Del silencio cómplice a la indignación

CECILIO JOSÉ CONTRERAS G

@Ceciliojosecont

Del silencio cómplice a la indignación Columna de Cecilio José Contreras Clic para tuitear

Al ex ministro Guillermo Botero le ganó  el miedo, el no decir que hubo menores de edad en las bajas que se dieron en el bombardeo del campamento de  alias Giraldo o el cucho, por el simple temor del que dirán de la prensa mamerta, fue un grave error. Esto le pasó  la factura y terminó con su renuncia. Ocultar esa información le dio fuerzas a los críticos del gobierno de Duque.  

Es sorprendente la hipocresía que manejan ciertos políticos, ahora si les importan los niños, cuando pasaron años guardando silencio ante las graves acusaciones de reclutamiento y violaciones que tienen los miembros de las farc. Esos que le hicieron el debate al ex ministro Botero, son los mismos que se toman fotos con Timochenko, Losada, pastor Alape y compañía.  Su cinismo es extremo. 

Es sorprendente la hipocresía que manejan ciertos políticos, ahora si les importan los niños, cuando pasaron años guardando silencio ante las graves acusaciones de reclutamiento y violaciones Clic para tuitear

La prensa mamerta en su afán de amarillismo, no dudó  en culpar al gobierno por este acto (totalmente legítimo dentro del DIH) sin al menos mencionar los reclutamientos forzados a manos de las farc. Esa misma prensa era la que se descrestaba con Juan Manuel Santos y su respuesta “hay que tragarse ese sapo”.  Les encantaba “tragarse ese sapo” cuando hay cero cárcel para violadores, narcotraficantes, para reclutadores de menores, pero ante una operación legítima contra el terrorismo, tergiversan los hechos para crear desconcierto e indignación en la sociedad. 

Les dieron una nueva estrategia a los terroristas, incrementar el reclutamiento de menores y llevarlos a cada campamento donde hay un jefe será su prioridad y su nueva forma de defensa. Las constantes violaciones y torturas no serán suficientes para estos menores, ahora serán carne de cañón ante cualquier ataque de las FFMM y lo que es aún mejor para ellos es que legitimizaron  un crimen de lesa humanidad. Se ganaron la lotería sin comprarla.  

Este show dio para todo, hasta Carlos Antonio Lozada, alias tornillo, condenó el reclutamiento a menores. Un tipo que participó  del reclutamiento y violaciones y no pagará un solo día de cárcel, no ha pedido perdón ni ha reparado a sus víctimas. Hasta donde llegará  una sociedad donde los mayores violadores, narcotraficantes y autores de delitos de lesa humanidad, se creen con la autoridad moral de condenar lo que ellos hicieron sin piedad.  

El falso interés por los niños reclutados por las guerrillas por parte de algunos senadores, es la demostración que lo único que se quiere es que el gobierno fracase en la lucha contra el terrorismo. Si fueron capaces  de conceder a un grupo narco terrorista todo lo que quisieron, a pesar de sus delitos, de igual manera no dudarán en proteger criminales por todos los medios, incluso proponiendo moción de censura al ministro que los combata.

El falso interés por los niños reclutados por las guerrillas por parte de algunos senadores, es la demostración que lo único que se quiere es que el gobierno fracase en la lucha contra el terrorismo. Clic para tuitear