Bogotá a la deriva.

Jorge Luis Colmenares Escobar

Durante esta semana fueron tendencia los trinos del Presidente Uribe sobre el gobierno de Bogotá, que interpretan el sentir de la mayoría de los bogotanos que hoy están insatisfechos con la gestión de la alcaldesa López (43%),  frente a solo un 33% que se encuentra satisfecho con su gestión.

El expresidente puso el dedo en la llaga, al demostrar que Bogotá está a la deriva, mostrando la ya recurrente manía de la alcaldesa de evadir su responsabilidad sobre lo que pasa en la ciudad, desviando la atención para evitar su total y absoluta responsabilidad del caos al que nos ha llevado a los bogotanos.

A Claudia López le quedó grande gobernar Bogotá y tal como yo lo he propuesto desde hace meses y ahora, lo hizo el Presidente Uribe, si al final Claudia siempre culpará al Gobierno Nacional de su desastre, pues que le entregue el manejo, al menos de la seguridad y de la salud al Estado Central, que para ella es el culpable de lo que ella no es capaz de hacer. ¿Se le mediría Duque? 

Cuando no culpa al Gobierno Nacional de los problemas de Bogotá, lo hace con las administraciones anteriores de la capital, con los concejales, con los comerciantes, con la Policía o con los bogotanos que salen a trabajar en medio de la pandemia para no morir de hambre. Claro, como al hogar de Claudia llegan dos de los salarios más altos del país, mensualmente, sin falta, se le hace fácil decirle a los desamparados: “a trabajar mi hermano”. 

Frente a la crisis en el sistema hospitalario de la ciudad, ha culpado a las nuevas cepas del virus Covid 19 cuando aún no tocaban tierra colombiana y se olvida de la improvisación en las medidas de ampliación de la capacidad instalada, que eran su responsabilidad. 

Para justificar la inseguridad reinante en Bogotá, culpa a los migrantes venezolanos pero ni siquiera ha implementado una verdadera política pública en materia de seguridad y convivencia y sostiene con la terquedad del megalómano, a su Secretario de Seguridad, para no darle el gusto a sus críticos de hacer un cambio que clama la ciudad. 

Además del cálculo político, por demás mezquino, con que ha liderado la gestión de la Administración Distrital, la alcaldesa quiere aislar a la ciudad de la institucionalidad, lo que ha dificultado la gestión articulada entre la Nación y el Distrito, en desmedro de todos los bogotanos.

No ha entendido Claudia López, que la lucha contra la pandemia, que ha costado miles de muertes y ha traído la más grave crisis socioeconómica que hemos conocido, requiere de un trabajo mancomunado entre Bogotá y el Gobierno Nacional, por el contrario su megalomanía la lleva a generar, semana a semana, enfrentamientos con el Presidente, con los ministros, con la Policía. Claudia piensa que sigue en campaña desde la oposición y no gobernando; flaco favor le hace a su verde candidato, a quien le entrega burocracia y presupuesto pero también le entrega una ciudadanía hastiada de un gobierno incapaz, belicoso y sin ejecutorias.

Todos vimos cómo Claudia López increpó, injustificadamente, al Ministro de Salud, Fernando Ruiz, quien haciendo un esfuerzo enorme del presupuesto nacional, dotó con cientos de respiradores las camas UCI para ampliar la Red Distrital y entregó las miles de vacunas que se aplican en Bogotá, mientras la Secretaría de Salud, gastaba miles de millones en programas improvisados de atención como el hospital de Corferias que nunca operó a cabalidad.

Hemos sido testigos del enfrentamiento permanente de la alcaldesa con los Ministros del Interior y de Defensa, lo que entorpece el trabajo articulado para mejorar los indicadores de seguridad de los bogotanos. Claudia es experta destruyendo y pésima construyendo.

Por todo lo anterior, acompaño el llamado de atención del Presidente Uribe a la alcaldesa para que en cambio de destruir y desinstitucionalizar, piense de verdad en gobernar la ciudad o delegue su ejercicio, si es que no es capaz. Y lo aplaudo porque, una propuesta sin respuesta, eso mismo solicité al Presidente Duque, cuando, viendo el desgobierno en materia de salud y seguridad, le pedí que, con las herramientas legales y constitucionales, intervenga esos sectores en Bogotá. 

Hoy más de un 50% de los bogotanos asegura que las medidas tomadas por la administración para hacer frente a los estragos económicos del Covid no son suficientes. 

Cada día vemos más y más pymes arruinadas, más negocios cerrados, más bogotanos aguantando física hambre; mientras tanto, Claudia culpa a los comerciantes y a los empresarios de los tumultos en el SIstema Masivo de Transporte, causados por su improvisación y arrogancia. 

Eso si, para sus amigos verdes, para quienes aportarán a la campaña de su candidato, para esos que aplauden en medios, redes y programas de opinión, la llave de los recursos públicos está completamente abierta; de ahí que, cuando se pregunta ¿cómo le ha ido a la alcaldesa, a sus amigos y a la ciudad? La respuesta sea que a Bogotá le va mal, pero a ella y a su séquito les va divinamente, mi hermano!  

Desafortunadamente, todo parece indicar que estos cuatro años serán perdidos para la ciudad en materia de desarrollo, progreso, reactivación económica de las empresas, alivio a la clase media y a los más damnificados por la pandemia porque, la alcaldesa está sumergida en la vanidad de su proyecto político personal a costa del bienestar de todos los bogotanos.

Ñapa I : Le pido al Presidente Duque y a mi partido que evalúen la pertinencia de la Reforma Tributaria; más impuestos para los colombianos de a pie y más contemplaciones para los ricos, no es la solución en medio de la mayor… Clic para tuitear Yo NO apoyo la reforma tributaria. 

Ñapa II: La reglamentación de la cadena Perpetua para los asesinos y abusadores de niños le hace conejo a la pena porque permite que a los 25 años de condena se revise la pena del agresor. A quienes quieran acompañarme a pedirle al Congreso que no le haga conejo a la Cadena Perpetua para asesinos y abusadores de niños, les pido que me ayuden firmando esa petición y a conseguir más firmas porque, lo que es con los niños, debe ser con todos nosotros. 

Firme aquí  

http://chng.it/4vV8fLLbmj

 

Jorge Luis Colmenares Escobar
Acerca de Jorge Luis Colmenares Escobar 15 Articles
Nació en Bogotá. Abogado de la Universidad del Rosario. Es el concejal más joven del partido Centro Democrático Vocero de la Bancada y Vicepresidente de la Comisión de Hacienda y Crédito Público. abandera varias causas en pro de la niñez y de la juventud del país dedicando su trabajo por una Bogotá para la vida.