viko, nieto de Flaminio Herrán. Caldense por fortuna de Dios; Padre Manizaleño y Madre del oriente de Caldas. Coaching en Trabajador Social empresarial y organizacional. Tres años de experiencia laboral en el sector privado y un año en proyectos del sector público. Aficionado amateur de la filosofía-política, la Historia, la sociología el Derecho. Me gusta el cine clásico de John Wayne, Ford y Clint Eastwood. Amante de la música de Vikernes, Piazzolla y Antonio Aguilar.