Cortinas de Humo, Muy Convenientes para NOBELBRECHT y sus Aliados

Duván Idárraga López

Duván Idárraga
Si gran parte de medios y periodistas actuaran con rigurosidad y objetividad, con insistencia y persistencia, exigirían que se conozca toda la verdad del escándalo de la financiación ilegal a la campaña de Juan Manuel… Clic para tuitear

 

Desde que estuvo en el poder Juan M Santos, alias Nobelbrecht (con dineros ilegales de Odebrecht ganó reelección y a partir de ahí el Nobel), se caracterizó por manipular y comprar gran parte de  medios de comunicación ocultar los escándalos (en especial temas de corrupción) en los que se vio involucrado su gobierno; adicionalmente, para engrandecer los pocos logros de sus perversos 8 años. Para ello destinó billones de pesos del erario vía Pauta publicitaria, contratos, asesorías, etc. Recordemos que seis meses antes de la reelección en 2014 dilapidó $2,3 billones en publicidad y eventos. Como los populistas, sabía que metiendo a gran parte de los medios y periodistas en su bolsillo aseguraba el silencio cómplice de estos y una caja de resonancia a temas de su interés.

Lastimosamente, esos que sucumbieron a la desbordada cantidad de recursos que entregaba (la denominada mermelada, que sirvió para comprar todo tipo de apoyos) cumplieron dichosos con el cometido. Me resulta particularmente extraño que, después de más de dos años de haber salido del poder, continúen ocultando aquellos temas que resultan incómodos para el expresidente Santos; parece que el coma diabético por exceso de mermelada durante los 8 años en el poder aún persiste.

No encuentro explicación lógica diferente a la comentada para entender las razones por las cuales un escándalo como el de la financiación ilegal de la campaña de reelección de Juan Manuel Santos por parte de la multinacional ODEBRECHT no esté en primera plana de los principales medios de comunicación, ni sea un motivo continuo de titulares de prensa de cadenas noticiosas de televisión y radio; más aún, cuando se ha conocido apartes de las indagatorias de algunos de los personajes más cercanos a Santos que confirmaron que su campaña recibió de esa multinacional recursos para la segunda vuelta en cifras superiores al millón de dólares que reconoció Roberto Prieto en 2017 (según los testimonios, uno de ellos reconoce haber entregado casi $3.600 millones en efectivo; el Ñono Elias $800 millones más). Adicionalmente, como dijo el Ñoño Elías, muy seguramente a cambio de la firma del otro sí al contrato por la vía Ocaña – Gamarra; corrupción por punta y punta.

Dentro de ese objetivo perverso de tapar la verdad y beneficiar a Nobelbrecht, varios medios de comunicación hacen eco a los rumores que origina la izquierda y que ayudan a desviar la atención de la opinión pública a temas diferentes a los de escándalo de corrupción de  Santos. La semana que termina mostró como la izquierda (recordemos que ayudó a reelegirlo) inventó que el presidente Duque y su partido radicarían un proyecto de ley para extender el período alcaldes, gobernadores y el del propio presidente; esos medios hablaron del tema y desviaron la atención del escándalo de la financiación ilegal y de su relación con el otro si mencionado del que ahora nada se dice.

Con la estrategia que manejaron medios y la izquierda lograron dos objetivos: Uno, atacar al presidente Duque y al partido de gobierno; de paso el señor de la bolsa y sus aliados buscaron encrespar los ánimos de la opinión pública convocando marchas de protesta por lo que él denominó un atentado contra la democracia pese a que es un proyecto que no es de autoría del gobierno y que  tajantemente fue rechazado. Dos, desvió la atención de la opinión pública del escándalo que involucra a Nobelbrecht, a sus ministras Gina Parody y Cecilia Alvarez (a quien Santos calificó de impolutas), algunos de sus funcionarios y aliados políticos. No se volvió a hablar de este tema; como los gatos, echan arena a las heces y de esta forma buscan pasar la tormenta desatada en semanas anteriores con las declaraciones ante la Fiscalía de varios de los involucrados.

Si gran parte de medios y periodistas actuaran con rigurosidad y objetividad, con insistencia y persistencia, exigirían que se conozca toda la verdad del escándalo de la financiación ilegal a la campaña de Juan Manuel Santos; la participación de su familia (su hijo como director de la Fundación Buen Gobierno, su esposa que habla con Roberto Prieto), sus ministras Parody y Alvarez, otros funcionarios y políticos cercanos a ese gobierno y relación de esos aportes con la  firma del otro sí por la construcción de la vía Gamarra – Ocaña. Pero no, nos pusieron a hablar de un tema distinto y sin ningún fundamento; es la manera en que la izquierda y muchos medios de comunicación generan cortinas de humo que resultan muy convenientes para Nobelbrecht y sus aliados.

EL COLMO 1: La Nayibe candidata ofrecía trasparencia y respeto por los recursos públicos, en eso basó parte de su campaña contra la corrupción y la inútil consulta que nos costó $330.000 millones; pero la Nayibe alcaldesa derrocha en costosos asesores, campañas publicitarias, compra de medios vía pauta oficial (como buena populista) y adquisición de costosos equipos para sus funcionarios…y hay quienes le comen cuento. NO HAY DERECHO.

EL COLMO 2: En su entrevista para una revista, el señor de la Bolsa dijo varias mentiras; entre ellas que fue un brillante estudiante de economía ( en notas publicadas en redes se observa que perdió política monetaria y economía agraria; también su propuesta de emitir billetes sin respaldo confirman su deficiencia en estos temas) y que en su gobierno se reparó la iglesia del Voto Nacional, Peñalosa lo desmintió y recordó que fue su alcaldía. Aun así, hay quienes creen que Petro fue el sexto mejor alcalde del mundo. NO HAY DERECHO.

Avatar
Acerca de Duvan Eduardo Idarraga L 144 Articles
Administrador Empresas Univalle, Especialista en Finanzas ICESI; amo al glorioso Ejército de Colombia. Chaparraluno de nacimiento, caleño por adopción; opinador por gusto y por convicción sobre la realidad politica y económica del país.