Del “Estado de Derecho” al “Estado de opinión”.

J. Sebastián Gutiérrez Herrán

@SebastianGutih1 

Del “Estado de Derecho” al “Estado de opinión” Columna de J. Sebastián Gutiérrez Herrán Clic para tuitear

Es pertinente aclarar que esta columna no tiene como interés un denso debate en torno a la filosofía del Derecho, o la Teoría del Estado, en ello no soy experto ni mucho menos; Son sólo unas simples conjeturas respecto a lo qué evidencio como procesos macro-institucionales y por qué no sociológicos por los que transita de manera orgánica el Estado-Nación colombiano en las ultimas 3 décadas. La lectura es crítica…

Las luchas por la Democracia.

Las diferentes pugnas políticas que nacen del seno de ciertos sectores sociales han permanecido tradicionalmente en nuestro país disputando una noción dentro de la misma Democracia, que según cada espectro político debe imponerse; Una de ellas es ligada a las tendencias de izquierda como lo es una visión algo ambigua de la Democracia participativa, que según discursos desbordados de este espectro hacen referencia a un sistema abierto de participación institucional más amplio donde todo tipo de ciudadanos sin una cualificación predeterminada funja dentro de ellas y se haga participe de éstas.

Por otro lado algunos otros sectores de espectros más conservadores, o Derechas pugnan por el equilibrio dentro de la democracia participativa, y la democracia representativa (o tradicional), ambas se necesitan y deben conjugarse de manera  amalgamada, la participación democrática legitima por antonomasia la representación, van en consonancia mutua, y a mí modo de ver es la vía concreta y correcta de construir una democracia orgánica, natural.

Las diferentes pugnas políticas que nacen del seno de ciertos sectores sociales han permanecido tradicionalmente en nuestro país disputando una noción dentro de la misma Democracia Clic para tuitear

Sobre la visión y forma del Estado de Derecho y las dictaduras disfrazadas.

El Estado social de Derecho, tiene diferentes perspectivas según el teórico que aborde el concepto, pero en un conceso general se podría definir algunos puntos comunes que logran sintetizar esas ideas disimiles; El gobernante debe de dar ejemplo ante el respeto a la ley, el ordenamiento jurídico debe ser heterónomo, externo al gobernante, Órganos de poder independientes, ramas del poder público autónomas, combinación de democracia representativa y participativa, y en términos económicos hacer énfasis en el libre mercado y la empresa privado, esos elementos según algunos de los textos del ex magistrado Jaime Sanín Greiffenstein es la base natural de un Estado de Derecho legítimo.

Algunos dictadores latinoamericanos han tratado de aparentar una forma de Estado similar a la de un Estado social de Derecho, emulando que cumplen aparentemente con ese condicionamiento de fachada, con una constituyente como base. Para el caso de Venezuela y cuba bajo esa lógica de dictaduras la gran trampa está en la opinión pública, ahí es donde muestran su verdadero rostro, es por esa misma vía que el Estado de derecho evoluciona orgánicamente a lo que se conoce en filosofía del derecho y filosofía política como “Estado de opinión”, y aquí es donde muestran su verdadera cara dictatorial al mejor estilo de la vieja fórmula de los socialismos científicos marxistas. Es por ello que se rajan totalmente cuando el supuesto “Estado de social de derecho” que poseen se filtra en una fase alta y desarrollada del estado de Derecho que se denomina “Estado de opinión”, qué da libertades a la ciudadanía para la libre opinión de cualquier forma a las instituciones del Estado o cargos administrativos públicos de quienes representan jurídica, legislativa o políticamente a dichos ciudadanos.

 Es allí donde esos estados como Cuba y Venezuela castran los sueños de un Estado verdaderamente democrático, ya que como bien lo explico arrancan esa posibilidad a la ciudanía de opinar para bien o para mal sobre sus gobernantes, sólo se puede tener simpatías en esas dictaduras, la oposición es fuertemente satanizada y casi que no se puede ejercer a cabalidad como si se puede hacer en un Estado de derecho real.

Es allí donde esos estados como Cuba y Venezuela castran los sueños de un Estado verdaderamente democrático, ya que como bien lo explico arrancan esa posibilidad a la ciudanía de opinar para bien o para mal Clic para tuitear

(La censura de los medios es contrario al Estado de Derecho, por el contrario es un retroceso con matices dictatoriales, la vía real del Estado de derecho es avanzar a  “Estado de opinión “).

J Sebastian Gutierrez Herran
Acerca de J Sebastian Gutierrez Herran 51 Articles
Padre de Viko, nieto de Flaminio Herrán. Caldense por fortuna de Dios; Padre Manizaleño y Madre del oriente de Caldas. Coaching en Trabajador Social empresarial y organizacional. Tres años de experiencia laboral en el sector privado y un año en proyectos del sector público. Aficionado amateur de la filosofía-política, la Historia, la sociología el Derecho. Me gusta el cine clásico de John Wayne, Ford y Clint Eastwood. Amante de la música de Vikernes, Piazzolla y Antonio Aguilar.