De Rusia con amor

Eduardo Benítez Gaitán

@EduardoBenitezG 

De Rusia con amor Columna de Eduardo Benítez Gaitán Clic para tuitear

La agencia de noticias RT anunció la apertura de un centro de capacitación de pilotos de helicópteros en Venezuela el 29 de marzo. De acuerdo a la versión oficial de la empresa rusa Rosoboronexport, dicho centro capacitará a personal en el uso de los helicópteros Mi-17V5, Mi-35M y Mi-26T.

Previo a este anuncio es pertinente recordar el cruce de declaraciones entre Washington y Moscú en torno a la creciente presencia rusa en el país vecino, cuyo antecedente inmediato fue la llegada de dos aviones rusos el sábado 23 de marzo a Maiquetía, los cuales, de acuerdo a fuentes de Venezuela, venían con material bélico y un centenar de militares rusos a la cabeza de un general.

En replica a estas versiones, el Kremlin afirmó que dichos aviones se enmarcaban en los acuerdos de cooperación con Venezuela y consistía en el transporte de “especialistas”.

Lo que a todas luces debería prender las alarmas de políticos y medios de comunicación en Colombia apenas se limitó a las declaraciones de rechazo del Canciller colombiano y del Grupo de Lima, lo cual da cuenta de nuestra deficiente cultura estratégica y que tardaremos décadas para desterrar la nefasta “Doctrina Lleras” donde los civiles se dedican a la “política” y los militares a la “seguridad”.

Lo que a todas luces debería prender las alarmas de políticos y medios de comunicación en Colombia apenas se limitó a las declaraciones de rechazo del Canciller colombiano y del Grupo de Lima Clic para tuitear

Mientras Maduro refuerza su cooperación militar con Rusia y China, abre sus puertas a sus “especialistas”, anuncia el crecimiento de sus milicias de 500 mil a dos millones dotados de fusiles y misiles antiaéreos rusos Igla y establece “colectivos de seguridad fronteriza” con apoyo de las disidencias de las FARC y el ELN, que ya actuaron brutalmente el pasado 23 de febrero en la frontera; acá en Colombia se satanizó la iniciativa de la Fuerza Aérea de dotar al país de un sistema de defensa aérea para nuestra infraestructura estratégica energética, vial, de comunicaciones, militares y de gobierno, además seguimos enfrascados en la necesidad impostergable del cambio de los cazas Kfir, que ya pasan de los 30 años, con riesgo de perder superioridad aérea.

A lo largo de casi 20 años de cooperación ruso-venezolana, el régimen chavista se ha dotado cazas Su-30Mk2, adquisición de tanques, adopción del fusil kalashnikov para las Fuerzas Armadas venezolanas, la intensión de abrir una fábrica de dichos fusiles en Venezuela este año y la compra y activación del sistema antimisiles S-300, considerado el más avanzado en América Latina y que ha jugado un papel decisivo en la guerra civil siria para el sostenimiento de Bashar el Assad, aliado de Putin.

Hace años que el equilibrio estratégico se ha roto en América Latina y Colombia es la más perjudicada por un coctel explosivo: Una Venezuela política y económicamente inestable, donde el narcotráfico, la crisis económica, el tráfico ilegal de oro venezolano, la corrupción, la presencia descontrolada de paramilitares de extrema izquierda (colectivos), ELN, disidencias de las FARC y un régimen militarista y dotado de armas de última generación ya atentan contra nuestra seguridad  y defensa nacional.

¿Qué hacer? A Colombia, por mucho menos (la instalación de bases militares de EEUU para lucha contra el narcotráfico) la sentaron en el banquillo de los acusados en una cumbre de UNASUR en 2009. Por ende y con base en el contexto político regional, se hace imprescindible que nuestro país formule una estrategia integral (política, militar, diplomática y comunicacional) para recuperar el equilibrio estratégico.

Hace años que el equilibrio estratégico se ha roto en América Latina y Colombia es la más perjudicada por un coctel explosivo: Una Venezuela política y económicamente inestable Clic para tuitear

Lo anterior pasa, en primer lugar, por abrir un debate de alto nivel, serio, sosegado y técnico sobre las implicaciones de la creciente injerencia rusa y china en Venezuela para nuestra seguridad y defensa nacional.

En segundo lugar, se debe generar la voluntad política y el apoyo ciudadano para avanzar en la modernización y fortalecimiento de nuestras capacidades de defensa y disuasión, en ese orden de ideas, la Política de Defensa y Seguridad para la Legalidad, el Emprendimiento y la Equidad da unas directrices claras al respecto: Formular una Estrategia de Defensa Nacional basada en la disuasión y en una postura defensiva, nunca de agresión, así como la modernización y generación de un Sistema de Defensa Nacional.

Y, en tercer lugar, Colombia, junto a Brasil, debe promover la discusión de un Complejo de Seguridad Regional que reevalúe conceptos lesivos a nuestros intereses como el de “Zona de Paz” promovido por la CELAC (organización creada en el marco de la estrategia geopolítica de Chávez y la dictadura cubana), recupere el equilibrio estratégico en la región y la blinde de la creciente injerencia de potencias extra hemisféricas.

Eduardo Alberto Benítez Gaitán
Acerca de Eduardo Alberto Benítez Gaitán 10 Articles
29 años, politólogo de la Universidad Nacional de Colombia (2012) y magister en Seguridad y Defensa Nacionales de la Escuela Superior de Guerra (2018) con diplomados en Seguridad Multidimensional de la Escuela Superior de Guerra y en Liderazgo Político Y Social de la Universidad Sergio Arboleda. Se ha desempeñado como Secretario de Gobierno y Desarrollo Social del municipio de Nuevo Colón (Boyacá).