opinión

El talante de Santos

Desde siempre, Juan Manuel Santos ha tenido un particularísimo modo de proceder. Para nadie es un secreto que la trampa, la marrulla, la deshonestidad, la mentira y la traición son los derroteros de su oscura existencia. Bajo esa égida siniestra, Santos construyó una carrera política que ni siquiera habría empezado, de no ser porque era el hijo de Enrique Santos Calderón, a la sazón dueño y director del diario El Tiempo […]

opinión

Elecciones y subdesarrollo

Entre más atrasado es un pueblo, mayor es su interés por la política. En Colombia paradójicamente, la democracia divide familias, separa parejas, distancia amigos y crea toda suerte de fricciones humanas inimaginables. Esta es la razón: los intereses particulares de cada quien, que, por lo general, no son los mismos de la tierra a la que dicen amar. […]

opinión

El New York Times o la palabra de Dios

La posverdad es un invento de los medios tradicionales para desacreditar a los alternativos, esos medios digitales que cada día le quitan más espacio a los de siempre. La verdad monda y lironda es esta: todos los medios, sin excepción, tienen intereses particulares, entre otras cosas porque la mayoría de ellos en el mundo pertenece a conglomerados económicos […]

opinión

Quizás, quizás, quizás

Ha quedado claro, más allá de toda duda razonable, que la JEP es una farsa antidemocrática, que, como lo he dicho cientos de veces en este mismo espacio, busca, por una parte, exculpar de toda responsabilidad a los bandidos de las Farc, y, por otra, perseguir a los miembros de la Fuerza Pública y a los particulares, que, desde la institucionalidad y la civilidad, han defendido con ahínco la salud de la República. […]

opinión

Visa para un sueño

En la historia reciente del País, cada vez que el Estado de Derecho ha sido puesto en peligro hemos pedido la ayuda del gobierno y de la justicia norteamericana.
¿Qué creyó la mamertería? ¿Que solamente los norteamericanos iban a actuar en contra de unos carteles de la droga y dejarían a otros grupos de bandidos llenando de coca su País? Pues, NO.
[…]

opinión

La JEP está Modificada

No puede haber discusión seria que permita poner en duda que las seis objeciones al bodrio de la Ley estatutaria que da cuerpo al engendro diabólico de la JEP (en buena hora propuestas por el presidente Iván Duque) no alcanzaron a ser hundidas, a falta de las mayorías absolutas que se requerían en el Senado, según lo señalado por el artículo 153 de la Carta Magna: “La aprobación modificación o derogación de las leyes estatutarias exigirá la mayoría absoluta de los miembros del congreso (sic)”. […]

opinión

Asesinato Moral

La defensa de la honra, del buen nombre y la legitimidad de ejercer ese derecho no pueden ser cercenados al presidente Álvaro Uribe Vélez y tampoco se le puede pedir que siga callando, después de décadas de ser la pera de boxeo a la que la izquierda panfletaria golpea cada vez que quiere alimentar a su masa enceguecida por el ya conocido ejercicio de marketing político por ella utilizado: promover el odio como arma propagandística para ganar adeptos en un país lleno de necesidades y de olvidados, dispuestos a seguir a cualquiera que aupe su rencor, sus rabias, sus frustraciones. […]

opinión

Así no es, Mr. Trump

Ningún otro aliado como el presidente Duque se la ha jugado en Suramérica para intentar restablecer el imperio de la ley y, de paso, ayudarles a los Estados Unidos en varios de los asuntos fundamentales que marcan la agenda del coloso del norte. Desde que era senador; luego, como candidato, y ahora, como presidente en ejercicio, Iván Duque ha jugado el papel protagónico en la lucha contra la delincuencia, incluida la del narcotráfico. […]

opinión

Plan B

Hay que moverse rápido: la izquierda radical colombiana quiere, a sangre y fuego, bloquear en el Congreso las objeciones que en buena hora hizo el presidente de la República a ese bodrio demoniaco llamado JEP. […]

opinión

Operación complot

El presidente Iván Duque está cambiando la manera de gobernar. Su apuesta continúa en la línea de combatir con argumentos y acuerdos consensuados la malhadada costumbre que exponencialmente llevó al descaro el nefasto gobierno del tartufo Santos, que consistía en comprar conciencias a punta de puestos, contratos y pauta publicitaria. […]