Columnistas

El síndrome de la Casa de Papel

La Sociedad está viviendo el síndrome de la Casa de Papel, mejor conocido como síndrome de Estocolmo, haciéndole fuerza a ladrones y secuestradores para que triunfen, criticando a las fuerzas del orden y deslegitimando a la autoridad. Costará años recuperar el sentido de las cosas, si es que logramos sobrevivir al caos al que nos está llevando el adoctrinamiento progre. […]

Columnistas

No quieren la paz, quieren el poder.

“Si extraditan a Santrich se hace trizas la paz”, con esa lapidaria frase los lobistas del narcoterrorismo chantajearon a todo el país y coaccionaron a las instituciones para que facilitaran la fuga del bandido, esos mismos que hoy piden respeto por las cortes y sus polémicos fallos, esos que condenan las declaraciones del Presidente Duque porque supuestamente presiona a la rama judicial. […]

opinión

A gastar

El jueves pasado estaba en una reunión virtual con dos amigos hablando sobre las experiencias de la cuarentena. Uno de ellos me preguntó: “Cómo vas con los gastos? A nosotros se nos han bajado un 40%” Estar encerrados en la casa implica que todo ese consumo suntuario al que nos acostumbramos se corta de raíz. […]

opinión

Hambre

Hace 15 días hicimos un pedido a domicilio para almorzar a la una de la tarde. El restaurante tuvo un problema con el sistema y la comida nunca llegó, a pesar de que varias veces nos confirmaron que venía en camino. […]

opinión

A salir de la cueva

Justo cuando logramos el mayor estado de bienestar de la historia, cuando se creían superados los grandes conflictos mundiales y el mundo avanzaba hacia una nueva era de paz sostenible, llegó un virus para recordarnos lo frágiles que todavía somos como especie y como sociedad. […]

opinión

El hangar de Santos

Durante los 8 años del Gobierno anterior se dilapidaron billones en pauta, eventos, lobby y contratos inútiles a periodistas, influencers y lagartos para que apoyaran el acuerdo de paz con las FARC. Aunar esfuerzos se convirtió en el objeto contractual más usado para regalar recursos públicos a los amigos de Santos. […]