¡CUIDADO CON LA REFORMA!

Armando Barona Mesa

Armando Barona M.

Voté por Iván Duque con deseo patriótico de acertar. Se trataba de un hombre muy joven, limpio y brillante, como había sido su padre, mi amigo. Se decía entonces, tal vez como ahora, que el país necesitaba caras nuevas. Y el tiempo se ha encargado de mostrarme que ese era el hombre. Ha dejado clara su capacidad de trabajar. Es sencillo y se unta de pueblo y no hace promesas falsas, ni tiene temor por los peligros que le asoman en todas partes de falsos ejércitos terroristas, armados hasta los dientes con los recursos incalculables del narcotráfico. Nuestra maldición.

Todos los días, sin mostrar fatiga, en un país de mucho más de un millón de kilómetros cuadrados, tres cordilleras, grandes ríos y selvas que han ido devastando para sembrar coca. Ah esta Colombia de tanta delincuencia, que como el mundo de hoy, es quizás producto  de aquella explosión demográfica sin control, generadora de los cuadros más altos de pobreza, desempleo y por lo mismo violencia, que intuyó, aunque con fines destructores, un clérigo inglés de apellido Malthus. Los bienes de consumo crecen a un ritmo aritmético (dos más dos, más uno tres) mientras la población crece a un ritmo geométrico (2x2x4 etc.) A los que no alcanzaran el ritmo, había que eliminarlos, propuso el inglés. Absurdo. Pero lo que sí es una labor principal de todo gobierno es adelantar una rigurosa planificación familiar, que ya hicieron los chinos con buen resultado.

Bueno, el asunto es que tenemos un presidente progresista -no crea el señor Petro que ese es un adjetivo exclusivo de su causa o doctrina que es el marxismo). Pero un juego arbitrario de manejo de los medios y de la mentira suelta como lagartijas, ha intentado abusivamente crear la imagen de que el presidente es un atolondrado, con un programa ladrilludo diario que es el del Covid, y una falta de combatividad palpable dizque para no aumentar la polarización.¿Ha sido débil Duque? No lo veo así sino al contrario; pero si conozco que son los mamertos y sus idiotas útiles los que distorsionan la verdadera personalidad del presidente. Clic para tuitear Es un juego harto conocido por su deshonestidad, como que para ellos todo vale en política y es propio mezclar todas las formas de lucha.

Ahora que la pandemia agotó nuestra economía y la del mundo, Duque intenta una reforma tributaria contra la cual, aunque no se conozca, se han elevado voces autorizadas como la de Vargas Lleras, Juan Lozano y Carlos Caballero Argáez. Y les asiste la razón. Es por eso que pienso que no se pueden gravar las pensiones, cosa además ilegal, o el capital, terminando con una expropiación, o el iva de la canasta familiar. O a la no socorrida clase media. Oh Dios, ilumina el gobierno humano que comete errores.

¡CUIDADO CON LA REFORMA! Clic para tuitear

 

Armando Barona Mesa
Acerca de Armando Barona Mesa 43 Articles
Abogado de la Universidad del Cauca, historiador, periodista de opinión, ensayista y poeta. Senador de la República y embajador en Polonia, en las Naciones Unidas y en varios foros mundiales. En la actualidad, Vicepresidente de la Academia de Historia del Valle del Cauca y columnista de la revistas Épocas y Cali-Viva.