opinión

¡Un poco de orden!

El orden es lo contrario del caos. Por eso la izquierda odia el orden entendido como el apego a la ley y a la legalidad, y por eso busca generar diferencias a partir de odios que enquista en la juventud, pues allí está el caldo de cultivo perfecto: la ingenuidad de los jóvenes y el resentimiento de muchos, que después de odiar se sentaron a esperar los milagros de la izquierda y como no pudieron vivir gratis el resto de la vida culpan por ello a la derecha. Eso sí, se regocijan y reconfortan en la buena vida que llevan solamente sus líderes, quienes la merecen por querer sacarnos a los demás de la miseria. Pero cuál miseria: ¿la económica o la moral? […]