Fernando Londoño
opinión

¿Qué tiene de fría?

Se llamó fría la sucesión de guerras y guerritas encendidas al final de la Segunda Guerra Mundial. Las potencias comunistas y las democracias se mostraban los dientes uno y otro día. Y no se los mostraban enfrentadas entre ellas, que bien se guardaron de tanto, sino alentando conflictos donde más le doliera al adversario y más clara quedara la voluntad y la capacidad de ofenderlo. […]

Fernando Londoño
opinión

España ingobernable

No hay para qué ocultar que VOX fue el primer gran derrotado de las elecciones españolas. El partido que podría ser la gran sorpresa electoral, terminó por darla con una enorme decepción. Cuando se le vaticinaban 40 o 50 escaños en el Parlamento, quedó reducido a una miserable mitad de esa cifra. […]

Fernando Londoño
opinión

No estamos felices

Si piensa alguno que quisiéramos cohetes luminosos y campanas al vuelo celebrando el fin de la minga, anda muy equivocado. Con el Presidente Uribe, en pleno acuerdo, debemos decir que preferiríamos más bloqueos y barbarie a esta claudicación vergonzosa. […]

Fernando Londoño
opinión

¡Pobrecita Constitución!

Muy pretenciosa, dice en su artículo cuarto que es norma de normas y que en caso de conflicto con cualquier otra, habrá de prevalecer. Pura paja. Con la Constitución hacen muchos lo que les da la gana, empezando por quienes son, supuestamente, sus guardianes, los Magistrados de la Corte Constitucional. […]

Fernando Londoño
opinión

La JEP en trizas

Tuvo razón –y cuánta- el Presidente Duque cuanto mostró su alarmada repulsa por el escándalo que sacude la conciencia nacional a propósito de la JEP y de los dinarios que son menester para comprar sus decisiones.
Para llegar al punto de nuestra novela policíaca, digna de Simenon, Agatha Christie y Conan Doyle, vengan en nuestro socorro algunos antecedentes de ese sedicente tribunal de justicia.
[…]

Fernando Londoño
opinión

Hambre, remedio infalible

Se asombran muchos del veinte o veinticinco por ciento de favorabilidad que le aparecen a Maduro en las encuestas.
Y se asombran otros de la maldad de ese hombre, y de su pandilla armada, que no deja entrar comida a un pueblo hambriento ni medicinas ni incubadoras ni gasas o algodones cuando se muere de enfermedades que en cualquier lugar pueden curarse.
[…]