Claudia, “trabaje juiciosa sumercé”

Nicolás Camilo Rivera Mejía

Nicolás Camilo Rivera
Claudia, por Dios deje de querer mojar reflectores siempre, eso que usted hizo no es más que politiquería barata, no busque ser la redentora de Leticia. Clic para tuitear

 

El pasado domingo 14 de febrero no solo se destacó por la amargura de unos cuantos cuando publicaban a rabiar que en nuestro país el día de “San Valentín” no se debía celebrar en febrero debido a que nosotros teníamos nuestro propio día de “Amor y Amistad” en septiembre o porque se hizo viral el oso monumental que protagonizó el alcalde de Medellín Daniel Quintero el pasado 12 de febrero, durante la entrega de 3 mil computadores a estudiantes de 6 instituciones de educación superior, precisamente cuando destacaba la calidad de los mismos, uno se le cayó y se le dañó la pantalla, recuerdo las siguientes palabras; «Estos computadores son realmente muy buenos… No se dañan, es de verdad que no se dañan, este un poquito, pero no se dañan, están hechos para eso precisamente», volviendo al tema central de este escrito, el 14 de febrero fue memorable debido a que nuestra ilustre Alcaldesa Mayor, la señora Claudia López, durante una transmisión en la cual estaba explicando la nueva campaña de cuidado para combatir el coronavirus, le dijo a una ciudadana que se acercó a pedirle ayuda: “trabaje, trabaje juiciosa sumercé”.

Es de destacar la total frialdad e indiferencia con la que la alcaldesa le habló a la ciudadana que estaba sentada en el piso bajo el sol, ciudadana que muy seguramente buscará para pedirle el voto en la siguiente contienda electoral en la que postule su nombre. Así no Claudia, no le estoy pidiendo que se quede hablando con ella ni mucho menos, pero por lo menos muestre un poco de decencia y respóndale mejor, todo el tiempo vive diciendo que “viene de abajo” para así captar incautos en las elecciones, pero cuando esas personas de escasos recursos se le acercan a pedirle soluciones las manda a trabajar, ¿Usted no era de esas que criticaba el “trabajen vagos” de la Senadora Cabal? estoy totalmente seguro de que sí.

Es muy fácil mandar a “trabajar juiciosa” a una mujer que vive del diario cuando se tienen ingresos fijos de poco más de 16 millones de pesos mensuales, sin contar el salario de casi 35 millones de pesos de su esposa la Senadora Angélica Lozano, en total su hogar recibe más de 50 millones de pesos, eso sin contar que vive del Estado desde 2014 y su esposa desde 2011, tendrán buenos ahorros creería yo.

Poco antes de ese bochornoso suceso la cuenta de twitter @bogotamuyfirme publicó un trino en el cual nos informaba que Claudia destinaría casi 7 mil millones de pesos para eventos presenciales en su despacho, algo bastante contradictorio, sobre todo teniendo en cuenta que es de las que más habla de austeridad y critica cualquier inversión del Gobierno. El trino antes mencionado y el “trabaje juiciosa sumercé” la dejaron muy mal parada ante la opinión, opinión que es el eje central de esa alcaldía puesto que parece más una presentadora que una alcaldesa, debía revertir eso de inmediato, pasaron 5 días en los que se escondió, hasta que vio la oportunidad de salir a mostrar su “solidaridad” con el país (solidaridad que disimuló muy bien cuando le pidieron ayuda durante la trasmisión), más específicamente con el Amazonas, cuando publicó que “Bogotá con gusto cedería parte de su asignación para que se cubra el personal de la salud allá”, pero Claudia, por Dios deje de querer mojar reflectores siempre, eso que usted hizo no es más que politiquería barata, no busque ser la redentora de Leticia, preocúpese un poco más por la ciudad que la eligió como la primera mujer alcaldesa; cualquier persona con dos dedos de frente sabría que la prioridad ahora es la densidad demográfica, se está buscando la inmunidad de rebaño, no la inmunidad individual, inmunidad que se está viendo afectada por la politiquería barata y la falta de empatía.

Para finalizar este escrito, quiero primero invitar a Claudia a que se ponga en los zapatos de las demás personas cuando en un futuro no muy lejano otro ciudadano se acerque a pedirle ayuda, ojo no estoy pidiendo que le de trabajo o ayudas monetarias a todo el mundo, estoy pidiendo un mínimo de empatía y que por lo menos escuche las problemáticas de la gente, recuerde que la base de toda democracia es el diálogo popular y segundo quiero invitar a los demás alcaldes y gobernadores a que no le sigan el ejemplo de esta redentora de papel, preocúpense primero por los ciudadanos que depositaron su confianza en ustedes el pasado 27 de octubre de 2019, por último quiero pedirle a la ciudadanía en general a que dejen de meterle política a algo tan vital como lo es la vacunación que va innegablemente conexa a la salud y la vida de todos nosotros.

Acerca de Nicolás Camilo Rivera Mejía 73 Articles
Joven abogado santandereano modelo 95 enamorado de la política, activista político y social desde los 17 años, tuitero y ahora columnista de opinión. #MásLideresMenosPolíticos.