Breve reseña histórica de la reserva naval

Orlando Abello Martínez-Aparicio

@orlandoabello 

Breve reseña histórica de la reserva naval Columna de Orlando Abello Martínez-Aparicio Clic para tuitear

Hace 41 años tuve el inmenso honor de ingresar al Cuerpo de Profesionales de la Reserva Naval.

Me permito transcribir un párrafo de las remembranzas escitas por mi Capitán de Navío de la Reserva, Álvaro Munárriz Bula, -veterano, además, de la guerra de Corea-

En el año de 1976 el Señor General Rafael Navas Pardo siendo comandante del grupo ingenieros militares retirados logra que el mando militar autorice el inicio de un curso de profesionales con el propósito de contar con un grupo de integrantes de  todas las disciplinas para que apoyen logística y administrativamente, en caso de una movilización y lograr la integración cívico militar de un importante número de la dirigencia

En mi personal opinión, todo esto se da en un contexto histórico en que la fractura institucional ocasionada por el golpe militar de 1953 había dejado heridas aún no cicatrizadas entre el estamento civil y el estamento militar.

Era más que oportuno –¡necesario!- , fortalecer la democracia y construir puentes entre la sociedad civil y la institución castrense que contribuyera a reconstruir la confianza sellada por el pueblo colombiano 20 años antes como resultado  del plebiscito de 1957.

Era más que oportuno –¡necesario!- , fortalecer la democracia y construir puentes entre la sociedad civil y la institución castrense que contribuyera a reconstruir la confianza sellada por el pueblo colombiano Clic para tuitear

Es así como el Ejercito Nacional da los primeros pasos en la gestación de la historia del Cuerpo de Profesionales de la Reserva en 1976, y dos años después la Armada Nacional sigue la misma ruta conformando el primer contingente de profesionales  de la Reserva Naval en la ciudad de Barranquilla.

El relato del citado Capitán Munárriz Bula describe con precisión aquella memorable fecha:

“El 28 de Julio de 1978 estábamos en formación 31 profesionales de diferentes especialidades, que fuimos seleccionados para iniciar el primer curso de la Reserva Naval, con otra visión de patria y deber ciudadano”. Yo, entre ellos, a mucho honor.

Es justo reconocer los méritos que le corresponden al Sr. Almirante Manuel Fernando Avendaño Galvis, en ese entonces Capitán de Navío y comandante de la Base Naval ARC de Barranquilla, hoy Escuela Naval de Suboficiales ARC Barranquilla; Institución donde se educan los marinos y grumetes que protegen el azul de nuestro tricolor nacional, y a la vez se preparan académicamente en múltiples disciplinas a nivel de posgrados tecnológicos.

El Sr. Almirante Avendaño Galvis, quien fue después Comandante de la Armada Nacional, asumió la responsabilidad de hacerse cargo de conformar y dirigir con éxito el primer curso de Profesionales de la Reserva de la Armada Nacional.

Han transcurrido 41 años desde aquel lejano primer día, y la Reserva ha prestado su apoyo ininterrumpidamente a los 20 Directores de la Escuela Naval de Suboficiales ARC Barranquilla que han dirigido la Institución; así  como a los oficiales activos, suboficiales, grumetes, marinos y soldados de infantería marina.

Además, de manera muy especial, a los sectores más vulnerables de nuestra querida ciudad beneficiarios de la acción cívico-militar que irriga sobre ellos continuas brigadas de atención a sus necesidades básicas insatisfechas.

Ser parte y puente, entre la institución armada y la sociedad civil, es un honor que demanda responsabilidades y deberes que se asumen con dignidad.

Los Oficiales Profesionales de la Reserva deben ejercer sus diferentes profesiones en la sociedad civil con decoro y pulcritud, y a la vez portar el uniforme militar con igual actitud cuando se les requiera para servir a la Institución y a la Patria.

El Comandante de la Escuela Naval de Suboficiales, Sr. Contralmirante Juan Ricardo Rozo; y el Comandante de la Reserva Naval CF RVA Carlos Enrique Lindemeyer Hinterlach, cumplen hoy una destacada labor al interior de la Institución pero que además trasciende a todos los sectores de Barranquilla y el Departamento, que la miran con respeto y le demuestran su afecto.

Ese sentimiento de calidez de nuestras gentes por la gloriosa Armada Nacional, lo percibimos con orgullo el pasado 20 de Julio cuando marchamos en el desfile militar por las calles de Barranquilla, para conmemorar nuestra  fecha patria.

Ese sentimiento de calidez de nuestras gentes por la gloriosa Armada Nacional, lo percibimos con orgullo el pasado 20 de Julio cuando marchamos en el desfile militar por las calles de Barranquilla Clic para tuitear

A nuestros compañeros del primer contingente de Oficiales Profesionales de la Reserva Naval -ausentes y presentes- van estas palabras de reconocimiento por su abnegada labor de 41 años al servicio de la Institución, de la Patria y de nuestro terruño.

Orlando Abello Martinez-Aparicio
Acerca de Orlando Abello Martinez-Aparicio 15 Articles
Doctor en Derecho y Ciencias Políticas de la Universidad de Cartagena. Especialista en Derecho de Sociedades de la Universidad Javeriana. Ex Embajador de Colombia en Canadá. Ex Registrador Nacional del Estado Civil. Ex Congresista. Miembro de la Academia de Historia de Bogotá y de la Sociedad Bolivariana. Abogado asociado en la firma De La Espriella Lawyers Enterprise. Árbitro en las Cámaras de Comercio de Bogotá y de Barranquilla.