Alianzas criminales

César Augusto Betancourt Restrepo

Columnista

@C88Caesar 

Alianzas criminales Columna de César Augusto Betancourt Restrepo Clic para tuitear

Columnista

El inicio del 2019 no ha sido fácil para los municipios del Valle de Aburrá en materia de seguridad. En Medellín la desorganización del crimen organizado tiene disparada las cifras de homicidios, y en Bello, la cosa está pasando de castaño a oscuro, por cuenta de la lucha entre bandas criminales.

Particularmente, en Bello, la situación empezó desde comienzos de año cuando a la estructura criminal Pachelly le descubrieron un material de guerra que iba destinado para ELN.

Semanas después de este golpe, a esta banda le descubrieron un laboratorio para el procesamiento de coca en las inmediaciones de Copacabana, municipio que colinda con Bello en el norte del Valle de Aburrá.

En Medellín la desorganización del crimen organizado tiene disparada las cifras de homicidios, y en Bello, la cosa está pasando de castaño a oscuro, por cuenta de la lucha entre bandas criminales. Clic para tuitear

Luego, de un momento a otro, se desató un conflicto entre las bandas criminales El Mesa, Niquía Camacol y Pachelly, y a este escenario de violencia y zozobra, hay que agregar las milicias del ELN, de las cuales hay claros indicios de que están haciendo presencia en Bello y presuntamente estarían forjando alianzas con un sector de Pachelly.

Para poner en contexto esto, es necesario decir que desde que la GDO -Grupo Delincuencial Organizado- conocida como “Oficina”, dejó de tener tanto poder en el Valle de Aburrá debido la captura de cabecillas por parte de la Fuerza Pública, a disputas internas y asesinatos selectivos dentro de la misma organización criminal, hay varios sectores que se disputan el poder del bajo mundo en el Área Metropolitana y Antioquia.

Por una parte, lo que queda de la “Oficina”, congrega a los Grupos Delincuenciales Organizados conocidos como: Los Chatas, Pachelly, Picacho, La Unión, Caicedo y Triana.

De otro lado, están quienes les disputan el poder, para ser exactos, los grupos ilegales La Terraza, Robledo y Trianón.

¿Qué significa esto? Que Pachelly, que es una de las bandas criminales más sangrientas de Bello, que hace parte de la llamada “Oficina”, estaría haciendo alianza con el Grupo Armado Ilegal –GAO- ELN, que se ha visto fortalecido gracias al engrosamiento de sus filas debido a la reclutamiento de menores y de exmiembros de las Farc, y también al aumento de los cultivos ilícitos, del cual, obviamente ellos usufructúan.

Es decir, el ELN se nos metió al Valle de Aburrá.

No obstante, la pregunta es ¿Quién puede estar disputándole la renta criminal a Pachelly? La tesis que se maneja es que la banda El Mesa viene siendo apoyado por estructuras criminales fuera del Valle de Aburrá (se presume Clan del Golfo), y por carteles mexicanos (Sinaloa, Jalisco y los Zetas), que ya se sabe, manejan gran parte del bajo mundo en Medellín.

El Área Metropolitana viene siendo entonces una especia de hub del crimen organizado en Colombia, con conexiones muy peligrosas entre grupos de extrema izquierda que buscan desestabilizar el país, y con mafias locales y extranjeras que quieren llenar a medio planeta de coca.

Dura situación para Medellín y Antioquia, y mientras las instituciones no se pellizquen y el Gobierno Central no le provea las herramientas tecnológicas y jurídicas suficientes a la Fuerza Pública, lo que se pueda hacer es poco.

Derrotar al crimen organizado sí es posible, es cuestión de táctica y estrategia, pero además, de voluntad política y ciudadana para erradicar este mal que sigue afectando nuestra sociedad.

Derrotar al crimen organizado sí es posible, es cuestión de táctica y estrategia, pero además, de voluntad política y ciudadana para erradicar este mal que sigue afectando nuestra sociedad. Clic para tuitear

PD: El Clan del Golfo ya hace presencia en Medellín, por medio de una banda delincuencial conocida como La Sierra.

PD: Aplaudo la propuesta de la Precandidata a la Alcaldía de Medellín, Ana Cristina Moreno, quien ha planteado la creación de un Centro Inteligente para la Seguridad Ciudadana, entidad que consistiría en crear un cuerpo élite de Inteligencia, Contrainteligencia e Investigación Criminal para el desmantelamiento de estructuras criminales y sus finanzas, dotada con tecnología de punta y personal calificado.

PD: Hay que implementar ipso facto una estrategia contra la cultura de la ilegalidad, ya que hoy muchos de los niños y adolescentes de Medellín crecen con imaginarios erróneos. Allí en el plano de lo ininteligible también se libra la batalla.

César Augusto Betancourt Restrepo
Acerca de César Augusto Betancourt Restrepo 19 Articles
Soy Profesional en Comunicación y Relaciones Corporativas, Máster en Comunicación Política y Empresarial. Cordovista hasta los tuétanos, ciclista amateur enamorado de Medellín y admirador de Oscar Wilde, Freddy Mercury y Salvador Dalí. Escribo con alma, vida y sombrero. #DogLover #MejorEnBici