Armados hasta los dientes

César Augusto Betancourt Restrepo

Columnista

@C88Caesar 

Armados hasta los dientes Columna de César Augusto Betancourt Restrepo Clic para tuitear

Columnista

El pasado 6 de junio el Ejército Nacional confirmó que entre el ELN y el Cartel de Sinaloa existe una alianza, en la que el grupo armado ilegal colombiano intercambia cocaína por armamento de guerra que le provee la mafia mexicana.

Adicional a esto, se confirmó que desde Venezuela estarían traficando armamento, que sería de “uso exclusivo” de las fuerzas militares de ese país, hacia Colombia, y que el lugar donde se subastaba sería Bello. Gran parte de ese armamento se quedaba en el Valle de Aburrá, y otra iba destinado a Tumaco (Nariño) y Urabá (Antioquia).

Días antes de este pronunciamiento del Ejército Nacional, la Policía incautó en el San Jerónimo (occidente antioqueño), un depósito con armamento de guerra, que sería de propiedad de la banda criminal de Bello, El Mesa, pero que estaría destinado para que el ELN atentara contra la Fuerza Pública.

Meses antes, en Copacabana, la Policía Nacional descubrió un depósito con material de guerra, propiedad de la banda de Bello, Pachelly, y que iba dirigido para el ELN.

Estos hechos, junto con otra cantidad de acontecimientos, señalan que hoy hay una fuerte alianza entre los carteles mexicanos, el ELN y las estructuras criminales que delinquen en el Valle de Aburrá, especialmente con La Oficina.

Señalan que hoy hay una fuerte alianza entre los carteles mexicanos, el ELN y las estructuras criminales que delinquen en el Valle de Aburrá, especialmente con La Oficina. Clic para tuitear

Pero la entrada de la mafia mexicana en Colombia no es noticia nueva, de hecho, las alianzas criminales se han fortalecido, especialmente desde que en el Gobierno de Juan Manuel Santos se incrementaron abruptamente los cultivos ilícitos, pero el ingrediente especial es que hoy, quien fuera el principal socio de los mexicanos, Dairo Antonio Úsuga (alias Otoniel), jefe del Clan del Golfo, poco o nada se sabe.

Según mis fuentes, Otoniel se encuentra enfermo, y custodiado por cerca de 30 hombres, de los cuales 10 estarían directamente vinculados al Clan del Golfo, mientras los otros 20 los estaría poniendo un “desmovilizado” del Frente Quinto de las Farc, que al parecer se “mueve como pez en el agua” entre los Departamentos de Cesar y Córdoba.

Al haber tensión por la salud de Otoniel, las mafias mexicanas optaron entonces por fortalecer sus nexos con las “disidencias” de las Farc, el ELN y especialmente con La Oficina. Todo esto coincide con el incremento de la violencia en Medellín y el Valle de Aburrá en general, y con una campaña de desprestigio a nuestra Fuerza Pública, especialmente contra el Ejército Nacional y la doctrina militar ¿Coincidencia?

Todo esto coincide con el incremento de la violencia en Medellín y el Valle de Aburrá en general, y con una campaña de desprestigio a nuestra Fuerza Pública. Clic para tuitear

PD: Para entender más en contexto esta nota, invito a leer mis anteriores columnas:

César Augusto Betancourt Restrepo
Acerca de César Augusto Betancourt Restrepo 24 Articles
Soy Profesional en Comunicación y Relaciones Corporativas, Máster en Comunicación Política y Empresarial. Cordovista hasta los tuétanos, ciclista amateur enamorado de Medellín y admirador de Oscar Wilde, Freddy Mercury y Salvador Dalí. Escribo con alma, vida y sombrero. #DogLover #MejorEnBici