Bogotá, ciudad de la inseguridad

Aldumar Forero Orjuela

Aldumar Forero Orjuela
Me entristece estas cifras y sobre todo la percepción que hay en la ciudad, Bogotá sufre y mucho, la incapacidad de gobernar de la alcaldesa Claudia López. Alcaldesa, menos medios de comunicación, y más trabajo... Clic para tuitear

No es para nada cómodo decir que Bogotá, la ciudad que me vio nacer y es el hogar de todos los colombianos, es la ciudad de la inseguridad, donde los delincuentes rondan por todos lados y están al acecho para encontrar en medio de las calles a su víctima que en el mejor de los casos le hurtaron sus pertenencias y en el peor de todos los casos son heridos de muerte. Bogotá no la conocí así, la conocí como una ciudad que ofrecía trabajo, una ciudad que en medio de cordilleras y explanadas las personas vivían el día con tranquilidad, por supuesto, ha habido casos todos los años de robo y asesinatos pero no de la misma manera que en la actualidad.

La “mayoría” (35,26%) – a decir verdad no sería mayoría, la mayoría la compone el 50% más 1 – eligió a Claudia López como alcaldesa de Bogotá, esta señora tenía una retórica de que sería la primer mujer alcalde de la ciudad, y en este sentido, todos los bogotanos aplaudimos de que las mujeres asuman cargos tan importantes. Lamentablemente en medio de ese discurso se oscureció el verdadero mensaje que necesitaban escuchar los bogotanos que no era otro que el alcalde velará por la seguridad e integridad de cada ciudadano capitalino.

Estamos en noviembre de 2020, un año y un mes de que los bogotanos eligieron a Claudia López como alcaldesa y los resultados han sido pésimos en materia de seguridad, transporte, educación, recreación, gestión pública, gestión, entre otras cosas. Todo, absolutamente todo en Bogotá está mal, los ciudadanos no saben para donde irá la ciudad, los proyectos que estaban en marcha muchos se han dejado de hacer – lo que supone actos de corrupción – el transporte está descontrolado, no hay hojas de rutas claras para mejorar el sistema de transporte público, el metro, la gran obra de la historia de la ciudad está paralizada y lo peor es que la alcaldía no les cuenta a los ciudadanos qué pasa. Todo esto preocupa, pero hay un aspecto fundamental, transversal diría a todo el trabajo de un territorio, la seguridad.

La seguridad en Bogotá es inexistente, los bogotanos no tenemos protección, en el ambiente existe el miedo y la incertidumbre porque no sabemos a qué hora nos roban y en qué lugar, los delincuentes no diferencian ni la hora ni el lugar para hacer daño, atracan a plena luz del día, en zonas consideradas antaño libre de violencia y delincuencia, bajo esta administración distrital los criminales asaltan con armas de gran poder, ya los cuchillos y navajas quedaron atrás, para ellos son instrumentos obsoletos, ahora están las armas de fuego, entre ellas las escopetas. En realidad Bogotá vive una de sus épocas más oscuras de su historia bajo el “liderazgo” de una alcaldesa que le interesa más cómo posa para Twitter, Instagram o Televisión que cuidar la integridad social de los ciudadanos.

Los datos son fundamentales para dar cuenta de qué se está haciendo y cuales son los resultados de las políticas públicas, en este caso de Bogotá en materia de seguridad. Según los boletines de la secretaria de seguridad y convivencia, la ciudad está muy mal – cabe aclarar que ellos no lo muestran así, hay que leer la minucia de los documentos – todos los índices empeoran con los meses. Los últimos tres meses del presente año cada delito a aumentado, no hay evidencia que indique por lo menos que en algo la seguridad ha mejorado, con excepción del hurto de bicicletas – que para julio se reportaron 1022 casos de hurto, para agosto 1011 y para septiembre 932 casos – esas son la cifras, hay que ver la percepción y esta dice que cada día roban muchas bicicletas.

En materia de homicidios, en julio se reportaban 61 casos, en agosto aumento a 79 casos y en septiembre a 103 casos; las lesiones personales, para julio se reportaba 970 casos, en agosto aumentó a 1378 casos y en septiembre llegó a 1734 casos de esta categoría; los delitos sexuales en julio fueron 224 casos, en agosto 255 y para el mes de septiembre aumentó a 334 casos; la violencia intrafamiliar en julio se reportaron 1843 casos, en agosto 2666 y para septiembre 2937 casos de violencia; el hurto a personas en julio fue de 5984 casos, en agosto aumentó a 6208 eventos y en septiembre llegó a 6566 casos de robo o atracos. Y por último los hurtos a celulares se reportó para el mes de julio 3726 casos, en agosto a 3740 y en septiembre a 4070 casos.

Me entristece estas cifras y sobre todo la percepción que hay en la ciudad, Bogotá sufre y mucho la incapacidad de gobernar de la alcaldesa Claudia López. Alcaldesa, menos medios de comunicación, más trabajo y atención para la ciudad.

Aldumar Forero Orjuela
Acerca de Aldumar Forero Orjuela 60 Articles
Aldumar Forero Orjuela, nací el 12 de noviembre de 1998 en Bogotá D.C., estudiante de Economía de la Universidad de la Salle. Egresado del colegio Externado Porfirio Barba Jacob de Bogotá, de este colegio soy Bachiller Técnico. Durante mis últimos años de bachiller trabaje en prácticas como "asesor" contable en la misma institución académica; técnico en Asistencia Administrativa. Miembro activo del grupo más grande de jóvenes en Colombia en materia política, Universitarios del Centro Democrático (UNICD). Mi pasión la política de mi país, mi interés la coyuntura mundial.